Este sitio web usa cookies. Si continúas, estás dando tu consentimiento. Sin embargo, siempre puedes cambiar las preferencias de cookies en cualquier momento.

LA TECNOLOGÍA
EN EL ÁMBITO LABORAL

Todos los días nos vemos abordados con información, datos y estadísticas referentes a cómo la tecnología cambiará nuestro ámbito laboral. Como optimistas, estudiamos las tendencias para intentar adivinar las que se consolidarán y las que pasarán como moda pasajera. 

sergio blog.jpg
Autor del post: Sergio Hinchado

Todos los expertos coincidimos en que, el sector de reclutamiento y selección será uno de los que más cambios drásticos sufrirá.

En este sector, los cambios han ido incrementando hasta el momento y la tecnología ha adquirido un papel predominante sobre todo en la parte de búsqueda e identificación de candidatos y, en la aplicación de pruebas o test psicotécnicos, aunque al final la toma de decisiones no deje de ser una decisión personal.

Los cambios más relevantes que encontramos por el momento son:

Herramientas de análisis del lenguaje y de integración de información:

Análisis de lenguaje sería aplicar técnicas en las que, a través del estudio de los patrones del lenguaje, basado en herramientas de PNL, podemos conocer más sobre una persona y su posterior tendencia de comportamiento. Es una técnica parecida a los objetivos primarios de la grafología pero esta elimina la subjetividad humana y hace uso de diferentes fuentes y patrones.

La integración de la información recopilando datos de múltiples fuentes, incluidas redes sociales, linda los límites de la gestión de la protección de datos.  Pero no cabe duda de que habrá mucha tentación para unir toda la información volcada en internet para plasmarla en un informe actualizado y personal. Los datos ya están disponibles, pero falta la traducción de esta información a un informe de utilidad.

Sin duda, todo esto será la punta del iceberg y tendremos que prestar cada día más atención a la información que compartimos y del lenguaje que utilizamos. 

Evaluación de competencias a través de metodologías neurolingüísticas:

Otra “novedad” es la evaluación de competencias directivas a través de metodologías neurolingüísticas. “Gaming” o “realidad virtual” son conceptos que están empezando a calar en el mundo empresarial como herramientas que permiten una valoración predictiva del comportamiento de un profesional.

Son metodologías que estudian el comportamiento de las personas a través del conocimiento, de sus patrones de conducta y, lo que es más innovador, a través de técnicas que reducen la subjetividad del evaluador. Cambios en la temperatura corporal, alteraciones de sus pulsaciones, movimientos de los ojos…  es decir se analizan múltiples fuentes para conocer cómo se siente el evaluado, atendiendo más su “sentir” que a la racionalidad habitual a la que acudimos cuando hacemos una evaluación a partir de una entrevista o un test competencial.  

Desintermediación en la selección

Por último encontramos la desintermediación en la selección , un campo en el que consideramos que hay mucho recorrido. Si ya nos estamos acostumbrado a conversar con Siri, Alexa o incluso con un bot de una web, no nos extrañaría incorporar próximamente a un consultor de selección robotizado. Ya puedo imaginar el día en el que las empresas conversen con las agencias de reclutamiento sin intermediación humana, es decir máquina a máquina, bot a bot. El “machine learning” permitirá que se generen estás conversaciones y que la agencia, una vez recibida la petición, sea capaz de traducir la necesidad en un algoritmo de búsqueda en su BBDD. El asistente virtual de la agencia te contactará y presentará tu candidatura previo consentimiento informado del candidato.

¿Habrá perdido valor la agencia de reclutamiento en este futuro distópico?

No, lo habrá ganado porque cada interacción con el candidato permitirá conocerle mejor y así la agencia será capaz de presentarle a ofertas más amplias y más variadas. Empezaremos a vivir el fin del mercado laboral entendido como un entorno opaco, con altas barreras de entradas y de acceso a la información, en el que el valor de los candidatos será más transparente y dentro de un procesos más rápido. Se acabarán los periodo eternos de búsqueda porque se acercarán las necesidades de empresas y profesionales. Un verdadero Marketplace laboral. ¿Suena alienante? Puede ser, pero más efectivo.

El tiempo dará la razón.