Blogs

8 de las mejores formas de demostrar tu mentalidad de crecimiento en una entrevista de trabajo

Chris Dottie MBE, Director General Regional - Hays Sur de Europa

 
"Intentas algo, no funciona, y puede que la gente incluso te critique. En una mentalidad fija, dices: 'Lo he intentado, no funcionará'. En una mentalidad de crecimiento, buscas lo que has aprendido". Carol Dweck, psicóloga de la Universidad de Stanford
 

Por qué adoptar una mentalidad de crecimiento es más importante que nunca

En Hays España, revisamos el rendimiento de los nuevos compañeros después de sus primeros tres y seis meses en la empresa. Mis colegas que llevan a cabo estas revisiones de rendimiento atestiguarán que mi frase habitual en estas reuniones es "No me importa lo buenos que son, me importa cuánto están mejorando".

Para ser sincero, en muchos trabajos, el grado en que un empleado se ajusta al cien por cien al perfil de habilidades de un puesto no es un factor crítico de éxito. Sí, una mejor adecuación de las competencias puede reducir ligeramente la inversión en formación o producir resultados más rápidamente, pero el impacto en el éxito a largo plazo en el puesto suele ser marginal. Sin embargo, lo que sí es crítico es el grado en que los empleados tienen una mentalidad de crecimiento, a la que me referiré en breve, y fuertes habilidades de metacognición, es decir, saber cómo aprender, mejorar y crecer.

Como explicó nuestro director general, Alistair Cox, en su blog de LinkedIn, según Carol Dweck muchas personas tienen una mentalidad mayoritariamente fija, creyendo que sus habilidades son relativamente inalterables. Por otro lado, "una mentalidad de crecimiento consiste en creer que puedes desarrollar tus habilidades y capacidades existentes con la práctica y el esfuerzo. En resumen, si tienes una mentalidad de crecimiento, crees que, independientemente del nivel de capacidad que poseas ahora mismo, siempre hay algo nuevo que puedes aprender y mejorar". O, citando a un analista del comportamiento humano con una visión ligeramente diferente, Muhammed Ali: "El hombre que ve el mundo a los 50 años igual que a los 20 ha desperdiciado 30 años de su vida".

Creo que todos estamos de acuerdo en que lo único constante en el mercado laboral actual, que evoluciona a gran velocidad, es el cambio. Y trabajar en este contexto significa que, para tener éxito, debemos intentar abordar cada tarea, por muy desafiante que sea, con una mentalidad de crecimiento. ¿Por qué? Porque todo este cambio significa que vamos a tener que trabajar más a menudo fuera de nuestra zona de confort, como explica Alistair: "Para la mayoría, esto significa actuar fuera de nuestras zonas de confort más a menudo. Significa dejar de trabajar en esferas fijas en las que sabemos que podemos actuar bien, esferas en las que no se percibe el riesgo de fracasar o de parecer estúpido. Un cambio para tratar con diferentes departamentos y socios y proveedores externos con mayor regularidad, para interactuar con personas que podemos considerar más informadas que nosotros, personas que es más probable que veamos como una amenaza".

 

Cómo demostrar a tu entrevistador que tienes una mentalidad de crecimiento

Los empresarios también reconocen que si sus empleados tienen una mentalidad rígida, existe el riesgo inherente de que sus organizaciones también sean rígidas, es decir, sin los ingredientes necesarios para innovar y avanzar. Entonces, ¿cómo puedes demostrar a tu entrevistador que tu mentalidad es de crecimiento? A continuación, te presento ocho formas clave en las que creo que puedes hacerlo:
 
1. Prepárate bien la entrevista de antemano
 
Las personas con mentalidad de crecimiento verán una entrevista de trabajo como una oportunidad para aprender más sobre una empresa y el sector en el que opera. Lo verán como un reto que tienen que superar, y afrontarlo de forma proactiva y positiva, en lugar de sentirse intimidados o asustados.
 
Una forma de demostrar a tu entrevistador que tienes la mentalidad de crecimiento que están buscando es no escatimar en tu investigación previa a la entrevista. Considera la preparación de la entrevista como un proyecto en sí mismo: sé minucioso. Investiga la empresa en su totalidad, a tu entrevistador, las noticias recientes del sector o los lanzamientos de productos, todo. Esto demostrará a tu entrevistador que eres proactivo, que estás comprometido y que has aceptado el reto de preparar la entrevista con entusiasmo.
 
