Este sitio web usa cookies. Si continúas, estás dando tu consentimiento. Sin embargo, siempre puedes cambiar las preferencias de cookies en cualquier momento.

DÍA DE LA MUJER EN LA INGENIERÍA 2019
SARA GÓMEZ – CONSEJERA REAL ACADEMIA INGENIERÍA Y DIRECTORA PROYECTO “MUJER E INGENIERÍA”

SARA GOMEZ.JPG

SARA GÓMEZ – CONSEJERA REAL ACADEMIA INGENIERÍA Y DIRECTORA PROYECTO “MUJER E INGENIERÍA” 

El mundo de la Ingeniería sigue siendo un campo predominantemente masculino, ¿qué crees que falta en este sector para atraer a más mujeres?

Fundamentalmente falta el conocimiento de lo que hacemos los ingenieros. La sociedad en general y los niños en particular no saben lo que hacemos los ingenieros ni la vertiente social de las cosas que hacemos, hay un gran desconocimiento. Es un problema cultural, un problema social que arrastramos desde hace mucho tiempo.

¿Qué crees que deberían hacer las empresas españolas por conseguir mayor diversidad de género en las áreas de Ingeniería?

Creo que ya lo están haciendo. Hace ya un tiempo están siendo conscientes de la falta de vocaciones de ingenieros, sin distinción de género. Pero en este momento están siendo muy conscientes de que la diversidad de género es un valor añadido, que añade ceros a la derecha en la cuenta de resultados. Hay muchas iniciativas de todo tipo: el viernes pasado tuvimos una sesión de desayunos de “Mujer e Ingeniería” donde compartimos [las empresas patrocinadoras de este proyecto] las buenas y las malas prácticas respecto a la diversidad en las empresas.A mí me parece que en este momento están haciendo políticas, algunas de ellas muy activas, y muy ad hoc para cada una de ellas, porque no todas las empresas deben aplicar los mismos patrones.

¿Cuál es tu lucha principal como Consejera de la Real Academia de Ingeniería de España?

Dar a conocer lo que hacemos los ingenieros y poner en valor la ingeniería, ya que es una gran desconocida. Cuando pulsamos un poco qué es lo que se sabe de lo que hacemos los ingenieros, a todos los niveles, (desde niñas o adolescentes a jóvenes), nos damos cuenta de que están rodeados de tecnología pero no saben quién se lo hace. Hay muchos estereotipos y pocos modelos. Eurostat ha elaborado el “perfil del ingeniero” según la sociedad, y el resultado es un hombre, blanco, de treintaytantosaños… Ese es el estereotipo que nuestros niños tienen interiorizado desde que son pequeños.

Además, creo que en el modelo social las mujeres tenemos algunas cosas que debemos cambiar: tenemos más inseguridades y nos da más miedo el fracaso desde que somos niñas, lo que nos lleva a abandonar antes de intentarlo.

Mi lucha tiene muchos registros, en cada uno de los actores que intervienen en este proceso, las recetas son distintas. A los niños y adolescentes les queremos dar esa seguridad, les contamos lo que hacemos de otra manera, y a las pocas mujeres que salen de nuestras escuelas de ingeniería les hacemos un programa de mentoring para que mujeres más senior que han recorrido el camino antes hagan ese acompañamiento en el tránsito.

¿Qué supone para ti liderar el proyecto Mujer e Ingeniería?

No podría definirlo en una sola palabra porque estoy desbordada. A estas alturas del partido, donde he tenido y tengo proyectos de responsabilidad, sinceramente ésta ha sido una de las sorpresas más bonitas que me ha dado la vida. He encontrado un proyecto donde noto cada día que estamos aportando y estamos empezando a cambiar el modelo social. Si hubiese hecho una carta a los reyes magos probablemente hubiera pedido esto si supiera los retornos que me iba a dar. Ha supuesto un antes y un después en mi vida profesional.

En tu carrera como Ingeniera, ¿has sentido que existe techo de cristal por ser mujer?

¡Claro que sí! Esta es una realidad. El techo de cristal existe no porque el propio sistema te encorsete, sino porque las dificultades que nos encontramos las mujeres a lo largo de nuestra vida profesional son distintas: tenemos niños, nos ocupamos más… en fin, el modelo social del que yo hablaba antes.  De todas maneras sí que es verdad que he visto que hay ciertas reticencias por parte de los hombres a la hora de admitir la autoridad por parte de una mujer. Esto les pasa a los niños (lo estamos comprobando últimamente) y sigue pasando en hombres.

