angle-left

Blogs

CÓMO DESCONECTAR (Y POTENCIAR QUE TU EQUIPO HAGA LO MISMO)

Tanto si es por la noche, el fin de semana o porque te vas a tomar unas merecidas vacaciones, puede ser complicado encontrar el punto donde parar en esa interminable lista de tareas pendientes que todos tenemos. 

Si te cuesta relajarte y olvidarte del trabajo cuando termina tu jornada, que sepas que no estás solo/a. En estos días en los que estamos más conectados que nunca, con la posibilidad de consultar el email desde cualquier lugar y con acceso en remoto al sistema de la empresa, se hace todavía más duro conseguir desconectar del trabajo.

No solo es importante desconectar por tu propio bienestar. Como responsable de un equipo, es igual de importante animar a tu equipo a que haga lo mismo, y que descansen y cojan fuerzas cuando no estén trabajando.

¿Por qué es importante desconectar?

Un buen descanso marcará la diferencia en tu productividad y en la de tu equipo. No es casualidad que algunas de las mejores ideas de trabajo ocurren cuando estamos en la ducha… tu mente necesita tener la oportunidad de “soñar despierta” para poder solucionar los problemas, organizar los pensamientos y procesar todos los estímulos del día.

Aprovechar para desconectar de todo en vacaciones tiene múltiples beneficios para el descanso de la mente y el cuerpo, pero también para conocer nuevas experiencias que puedan aportar nuevas ideas y soluciones a problemas a los que antes no encontrabas remedio.

Por otro lado, si no puedes desconectar o tomarte un descanso, puede afectar a tu sueño, trayendo consigo problemas de salud causados por el estrés y el agotamiento. Y serás menos productivo, no solo por la falta de sueño sino también porque el cerebro humano necesita momentos de baja actividad para poder mejorar la concentración al día siguiente.

¿Cómo puedes desconectar y animar a tu equipo a que haga lo mismo?

1. Descansos sin culpabilidad

Lo más importante: deja de sentirte culpable por tomarte un tiempo de descanso. No solo eso, sino que debes transmitir a tu equipo que tienen todo el derecho a tener vacaciones, a relajarse por la noche y los fines de semana, y que no deben sentirse culpables por ello.

Y ésto debe transmitirse desde lo más alto del organigrama, haciendo visible que desde el/la CEO hasta la persona más junior de la empresa se toman su tiempo libre para disfrutar de unas merecidas vacaciones o descansos.

2. Tu lista de tareas pendientes

Escribe listas y establece objetivos sobre lo que quieres conseguir cada día, y haz que tu equipo haga lo mismo. Sentirás la satisfacción de tachar aquello que vas consiguiendo, y te sentirás y serás más productivo. ¿Lo más importante? Que serás capaz de olvidarte del trabajo cuando termines.

Si eres de esas personas que no puede desconectar si tiene tareas pendientes, intenta comenzar el día haciendo aquellas tareas más largas para que no queden pendientes cuando termines. Otro truco es dividir las tareas largas en pequeñas porciones para que puedas terminarlas en un día.

3. Establece límites

Sé un buen ejemplo para tu equipo dejándoles disfrutar de su tiempo personal sin enviarles emails o mensajes. Déjales desconectar por la noche y el fin de semana, y aprovecha para hacer tú lo mismo. Asegúrate de que tu equipo sabe que no esperas de ellos que contesten llamadas de trabajo fuera de su horario y te lo agradecerán. Además, serán mucho más productivos cuando vuelvan al trabajo. Todos os beneficiaréis.

4. Teléfonos móviles

No hay nada peor que meterse en la cama tranquilamente y despertarse constantemente por culpa de las notificaciones de tu teléfono. Tu tiempo es tu tiempo. Si necesitas dejar el móvil encendido, no te lleves el teléfono del trabajo a tu habitación.

Si tienes la posibilidad, apaga el teléfono.Tú y todo tu equipo. Los cataclismos no ocurren porque no has mirado tu móvil a medianoche. A no ser que sea un caso excepcional, cualquier problema se puede solucionar por la mañana: estarás mucho más fresco y preparado para lidiar con el problema si has dormido por la noche.

5. Traspasos

Si tú o alguien de tu equipo está a punto de irse de vacaciones, es importante preparar un documento de traspaso que sea comprensible para todos. No solamente ayudas a que sepan qué hay pendiente sino que además la persona que se va puede hacerlo con la tranquilidad de dejar los proyectos pendientes en buenas manos.

6. Tiempo para ti

Es vital que te tomes tu tiempo para hacer las cosas que te enriquecen cuando estás fuera del trabajo. Ya sea hacer ejercicio, recibir un masaje, ver a tus amigos, salir a cenar o leer un buen libro. Haz aquello que necesites para desconectar tu mente del trabajo y recargar pilas.

7. ¿Es tiempo de ampliar el equipo?

Si todos estáis ocupados apagando fuegos, tenéis muchas tareas pendientes y nadie tiene tiempo para descansar, quizás es momento de contratar a un nuevo miembro en el equipo. Puede ser que no os importe hacer horas extra de forma temporal porque vais a lanzar un nuevo proyecto, pero si la situación se alarga en el tiempo, puede tener muchos efectos adversos en el ánimo y la productividad del equipo.

Si sabes que esta situación no se alargará mucho tiempo, puedes optar por contratar a un nuevo miembro de forma temporal. De este modo, esta persona podrá ayudar a reducir las tareas pendientes del equipo sin la necesidad de hacer horarios excesivos ni sufrir estrés. 

Los beneficios de tomarse un tiempo para desconectar son más que evidentes. Asegúrate de que tú y tu equipo ponéis límites al trabajo y pronto verás los resultados.

Autora: Jane McNeill, Directora Hays Australia

Promo blocks Blog

¿Estás buscando un nuevo reto en tu carrera profesional? Consulta nuestras ofertas en la web y contacta con nuestros consultores. 

Buscar empleo

¿Necesitas ayuda para cubrir una de tus vacantes? Cuéntanos más detalles. 

Registrar vacante

Tenemos cinco oficinas en España. Encuentra aquí tu oficina más cercana. 

Localizador