Blogs

5 aspectos a considerar cuando buscamos talento tecnológico

James Milligan, Global Head of Technology en Hays

 

El COVID-19 impulsó la demanda de talento digital y tecnológico a nivel mundial en 2020. Es así como las empresas pueden destacarse en un mercado competitivo.

La demanda de talento tecnológico ha evolucionado rápido desde la pandemia. Al principio hubo un gran incremento de demanda de candidatos que podían habilitarse para teletrabajar-  las personas con habilidades basadas en la nube que podrían implementar sistemas como AWS y Azure. Dentro de las primeras cuatro a ocho semanas de cierre, la demanda de estos candidatos aumentó en un 400 por ciento

Eso cambió rápidamente a interés en los candidatos de ciberseguridad. Si bien se buscaban habilidades técnicas en estos candidatos, las empresas también necesitaban personas que pudieran impulsar un cambio de comportamiento en los usuarios. Cuando los empleados estan trabajando desde casa, existen diferentes vulnerabilidades en comparación con trabajar en un entorno de oficina. Las organizaciones necesitaban candidatos que pudieran garantizar que los empleados estuvieran operando en un entorno seguro con la rápida implementación de nuevos sistemas.

Luego, vimos un aumento en la demanda de analistas y científicos de datos, particularmente en el Reino Unido. Hubo demanda por parte de los gobiernos centrales y los servicios de salud de personas que pudieran calcular los números en torno a COVID-19 y tener una visión predictiva de lo que vendría después.

También hubo cierta demanda privada para estos candidatos, con las empresas intentando comprender cómo podría haber cambiado su perfil de riesgo.

Esas tendencias se observaron entre marzo y mayo, pero ahora vemos que las empresas piensan a más largo plazo sobre su estrategia de talento digital y tecnológico. Estas son cinco de las áreas clave que las organizaciones deberán considerar al contratar talento tecnológico:

1. Planificar más hacia el futuro es clave

Después de los primeros meses, en los que las empresas se estaban poniendo al día, empezaron a mirar hacia el futuro. Entiendendo que COVID-19 estará aquí por algún tiempo y, en lugar de simplemente reaccionar a la crisis inmediata, las organizaciones han comenzado a planificar el futuro. De mayo a junio, hubo una caída en la demanda, ya que consideraron cuáles serían sus próximos pasos.

Muchas empresas, desde grandes empresas hasta organizaciones del sector público, tenían programas de transformación digital implementados, pero necesitaban identificar nuevas prioridades basadas en las nuevas necesidades de los empleados y clientes, ya fueran consumidores individuales o empresas. Muchos descubrieron que podían mejorar cuando se trataba de las herramientas que utilizaban para involucrar a las personas. También existía la necesidad de mejorar los escaparates virtuales, los sitios web y cualquier otra cosa que tuvieran las empresas para facilitar su relación directa con el cliente, que habría reemplazado o aumentado la interacción humana tradicional.

Descubrimos que estos negocios con visión de futuro nos llegaban con un enfoque planificado. Habían identificado su programa de trabajo y los tipos de personas que necesitarían para permitir el cambio y la transformación. La mayoría de las organizaciones ahora trabajan de manera ágil o semi-ágil, por lo que buscan habilidades que puedan permitir el cambio, pero también desarrolladores de software que puedan construir y desarrollar las aplicaciones que requieren.

2. Los procesos de contratación deben seguir evolucionando

Para tener éxito en su contratación en este mercado altamente competitivo, las empresas han tenido que evolucionar sus procesos rápidamente. La mayoría de las empresas tenían algún tipo de plataforma de video, pero la adopción fue pobre, en términos generales. COVID-19 lo convirtió en una necesidad porque todos trabajaban de forma remota, por lo que tuvo esa transformación acelerada, que aumentó muy rápidamente.

El siguiente desafío fue la incorporación. Muchas empresas no tienen un proceso de incorporación remota coherente en el que puedan incorporar a alguien a una empresa de una manera no física. Por suerte, las empresas de tecnología, o los departamentos de tecnología, se mueven de forma bastante ágil, casi siempre son los primeros en adoptar estos cambios. Están familiarizados con la tecnología y la defienden. Sin embargo, en general, COVID-19 ha acelerado el cambio cultural en las organizaciones digitales no nativas.

3. Vale la pena buscar fuera de sus grupos de talentos habituales

Las organizaciones se han vuelto mucho más flexibles en las zonas geográficas  desde las que contratarán. Recientemente, hemos ayudado a una empresa de Belfast que estaba dispuesta a buscar candidatos en tres zonas horarias. Están aprovechando un grupo de talentos mucho más amplio. Empezando a ver esta tendencia con más frecuencia.

Lo que queda por ver es lo que sucederá en los próximos seis a 18 meses y si esto se ha convertido en la norma o si estas colocaciones son valores atípicos dentro del mercado. Mi instinto me dice que, en tecnología, veremos muchos más talentos que no están vinculados a la situación geográfica de la oficina en la que están "basados".

4. Ha habido un cambio cultural en torno a la a adopción de tecnología.

Muchas veces, cuando los especializados en tecnología intentan lanzar nuevos sistemas en las organizaciones, el cambio de proceso es difícil y la gente no lo acepta rápidamente. Las personas se han visto obligadas a adoptar nuevas tecnologías rápidamente y eso ha cambiado para siempre la visión de muchas. La pandemia ha sido el cambio más grande que ha ocurrido en el mundo empresarial en nuestra vida, y colectivamente hemos demostrado que en cuestión de semanas, la mayoría de las organizaciones han podido pasar de trabajar en una oficina a un entorno de trabajo completamente remoto. En términos de comportamiento, los usuarios han demostrado que son capaces de realizar este cambio rápido, por lo que psicológicamente estarán más abiertos a nuevos sistemas en el futuro.

5. Las empresas necesitan un tiempo para reflexionar

Las organizaciones se han movido rápidamente y querrán volver atrás y revisar lo que hicieron a principios de 2020 para asegurarse de que sea sólido. Buscan un nuevo mundo híbrido en el que los empleados trabajen tanto desde casa como en la oficina. Estratégicamente, deben asegurarse de estar en una posición en la que puedan seguir funcionando y prosperando.

Es probable que este cambio hacia el trabajo híbrido signifique una aceleración en la transformación digital y eso significa que los profesionales de la tecnología con habilidades heredadas deberán volver a capacitarse para asegurarse de que tienen las habilidades necesarias en este nuevo mundo.

Finalmente, todas las organizaciones deben considerar lo que esto significa para los nuevos integrantes. Una gran parte del aprendizaje de cómo ser eficaz en el mundo del trabajo proviene de la observación, la orientación y la retroalimentación en tiempo real. Las organizaciones que han cambiado a un modelo remoto deberán considerar cómo gestionar esto.

hays interview corner

Ver todas las entrevistas realizadas a expertos/as del Mercado Laboral.

Leer entrevistas

Promo blocks Blog

¿Estás buscando un nuevo reto en tu carrera profesional? Consulta nuestras ofertas en la web y contacta con nuestros consultores. 

Buscar empleo

¿Necesitas ayuda para cubrir una de tus vacantes? Cuéntanos más detalles. 

Registrar vacante

Tenemos cinco oficinas en España. Encuentra aquí tu oficina más cercana. 

Localizador