Blogs

La lección que podemos aprender durante una crisis

Por Alistair Cox, CEO de Hays

 

¿Por qué seguir aprendiendo es crucial para superar con éxito la era de la COVID-19?

Es obvio que la pandemia nos ha cogido a todos y todas (tanto a los gobiernos y organizaciones como a la gente corriente) por sorpresa. Sin embargo, muchos han superado ya la fase de «crisis» que trajo consigo la necesidad de enfrentarse a la pandemia para plantarle cara a la llamada «nueva normalidad». A medida que nos abrimos paso por el escabroso camino que nos ha tocado recorrer, conviene recordar que algunos de los efectos negativos duraderos de la pandemia podrían no ser totalmente inéditos y, lo que es más, podemos mitigarlos.

No invertir en aprendizaje perjudicará tu reserva de talentos y desarrollo futuros

Muchos aún recuerdan la crisis económica del año 2008: la huella de las lecciones aprendidas entonces sigue bien visible y aún notamos su presencia. La experiencia de las organizaciones más resilientes, que resurgieron con fuerza, es el ejemplo que los líderes de hoy pueden seguir para garantizarse el crecimiento a largo plazo. Además, nos sirve de recordatorio para asegurarnos de que no volvemos a cometer los mismos errores, como el de descuidar la importancia de promover una cultura basada en el aprendizaje.

Olvidarse de invertir en la adquisición de conocimientos tiene consecuencias a largo plazo en las reservas de talentos. En los últimos años, muchos de los sectores profesionales para los cuales buscamos personal han notado los efectos secundarios de no haberle dado la suficiente importancia a la formación y el desarrollo de sus empleados. Las empresas que durante la última recesión ahorraron en formación se enfrentaron (y aún tienen que enfrentarse) a una falta crónica de trabajadores cualificados, de manera que no siempre pueden aprovechar las oportunidades que llaman a su puerta.

En tiempos de cambio, adquirir conocimientos y aptitudes es de vital importancia. Si quieres que tu empresa esté preparada para afrontar cualquier reto que se le presente, tus empleados deben tener las aptitudes adecuadas, y eso significa mantener al día su capacidad para adaptarse y no perder en productividad. Al investir en aprendizaje, desarrollo y formación, las empresas y sus trabajadores contarán con los conocimientos y aptitudes necesarios no solo para mantenerse a flote, sino también para prosperar en un mundo laboral que evoluciona a pasos agigantados.

Lamentablemente, muchas compañías se han centrado en hacerle frente a los retos más inmediatos que nos ha planteado la pandemia, dejando la formación de sus empleados muy rezagada en la lista de prioridades. De hecho, es algo que sigue sin entrar en los planes de algunas de ellas. Y estos son precisamente los sectores que tienen que rectificar y ponerse manos a la obra lo antes posible, ya que no se arriesgan solo a quedarse atrás cuando las cosas vuelvan a su cauce en el mercado: también se exponen a que su plantilla pierda el entusiasmo y la motivación, de manera que les resultará muy difícil atraer el talento que tanto necesitan.

Cuando un profesional sopesa una oferta de trabajo, las oportunidades que le ofrece para aprender y seguir creciendo son uno de los factores más importantes. Es algo sobre lo cual la mayoría de los candidatos pregunta durante la entrevista, y algo que la mayoría de las empresas dice ofrecer. El aprendizaje continuo y la capacidad de mejorar sus aptitudes ya no están reservados para el personal de menor antigüedad: los profesionales con más experiencia son igual de conscientes del importante papel que juega la continua evolución digital y de que sus aptitudes tienen que adaptarse al ritmo vertiginoso e imparable al cual cambia el mundo laboral.

En resumen, quedarse atrás en el aprendizaje y desarrollo tendrá consecuencias catastróficas a la hora de encontrar, atraer y retener a la gente con más talento en el futuro, y las tiene ahora en el ámbito de la innovación y el crecimiento. La cuestión es la siguiente: ¿qué es lo que los líderes deberían hacer para fomentar una cultura de aprendizaje dentro de sus equipos y empresas?

1. El aprendizaje no es solo responsabilidad de los empleados/as
 

Sería fácil decir que cada individuo es el único responsable de aprender de manera continuada, pero eso no es más que una pieza del rompecabezas.

Lo que los líderes deberían hacer es fijarse en las carencias dentro de su organización y centrar sus esfuerzos en conseguir que los miembros de su equipo se formen para cubrir las lagunas existentes. Resulta esencial pensar a largo plazo: ahora que sabes en qué fallas en este momento, plantéate si dentro de 12 meses, o de cinco años, tu punto débil se encontrará en el mismo lugar. Una vez tengas una imagen más global del asunto podrás establecer una línea de formación y desarrollo que se ajuste a tus necesidades a largo plazo.

2. Aborda la formación con flexibilidad

Por otra parte, los líderes deberían plantearse la naturaleza de las oportunidades que les ofrecen a sus empleados para formarse: un curso no tiene por qué consistir (y en los tiempos que corren, caracterizados por la importancia de la distancia social, no debería consistir) en pasarse el día en una sala de reuniones. Por el contrario: los cursos deberían ofrecerles a los empleados flexibilidad y la posibilidad de formarse a distancia. Cada persona debería poder ajustarlos a su manera de trabajar y a sus preferencias, adaptarlos a sus necesidades.

Gracias a las nuevas tecnologías y a las plataformas de educación a través de Internet, tales como Hays Learning, los trabajadores pueden hacer sus cursos donde y cuando deseen, de la manera que más les convenga. Los profesionales se mueren de ganas, de manera que los jefes de equipo deberían plantearse cuáles son las plataformas de formación en línea que mejor se adaptarían a las necesidades de su personal.

3. Promueve tu propia ruta de aprendizaje
 

Es de vital importancia que te asegures de que todos tus empleados/as tienen acceso a estas oportunidades de formación, de que les resultan bien visibles y, sobre todo, que te encargues de fomentarlas. Muchas veces —demasiadas—, las empresas ofrecen a sus trabajadores la posibilidad de formarse, pero estos no son conscientes de ello y no aprovechan la oportunidad.

Expláyate sobre estas oportunidades durante el proceso de contratación. Anúncialas a los cuatro vientos dentro de tu empresa. Recuérdales a tus empleados una y otra vez la importancia que adquirir nuevas aptitudes tiene no solo para el desarrollo de la empresa, sino de la carrera de cada uno de ellos. Lo esencial que resulta para que estén satisfechos con su trabajo. Y es aquí donde los líderes deben dar ejemplo: habla abiertamente de tu propia ruta por el aprendizaje, demuéstrales a tus empleados que te tomas tu formación y crecimiento profesional muy en serio. De esta manera, les inspirarás a hacer lo mismo.

Registra, gratis, tu empresa en nuestra plataforma de aprendizaje Hays Learning y ayuda a tus empleados a adaptarse al nuevo Mundo Laboral.

hays interview corner

Ver todas las entrevistas realizadas a expertos/as del Mercado Laboral.

Leer entrevistas

Promo blocks Blog

¿Estás buscando un nuevo reto en tu carrera profesional? Consulta nuestras ofertas en la web y contacta con nuestros consultores. 

Buscar empleo

¿Necesitas ayuda para cubrir una de tus vacantes? Cuéntanos más detalles. 

Registrar vacante

Tenemos cinco oficinas en España. Encuentra aquí tu oficina más cercana. 

Localizador