HaysSEOFriendlyURL

El 59% de los profesionales invierte en
su propia formación voluntariamente

 
  • Según datos del último informe publicado por HAYS, Learning Mindset Report 2022, el 83% de los profesionales están muy interesados en aprender nuevas habilidades, mientras que solo el 48% de las empresas lo percibe así
Madrid, 6 de octubre de 2022 - HAYS, consultoría líder en soluciones de personal y selección de perfiles cualificados, revela que se ha detectado que los profesionales están muy interesados en aprender e incluso están dispuestos a dedicar recursos a ello. De hecho, el 59% de los profesionales encuestados afirma que invierte dinero en su propia formación y que lo hace de forma voluntaria, según indican los datos extraídos del Learning Mindset Report 2022.
 
El estudio se basa en los resultados de una encuesta que recibió más de 20.000 respuestas de empresas y profesionales en 26 países, con el objetivo de comprender la mentalidad de ambos frente al aprendizaje.
 
El mismo informe indica que más de la mitad de los encuestados (52%) considera que el aprendizaje continuo es “extremadamente importante” para ellos. Aun así, mientras que el 83% asegura estar “muy” abierto a aprender nuevas habilidades, tan solo el 48% de las empresas creen que sus profesionales están realmente dispuestos a ello.
 
A esta disparidad de opiniones se suma el hecho de que el 91% de los profesionales están “muy de acuerdo” o “de acuerdo” en que aprenden nuevas habilidades rápidamente, frente a un 73% de las empresas que opinan de la misma manera. Además, la gran mayoría de los profesionales (81%) consideran que aplican rápidamente las nuevas competencias en su trabajo, pero desde las empresas están menos convenidos (60%).
 
Alistair Cox, CEO de HAYS a nivel global, destaca que “existe una desconexión en el sentido de que muchas empresas desconocen cuál es la percepción de sus empleados en relación con el aprendizaje, teniendo en cuenta que una gran mayoría cree que la formación durante su jornada laboral es insuficiente e invierte en la mejora de competencias durante su tiempo libre”. Asimismo, en lo que respecta a la regularidad con la que dedican tiempo a aprender fuera de la jornada laboral, los profesionales indican que lo hacen semanalmente (40%) y solo el 18% de las empresas esperaba que sus propios profesionales estudiaran con tanta frecuencia.
 
Y es que, aunque casi dos tercios (65%) de las empresas también afirman que fomentan el estudio durante las horas de trabajo de forma habitual, se trata de algo que únicamente el 46% de los profesionales cree que se hace. “Los profesionales ya han demostrado su voluntad de aprender en su tiempo libre, por lo que aquí hay un fallo de comunicación, una desconexión en la definición de lo que es el aprendizaje por parte de cada grupo, o posiblemente ambas cosas”, destaca Cox. Además, también hay variaciones en cuanto a las razones por las cuales se amplían los conocimientos; mientras los profesionales mencionan como su principal objetivo el desarrollo personal, las empresas buscan una mejora del rendimiento.
 

Tanto los profesionales como las empresas consideran que son ellos quienes impulsan el aprendizaje

Otros datos de la encuesta indican que solo el 27% de los profesionales confirma que cuenta con un plan de desarrollo personal en el trabajo que incluye el aprendizaje, mientras que el 42% niega que así sea. Los datos también revelan que existe una contrariedad de opiniones en cuanto a quién impulsa el aprendizaje. La encuesta efectuada por HAYS indica que tanto los profesionales como las empresas declararan que son ellos quienes ejercen de mayores responsables de su aprendizaje.
 
Cabe destacar que las empresas y profesionales sí coinciden sobre cuál es la forma más eficaz de aprender y retener las habilidades. Ambos muestran su preferencia por el aprendizaje en el aula, seguido de los seminarios estructurados en línea dirigidos por un tutor, a la hora de escoger métodos de ampliación o actualización de conocimientos. Los datos también muestran que empresas y profesionales prefieren los recursos de aprendizaje visual y consideran que los métodos preferidos para retener los nuevos conocimientos son la autoevaluación y la enseñanza a otras personas.
 
"En definitiva, la incorporación de estrategias de aprendizaje en los planes personales y de la organización es un beneficio para todos. Lo que hace falta ahora es que ambos grupos trabajen juntos para evitar tener percepciones diferentes en cuanto al aprendizaje y su fomento dentro de las compañías", concluye Cox.
 

Descarga la nota de prensa