Creo que lo importante es que los hombres se involucren en este tipo de proyectos, forman parte del problema y deben ser parte de la solución. Es la única forma en mi opinión de ir mucho más rápido. De todos modos, debo decir que muchos ya lo hacen, tenemos compañeros aquí y en la universidad que se han embarcado con esta iniciativa y que ven con la misma claridad que esto no es una lucha de unos contra otros sino de unos con otros.

Un estudio de la revista Science (2017) demuestra cómo los estereotipos culturales de género comienzan a hacer mella en las niñas a partir de los 6 años. Es aquí cuando muchas de ellas comienzan a ver las áreas STEM como algo inalcanzable. ¿Cuál es tu propuesta para revertir esta situación?

Hablo constantemente de este estudio en mis charlas, ya que me dejó terriblemente sorprendida. Pensaba que este problema existía pero no tan pronto. Mi visión es que cogen esas fobias a las áreas STEM por dos cosas: primero, los métodos para enseñar esas disciplinas probablemente no son los adecuados -hay que enseñar de otra manera- y segundo, los maestros tienen poca formación en STEM. No es culpa suya, sino que en sus carreras universitarias no les dan la formación, y evidentemente no pueden enseñar lo que no saben. Esa es una de las grandes palancas: que los formadores tengan la formación necesaria y que cambiemos los métodos.

Eso también lo hacemos desde Mujer y Ingeniería, acercamos la ingeniería a los colegios haciendo ingeniería. Es la mejor forma de aprender.

Todavía no sé porque las niñas consideran que no pueden abordar enseñanzas difíciles… ¡no soy capaz de entenderlo! Eso merecería un estudio muy serio para entender de una vez qué es lo que está pasando ahí.

¿Un mensaje para las jóvenes que se planteen estudiar una Ingeniería?

¡A POR ELLO! Que se lo planteen y sobre todo que lo decidan, que se informen bien para que tomen esa decisión con todo el conocimiento. La ingeniería es una profesión preciosa, lo creo de verdad. Hace poco dije que después de la medicina, hay pocas profesiones que pueden ayudar más a las personas y al planeta, y eso es absolutamente reconfortante. Pasar de una idea a la realidad: esa es una magia que hay que vivir.


SARA GÓMEZ MARTÍN

Ingeniera y doctora por la Universidad Politécnica de Madrid ha desarrollado su carrera profesional tanto en Compañías privadas, como en Instituciones Públicas.

Desde su incorporación a tiempo completo en la Universidad Politécnica de Madrid ha compatibilizado su labor docente e investigadora en el área de conocimientos de Mecánica de los Medios Continuos y Teoría de Estructuras, con la realización de informes y proyectos a través de la Oficina de Transferencia Tecnológica de la Institución (OTT).

En su labor investigadora, tiene un tramo de investigación reconocido (sexenio de investigación). Es la Directora del Grupo de Investigación “Diseño y Tecnología Industrial”, avalista de dos Programas de Doctorado de la UPM y miembro de la Comisión Académica del Programa de Doctorado de la ETS de Ingeniería y Diseño Industrial. Directora de varias tesis doctorales y autora de distintos artículos científicos-técnicos publicados en revistas de impacto.

Ha ocupado distintos cargos, entre ellos, los siguientes

• Gerente de la Real Academia de Ingeniería, de enero del 2000 a enero del 2004.

• Directora de la actual ETSID Industrial de la UPM, de diciembre del 2.008 a mayo del 2.012.

• Vicerrectora de la UPM de mayo del 2.012 a mayo del 2.016

• Miembro del Consejo de Administración Marsan Ingenieros (diciembre 2014- 2017)

• Desde julio de 2016 es Consejera de la Real Academia de Ingeniería y Directora del Proyecto “Mujer e Ingeniería de la RAI”.

Premios y reconocimientos:

• Mención al mejor trabajo de investigación del CESIC 2004, Área de Ingeniería.

• En 2008 fue incluida en la publicación Who´s Who in The World en el área de Ingeniería. Marquis Who's Who ha sido el estándar de oro de la biografía mundial desde 1970,

• Primer premio al mérito docente otorgado por la delegación de alumnos de la ETSIDI (UPM) en su primera edición. Concedido al profesor/a más votado, por sufragio universal entre los estudiantes a los que imparte docencia.

• “Reconocimiento 8 de Marzo 2019, en Ciencia e Investigación” de la Comunidad de Madrid. Estos reconocimientos anuales distinguen a personas e instituciones que, desde sus distintos ámbitos de responsabilidad, contribuyen a alcanzar la igualdad real de oportunidades entre hombres y mujeres.

• “IV Premio “Mujer y Tecnología Fundación Orange”. El galardón premia a mujeres que destacan por su labor en los ámbitos de la tecnología y la innovación social, y cuyos resultados constituyen un referente en el desarrollo y la transformación de la sociedad, mejorando la calidad de vida de las personas.