Este sitio web usa cookies. Si continúas, estás dando tu consentimiento. Sin embargo, siempre puedes cambiar las preferencias de cookies en cualquier momento.

3 COSAS QUE SUCEDEN
CUANDO FELICITAS A TUS EMPLEADOS

Felicitar es una de las herramientas más simples pero poderosas que un líder tiene a su disposición. Un estudio realizado por McKinsey descubrió que el 67% de los empleados consideraba que los elogios eran más motivadores que las recompensas económicas. 

felicitar-empleados-g.jpg

Artículo extraído de Viewpoint.

Por supuesto, los vínculos entre el elogio verbal y los beneficios de la empresa también han sido ampliamente reconocidos en informes y casos de estudio. Y, aunque la motivación de los trabajadores y los beneficios empresariales son dos prioridades para mí como líder, he observado algunas mejoras, menos obvios pero igual de importantes, para felicitar a tu equipo como se merece. A continuación, los detallo uno a uno:

1. Estableces un estándar de éxito

Cualquiera que me conozca sabrá que siempre felicito el trabajo bien hecho en medio de una reunión o escribo una publicación personalizada de felicitación en LinkedIn que mencione a uno de los miembros de mi equipo. Considero que hay que dar crédito a quien se lo merece, pero al mismo tiempo, al hacerlo, estoy reforzando los éxitos y comportamientos que espero ver en la plantilla. Varios estudios han determinado que las personas están motivadas para esforzarse cuando ven que un compañero es elogiado públicamente. Por lo tanto, me gusta pensar que estoy estableciendo mis expectativas y motivando a las personas para que se superen a ellas mismas.

Sin embargo, para que esto funcione, es importante que no solo les dé a mis empleados una palmadita en la espalda y el mismo discurso genérico de "bien hecho" en todo momento. Trato de hacer que felicitaciones personalizadas y explicar qué fue lo que esa persona o equipo hizo bien. Luego continúo describiendo cómo sus logros me hicieron sentir y cómo han añadido valor a nuestro negocio. Dependiendo de la situación, también les pediré a las personas que digan algunas palabras acerca de cómo alcanzaron esta meta. Porque, para mí, reconocer el éxito y compartir las mejores prácticas para inspirar a otros son dos elementos que deben ir de la mano.

2. La gente empezará a creer más en sí misma

Cuando elogias a un empleado por un trabajo bien hecho, su nivel de confianza aumenta. Y los trabajadores que creen en sí mismos son un activo valioso para cualquier empresa. Algunos estudios académicos han encontrado que, cuando los empleados creen en sí mismos, se sienten animados a pensar creativamente y sugerir ideas innovadoras para el negocio.

También me he dado cuenta de que los empleados con confianza en sí mismos se ven suficientemente respaldados como para salir de su zona de confort y aprovechar las oportunidades, porque tienen más fe en su capacidad de triunfo. Y, con el tiempo, construyen la seguridad en sí mismos que se necesita para presentarse para una promoción o una presentación de ese cliente tan importante, porque saben que tienen una buena probabilidad de obtener los resultados que desean.

3. Retendrás y atraerás más talento

Se ha demostrado que felicitar regularmente a tus empleados aumentará su nivel de felicidad y compromiso en el trabajo. Esto es increíblemente importante. Después de todo, los empleados felices y comprometidos serán productivos y tendrán más probabilidades de seguir creciendo en tu equipo, en lugar de buscar otro proyecto más motivador.

Además, es probable que los empleados felices digan cosas positivas sobre ti y tu empresa. Ya sea a sus amigos, familiares o en redes profesionales. El boca a boca es una cosa increíblemente poderosa cuando se trata de atraer nuevos talentos. Según un estudio realizado por Glassdoor, más del 80% de los solicitantes de empleo confiaban en la palabra de un ex compañero o un miembro de su familia a la hora de elegir una empresa donde trabajar y más del 60% confía en las plataformas de reviews online.

En última instancia, quieres que tu plantilla diga que tu compañía es un excelente lugar para trabajar para ayudar a construir las líneas de talento para el futuro.

Añadiré que cada líder debe ser coherente y abierto a la hora de felicitar a sus empleados. Sin embargo, este artículo no pretende ser una guía de instrucciones para gestionar los elogios. Este es un tema mucho más complejo que daría para otro artículo. Sin embargo, lo que es simple y claro es que felicitar de la manera correcta genera resultados, más allá de las simples cifras de ingresos.

Espero entrar cada día a una oficina llena de personas confiadas, inspiradas y ambiciosas que trabajan para lograr su próximo éxito. Y, sin duda, si te acostumbras a elogiar a tus empleados con mayor frecuencia, pronto sentirás ese mismo sentimiento asombroso.