Skip to content
Hays - Recruiting experts worldwide
  1. Yo soy
    Yo soy
  2. Si ya tienes una cuenta registrada bien en Hays.es o en Hays-Response.es por favor, entra en tu cuenta utilizando los datos que utilizas actualmente.

Se buscan nuevos directivos para nuevos tiempos

Muchas empresas realizan verdaderos test de estrés para evaluar la obsolescencia de determinados perfiles y la desactualización de muchos profesionales. El éxito de las organizaciones exige ahora un nuevo perfil de directivo.

La recesión económica ha cambiado nuestra visión del mundo, de la economía, de la sociedad, y del trabajo. Nos ha obligado a ser y actuar de manera diferente, a emprender nuevos caminos en un entorno global en transformación. Un cambio que, según Hays, multinacional británica líder en selección de personal, “afecta especialmente a los perfiles directivos”.

La crisis ha forzado una selección natural –explica Noelia de Lucas, directora comercial de Hays en España- y los supervivientes han aprendido a ser más ágiles y flexibles, a reducir energías y gastos innecesarios, a ser más proactivos, productivos y rentables, a trabajar en equipo, a desarrollar liderazgos ocultos, a ser más internacionales, a tener menos miedo al fracaso, al reciclado continuado…

Según Hays, “la crisis nos ha hecho mejores” y nos ha preparado para abordar con éxito la profunda transformación de viven las empresas, caracterizada por la globalidad y la digitalización de sus negocios y de la producción. La fabricación 4.0, el Big Data, el Cloud, la Movilidad, el Internet de las Cosas … automatizarán aún más los procesos, nos dotarán de potentes capacidades de análisis, nos permitirán simular escenarios y reducir riesgos, siempre con el objetivo de lograr una aproximación más eficaz al cliente, basada en su experiencia.

El éxito de las organizaciones exige ahora un nuevo perfil de directivo”, afirma Noelia de Lucas, “y muchas empresas han iniciado procesos de evaluación de sus equipos actuales, para saber si estos profesionales son los idóneos”. Un verdadero test de estrés, inimaginable hace unos años, que se justifica en la obsolescencia de determinados perfiles y la desactualización de muchos profesionales.

Las compañías demandan profesionales con una sólida formación, con conocimientos específicos para una determinada posición. La experiencia probada y el dominio de uno o más idiomas, la capacidad de comunicación, de liderazgo y de trabajo en equipo, la flexibilidad y adaptación a nuevas situaciones, la disposición a viajar o cambiar de residencia y compromiso y puesta al día permanente son elementos que muchas veces puntúan más que aquéllos.

Según Noelia de Lucas “tenemos directivos con excelente formación y experiencia, un talento que refuerza la profesionalización de nuestras empresas. En paralelo, hemos sabido analizar las competencias internas de nuestra plantilla afrontando, por ejemplo, una reorganización empresarial para la estrategia internacional”.

|