Este sitio web usa cookies. Si continúas, estás dando tu consentimiento. Sin embargo, siempre puedes cambiar las preferencias de cookies en cualquier momento.

¿TRABAJAS EN EL EXTRANJERO?
3 SIGNOS DE QUE ES HORA DE VOLVER A CASA

trabajar-extranjero-volver-a-casa-g.png

Artículo extraído de Viewpoint.

Soy de los que opina que trabajar en el extranjero es una de las mejores cosas que una persona puede hacer por su carrera profesional. En definitiva, es algo que todos deberían intentar al menos una vez en la vida.

Por ejemplo, yo me mudé a Londres desde Australia en 2006 para después irme a Singapur en 2010. Nunca miré hacia atrás. He tenido la oportunidad de aumentar mi inteligencia cultural, experimentar diferentes mercados de trabajo y aprender nuevos idiomas. ¡Y no tengo prisa por irme! Pero, a veces, una experiencia en el extranjero no dura tanto como la mía, y algunos vuelven a casa antes de lo planeado. Y esto también está bien.

He dirigido equipos internacionales en Asia desde hace bastante tiempo. Tiempo suficiente para reconocer cuándo un empleado está listo para regresar a casa. Estos son los tres signos clave que he aprendido de ellos:

Ya has exprimido al máximo esta experiencia

Como dije, hay mucho que ganar si trabajas en un país nuevo. Es posible que hayas sentido que todo ha ocurrido muy rápido desde que te mudaste y que has aprendido unas 20 nuevas habilidades de la noche a la mañana. Pero ahora todo empieza a disminuir hasta el punto en que te preguntas si realmente estás yendo hacia atrás. Ha pasado un tiempo desde que experimentaste algo nuevo por última vez y tu instinto te dice que tal vez has exprimido al máximo esta experiencia.

Piensa en lo que querías aprender y lograr cuando te mudaste al extranjero. ¿Cuáles eran tus objetivos? ¿Se han cumplido? Si es así, ¿cuál es el siguiente paso en tu carrera profesional? ¿Están relacionados con seguir trabajando en el extranjero? Trabajar en otro país tiene que estar alineado con los objetivos de tu carrera profesional. Si no sientes que estás avanzando, tal vez sea hora de retroceder.

Hay oportunidades prometedoras en casa

Cuando te mudaste al extranjero, tus perspectivas de carrera se veían mucho mejor fuera que en casa. Tu experiencia era muy solicitada y estabas en condiciones de obtener los mejores beneficios, oportunidades de formación y salario. Pero ahora, pasado un tiempo, has adquirido nuevas habilidades y experiencias.

En realidad, tus perspectivas de regresar a tu país de origen en este momento son bastante buenas. De hecho, las empresas se acercan a ti ofreciéndote más recompensas financieras y un mejor desarrollo profesional.

Eso es lo bueno del mundo laboral actual. Es mucho más fluido y flexible que nunca: mientras que trabajar en el extranjero puede hacer maravillas a la hora de impulsar la carrera de una persona, generalmente también abre oportunidades en tu país de origen.

Sientes que no te has adaptado

Quizás el problema de vivir en este nuevo país no tiene nada que ver con tu carrera. Has pasado un año o más intentando integrarte en el equipo, comprender una nueva cultura y construir una vida social. Y tal vez de manera superficial has tenido éxito. Pero, en el fondo, todavía no tienes un sentimiento de pertenencia. Echas de menos a tu país de origen, a tus amigos, a tu familia. Descubres que aprovechas cada oportunidad para hablar con otros sobre la vida que dejaste atrás.

Si bien tu trayectoria profesional es importante, también lo es tu bienestar personal. Y, de hecho, no puedes dedicarte al completo a tu carrera profesional de manera eficiente si no eres feliz con tu entorno. Esto es cierto para cualquiera, no solo para las personas que trabajan en el extranjero. Si todavía te sientes inquieto, incluso después de hacer todo lo posible para adaptarte a tu entorno, entonces tal vez el hogar sea un mejor lugar para continuar tu viaje, tanto personal como profesionalmente.

Como dije, realmente creo que todos los que quieran crecer como profesionales deberían intentar trabajar en el extranjero al menos una vez en su carrera. Pero si tu aventura internacional llega a su fin antes de lo previsto, regresar a tu país de origen no significa que estés retrocediendo. De hecho, te sugiero que, si realmente estás convencido de ello, vuelvas a casa para avanzar realmente en tu carrera profesional.

Buscador de ofertas

Calculadora salarial

Síguenos en redes sociales