2. Demuestra tu gran capacidad para resolver problemas
 
Quienes tienen una mentalidad de crecimiento tratan de abordar los problemas que se les presentan de frente. No tienen miedo de cometer errores, sino que lo ven como parte del proceso. En cambio, tienden a ver los problemas como una oportunidad para aprender y desarrollarse. No dejan que sus voces internas, como la de "no se me dan bien los números", se apoderen de ellos y acaben con su confianza o su enfoque para resolver un problema determinado. Creen firmemente en su capacidad para resolverlos, incluso aunque el problema se refiera a un área en la que no son expertos. Ven los problemas y el proceso de resolución como una oportunidad para aprender, desarrollarse y mejorar.
 
Así que, antes de tu próxima entrevista, intenta recordar alguna vez que hayas tenido que resolver un problema, idealmente un problema que estuviera un poco fuera de tu zona de confort. Prepárate para explicar a tu entrevistador cómo abordaste la resolución de ese problema desde el principio hasta el final, explicando cómo gestionaste de forma proactiva cualquier obstáculo en el proceso y, lo que es más importante, qué aprendiste durante el mismo. Y no te preocupes si no logras resolver el problema: lo que importa en la mente del entrevistador es que tienes un enfoque proactivo para la resolución de problemas y los abordas con confianza.
 
3. Destaca tu compromiso con la actualización continua y el aprendizaje permanente
 
Aquellos que tienen una mentalidad de crecimiento aman el aprendizaje, y no sólo en las áreas en las que se sienten más cómodos o en las que están naturalmente más interesados, sino en una amplia gama de temas. Tienen un gran afán de superación. Por lo que leer, escuchar podcasts, trabajar para obtener una certificación o asistir a eventos del sector son hábitos, o incluso rituales, para ellos, ni siquiera se lo piensan dos veces antes de hacerlo.
 
También entienden que la mente es un músculo, que necesita retos para crecer y que el aprendizaje de una nueva habilidad no se produce de la noche a la mañana. Saben que para dominar realmente una nueva habilidad se necesita práctica, esfuerzo y tiempo. Por último, intentan ver a quienes les resultan intimidantes como personas de las que pueden aprender. Esencialmente, los que tienen una mentalidad de crecimiento tienen un compromiso inquebrantable con su propio aprendizaje e intentan ver todo y todos los que se relacionan como una oportunidad para mejorar.
 
Así que, en su próxima entrevista de trabajo, manifieste su compromiso con la formación continua y el aprendizaje permanente. Si ha aprendido alguna habilidad nueva o ha asistido a algún curso de formación, inclúyalo en sus respuestas. También es una buena idea preguntar al entrevistador sobre el compromiso de la organización de apoyar el aprendizaje y el desarrollo de sus empleados.
 
4. Admite tus fracasos y explica lo que has aprendido de ellos
 
Quienes tienen una mentalidad de crecimiento aprecian y entienden que el fracaso es un aspecto clave del aprendizaje y el crecimiento. Por eso, esa incómoda pregunta de la entrevista: "¿Puede contarme alguna vez que haya fracasado?" no es una pregunta a la que deba rehuir.
 
Así que, antes de la entrevista, planifique sobre qué fracaso piensa hablar, y que sea genuino, tal vez un descuido o un error que causó una ligero contratiempo dentro del entorno laboral. En la entrevista, no pongas excusas ni culpes a los demás, sino que explica cómo ocurrió y, sobre todo, qué aprendiste y qué harías de forma diferente la próxima vez.
 
5. Muestra cómo te fijas objetivos y estás motivado para alcanzarlos
 
Las personas con una mentalidad de crecimiento están muy acostumbradas a adoptar, siempre que sea posible, un enfoque proactivo ante cualquier tarea, sin importar lo desafiante o difícil que la perciban. Una táctica común es establecer objetivos o metas SMART, es decir, dividir cada proyecto en tareas u objetivos manejables y realistas, y que la consecución de cada uno de ellos actúe como un impulso innato o un motivador.
 
Así que, en su próxima entrevista, explique cómo te gusta fijarte objetivos personales SMART o trabajar para conseguir hitos establecidos con el fin de motivarte para conseguir que incluso el proyecto más difícil o desafiante se realice a tiempo y con una alta calidad.
 
