Este sitio web usa cookies. Si continúas, estás dando tu consentimiento. Sin embargo, siempre puedes cambiar las preferencias de cookies en cualquier momento.

CÓMO SUPERAR LA PRIMERA EVALUACIÓN
EN TU NUEVO TRABAJO

Han pasado seis meses desde que empezaste en tu nuevo trabajo, y todo ha ido bien hasta ahora... o eso crees. Sin embargo, la única forma de saberlo a ciencia cierta es una vez que hayas tenido tu primera evaluación con tu jefe.

evaluacion-g.jpg

Artículo extraído de Viewpoint.

Entonces, ¿cómo puedes abordar esta reunión crítica para asegurarte de obtener el resultado que deseas y orientar tu carrera profesional en la dirección correcta?

Saber qué esperar

Asegúrate de estar al tanto de la primera, para que no te pille por sorpresa. Recuerda lo que debes averiguar antes de la reunión:

• ¿Cómo serás evaluado? Por ejemplo, algunas empresas pueden realizar comentarios basados en objetivos, mientras que otras tienen evaluaciones de 360 grados.
• ¿Qué debes preparar antes de la reunión? ¿Hay alguna guía o documento en la intranet que debas leer antes? Tal vez se establecieron objetivos formales cuando empezaste a trabajar en la compañía, por lo que necesitarías proporcionar datos actualizados al respecto.
• ¿Quiénes estarán presentes durante la reunión? Puede que solo esté presente tu jefe, pero algunas compañías pueden pedirle a alguien de Recursos Humanos que acuda también.

Una vez tengas una mejor comprensión de lo que puedes esperar, es hora de comenzar a pensar en lo que te gustaría obtener en esta reunión y la mejor manera de prepararla.

Reflexiona sobre los últimos seis meses

Recuerda, tu primera evaluación será una conversación bidireccional sobre tu progreso y desempeño en los últimos seis. Es posible que te hagan preguntas relacionadas con los siguientes temas durante la entrevista:

• La realidad del rol, en comparación con lo que esperabas que fuera después de tu entrevista.
• Las tareas que has disfrutado.
• Las tareas con las que ha luchado y el tipo de apoyo que necesitas para avanzar.
• Cualquier cambio o incremento en la responsabilidad desde que te uniste.
• Tu progreso con metas y objetivos.
• Cualquier otro logro clave.

Esta reunión no se trata solo de que tu jefe evalúe tu desempeño, aunque esta parte es importante. También se trata de que tengas la oportunidad de comentarle cómo te sientes en tu nuevo rol y en qué necesitas más apoyo. Tu jefe querrá saber qué esperas lograr antes de tu próxima evaluación y cómo puede ayudarte a conseguirlo, lo que me lleva al siguiente punto.

Siéntete cómodo a la hora de hablar de tus ambiciones

Tu primera evaluación no es solo mirar hacia atrás, sino también hacia adelante. ¿Qué te gustaría haber logrado antes de tu próxima revisión? Comienza por pensar a lo grande y visualiza los próximos uno, tres e incluso cinco años de tu carrera. Ahora vuelva a trabajar desde aquí y evalúa qué puedes hacer para acercarte a este objetivo en los próximos seis meses. ¿Cómo necesitarás mejorar tus habilidades y aumentar tu experiencia, y quién en el negocio puede ayudarte?

No tengas miedo de compartir tus objetivos más amplios con tu jefe durante la evaluación y pide consejo sobre cómo puedes alcanzarlos. Es importante tener una discusión clara con tu jefe sobre tus ambiciones y empezar a hablar de ello lo antes posible.

Durante la entrevista de evaluación

Si te has preparado los pasos anteriores, entonces la reunión en sí debe ser un proceso sencillo. Es muy probable que tu jefe tome la iniciativa y solicite tus comentarios primero. Sé positivo y profesional. Si tienes alguna inquietud o problema para plantear, asegúrate de sugerir soluciones también.

Cuando tu jefe te esté respondiendo, escucha atentamente sus comentarios. Toma notas sobre dónde puedes mejorar y dónde lo estás haciendo bien. No tengas miedo de pedir ejemplos específicos para ambos.

Una vez que comience a hablar sobre tus objetivos en el futuro, es importante que pidas ayuda y orientación a tu jefe para lograr los resultados que quieres obtener de la reunión.Después de la evaluación, envía un correo electrónico a modo de resumen con los puntos discutidos a tu jefe. Es posible que él lo haga de todos modos, pero es una buena idea que adquieras también este hábito.

No sientas que tienes que esperar otros seis meses para hablar con tu jefe nuevamente. Esta primera evaluación es una buena oportunidad para que establezcas un diálogo abierto y continuo con tu jefe desde el principio sobre el progreso de su carrera en la compañía. Al final de la reunión, confirma cuándo se realizará la próxima revisión.La primera evaluación no es algo a lo que le debas tener miedo, ve con una mente abierta y una idea clara de los puntos que te gustaría transmitirle a tu jefe después de tus primeros seis meses en la compañía. Si haces esto y te preparas para la reunión lo más detalladamente posible, tendrás la oportunidad de dirigir tu carrera en esta empresa en la dirección correcta desde el principio.