Este sitio web usa cookies. Si continúas, estás dando tu consentimiento. Sin embargo, siempre puedes cambiar las preferencias de cookies en cualquier momento.

LAS 4 COSAS QUE TU CONSULTOR
NECESITA SABER DE TI

Cualquier persona exitosa, trabaje en el mundo del recruitment o no, te dirá que tener una buena relación a largo plazo con un consultor puede mejorar el éxito de tu carrera profesional.

4-cosas-grande.jpg

Artículo escrito por Chris Dottie, Managing Director Hays Spain

Tu reclutador es la persona que puede apoyarte en tu búsqueda de empleo: identificando las funciones adecuadas, acercándose a las empresas en tu nombre y proporcionándote asesoramiento especializado cuando lo necesites. Es decir, siempre que les brindes toda la información que necesitan desde el principio. Un recruiter de Hays solo puede recomendarte para las oportunidades perfectas, tanto ahora como en el futuro, una vez que tenga una comprensión real de lo que deseas. Teniendo esto en cuenta, ¿qué necesita saber tu consultor sobre ti?

1. Por qué estás buscando una nueva oportunidad

Las razones para querer dejar tu puesto de trabajo podrían deberse a cualquier motivo: la cultura de empresa, la falta de oportunidades de progresión, el estilo de gestión de su jefe, el tamaño de la empresa o los aspectos del rol en sí. Sea lo que sea, te aconsejo que transmitas esta información de una manera positiva y profesional. Por ejemplo, en lugar de decir "No soporto a mi jefe. Me siento desplazado cada segundo del día y vigilan cada uno de mis movimientos", en cambio, podrías decir: "Prefiero que se me otorgue más autonomía en mis funciones, y que confíen en mí para continuar con la tarea que tengo entre manos".

El reclutador mantendrá la confidencialidad de esta información, utilizándola solo para eliminar roles inadecuados que, de otro modo, podrían haberte ofrecido.

2. Cuál es tu trabajo ideal

Ahora deberías plantearte qué es lo que esperas de tu próxima oportunidad laboral. Ten en cuenta que lo que haces a diario tiene un gran impacto en tu bienestar personal y profesional. Entonces, ¿cuál sería la descripción ideal de su trabajo? Te aconsejo que tengas en cuenta lo siguiente.

Las responsabilidades clave

Escribe las responsabilidades clave de tu posición ideal, en función de las tareas de las que más disfrutes, tanto ahora como en trabajos anteriores. También debes dejar que el consultor sepa cuánto desea progresar dentro del rol que te gustaría desarrollar y cómo esto se ajusta a tus metas profesionales más amplias.

Tus fortalezas y puntos débiles

A continuación, ten claro cuáles son tus puntos fuertes, identificando las habilidades esenciales y sociales que se adaptan a tu lista de responsabilidades que creaste anteriormente, y las áreas en las que necesitas mejorar. Tu consultor puede aconsejarte sobre cómo cerrar cualquier brecha de habilidades.

3. Tu compañía ideal

Te aconsejo que tengas en cuenta los siguientes criterios para crear tu entorno de trabajo ideal:

El tamaño de la empresa y su escala

Quizás desees estar dentro de una gran empresa global en las que tengas que mantener comunicaciones con compañías en el extranjero, trabajando gradualmente en la larga escala corporativa. Tal vez te guste la idea de trabajar para una start-up o una PYME, donde tendrás muchas responsabilidades y exposición entre los accionistas más influentes casi de inmediato. Como expliqué en un post anterior, existen diferentes ventajas según el tamaño y escala de la compañía. Sólo tienes que descubrir cuál es el adecuado para ti.

Industria

¿En qué industrias has disfrutado anteriormente o cuáles están relacionadas con tus pasiones, pasatiempos e intereses? No tienes que encasillarte en función de tu experiencia previa en el sector: muchas empresas deciden contratar a personas ajenas a su industria.

La cultura

¿A qué tipo de entorno se adapta tu personalidad? No hay una respuesta correcta o incorrecta. Si eres de naturaleza habladora y extrovertida, entonces comunica tu necesidad de estar en un lugar de trabajo alegre y social. Si eres más introvertido y prefieres trabajar individualmente, también está bien. Si este es el caso, puedes adaptarte a un entorno de oficina más silencioso y tranquilo. La clave es ser sincero contigo mismo, ya que un ajuste cultural deficiente es una de las razones principales por las que las nuevas contrataciones no funcionan.

Aspectos prácticos

Me refiero a las recompensas, beneficios, políticas de trabajo flexible, ubicación, tiempo de viaje y salario. Tenlos claros para transmitirlos a tu consultor durante la búsqueda de trabajo. Lo bueno de utilizar un recruiter es que tendrán esta información a mano, y pueden hablar en su nombre cuando negocien una oferta de trabajo.

Quizás ya tienes algunas compañías en mente en las que te gustaría trabajar. De lo contrario, investiga según los criterios anteriores y lleva esta lista a tu recruiter. De este modo, podrá acercarse a estas compañías de manera especulativa y estar atento a los roles más adecuados para ti.

4. Elementos esenciales y secundarios

Ahora que tienes los elementos anteriores claros en tu mente, separa los esenciales de los secundarios. Sé realista, algunos roles no marcarán todas las casillas, pero ciertos factores serán clave para el bienestar en tu trabajo y tus objetivos profesionales. Resalta las partes en las que podrías comprometerte, de modo que tu consultor sepa que no debe dejar de llamarte ante una oportunidad prometedora sólo porque no sea perfecta al 100% para ti.

Imagina saltar a un taxi y decir "llévame a cualquier lado, por favor". Te llevarán a dar un paseo y es posible que no te guste dónde termines. Del mismo modo, aunque apreciamos la flexibilidad, si no guías a tu consultor, no podremos llevarte al destino correcto.

Sé honesto, específico y constructivo. Desde la primera reunión, asegúrate de mantener una comunicación fluida y regular con tu recruiter, informándole sobre tus criterios clave para la oportunidad perfecta. Esto es esencial para construir una relación, asegurando que solo te presente para los roles más adecuados, no solo ahora, sino durante cada paso de tu carrera profesional.