6. Demuestra que te sientes cómodo saliendo de tu zona de confort
 
Como el mundo laboral sigue cambiando y evolucionando a un ritmo sin precedentes, es probable que todos trabajemos más a menudo fuera de nuestra zona de confort.
 
Por eso, tienes que demostrar que eres capaz de ir más allá de los límites de tu rutina diaria y explorar nuevos territorios con entusiasmo, confianza y proactividad. Un ejemplo de ello podría ser aprender a utilizar una nueva tecnología o herramienta de la que no se tiene experiencia previa y formar a otros miembros del equipo en su uso. Básicamente, tienes que demostrar al entrevistador que crees en sí mismo y en tu capacidad para operar fuera de tu zona de confort, al tiempo que impulsas la empresa y obtienes resultados.
 
7. Haz preguntas bien preparadas para demostrar tu curiosidad
 
Ser percibido como un candidato curioso e interesado le ayudará a que el entrevistador te vea como alguien que tiene una mentalidad de crecimiento. Por lo tanto, haz preguntas positivas sobre ellos y la empresa que hayas preparado de antemano: esto demostrará que ves a los demás como fuentes inestimables de aprendizaje y crecimiento. Por ejemplo, puedes preguntar sobre la carrera del entrevistador hasta la fecha, lo que ha aprendido, su experiencia con la cultura del lugar de trabajo y otras cuestiones que demuestren tu interés por aprender de los demás. 
 
8. El trabajo duro no termina una vez que la entrevista ha terminado
 
Los que tienen una mentalidad de crecimiento entienden que la experiencia de la entrevista no termina una vez que has salido por la puerta de la entrevista. Por ello, sé proactivo y envía un correo electrónico de seguimiento a través de tu reclutador al entrevistador, agradeciéndole su tiempo y reiterando tu interés en el puesto. Esto servirá como otro ejemplo de proactividad y tu tendencia a ir un paso más allá.
 
Si te enfrentas a un rechazo, utiliza tu mentalidad de crecimiento para ayudarte a ver esto como una oportunidad para aprender y mejorar tu rendimiento para la próxima vez. Sobre todo, no te rindas ni te sientas derrotado. Se trata de otra experiencia de aprendizaje que puede ayudarte a desarrollarte y crecer.
 
Por otro lado, si te ofrecen el puesto, sigue mostrando tu mentalidad de crecimiento en la forma en que te preparas para tu primer día, y en cómo te comportas en esas primeras semanas, meses y años.
 
No cabe duda de que, para tener éxito en el mundo laboral de hoy y de mañana, todos debemos adoptar una mentalidad de crecimiento más a menudo para garantizar nuestro éxito. Esperemos que estos consejos te ayuden a posicionarte en la mente del entrevistador como alguien que puede ayudarles a hacer avanzar su negocio, innovar y disfrutar del cambio.
 

Sobre el autor

Nacido en Liverpool, Chris se unió a Hays en 1996, trabajando en el Reino Unido y Portugal antes de llegar a España en 2002. Es Director General del grupo Hays en España, con oficinas en Madrid, Barcelona, Valencia, Bilbao y Sevilla.
 
Es licenciado en Negocios Internacionales y Lenguas Modernas por la Universidad de Aston, incluyendo un año de estudio en l'École Superieur de Sciences Commerciales d'Angers y desde entonces ha completado cursos de Educación Ejecutiva en Ashridge Business School e IMD. Es un comentarista público habitual sobre el mundo del trabajo y el comercio internacional.
 
Durante los últimos cuatro años, Chris ha sido presidente de la Cámara de Comercio Británica en España y actualmente es director no ejecutivo del Consejo de las Cámaras de Comercio Británicas. Chris fue galardonado con un MBE por los servicios prestados a las empresas británicas en la Lista de Honores de Año Nuevo en 2020.
 

Promo blocks Blog

¿Estás buscando un nuevo reto en tu carrera profesional? Consulta nuestras ofertas en la web y contacta con nuestros consultores. 

Buscar empleo

¿Necesitas ayuda para cubrir una de tus vacantes? Cuéntanos más detalles. 

Registrar vacante

Tenemos cinco oficinas en España. Encuentra aquí tu oficina más cercana. 

Localizador

hays interview corner

Ver todas las entrevistas realizadas a expertos/as del Mercado Laboral.

Leer entrevistas