Skip to content
Hays - Recruiting experts worldwide
  1. Yo soy
    Yo soy
  2. Si ya tienes una cuenta registrada bien en Hays.es o en Hays-Response.es por favor, entra en tu cuenta utilizando los datos que utilizas actualmente.

Haz del verano un trampolín para tu nuevo empleo

Noelia de Lucas y otros profesionales del sector de la selección de personal hablan sobre los contratos y prácticas de verano y nos dan las claves sobre cómo sacar el máximo partido a esta experiencia.

Si quieres descargar la noticia completa, haz click aquí.

 

haz del verano trampolín empleo.jpg 

Anne Hathaway es una becaria en 'El diablo se viste de Prada' que aprovecha finalmente sus prácticas.

 

 ¿Conoces a alguien que haya conseguido un contrato después de pasar por una beca de verano? Seguramente sí. Pero aunque no fuera así, seguro que ese trabajo estival le habrá servido a esa persona para meter la cabeza en el mercado laboral.

Andrés Pérez Ortega, consultor en posicionamiento personal, considera que "cualquier empleo o actividad que te permita lograr contactos, conocimientos, experiencias, creencias positivas o habilidades siempre puede ayudarte profesionalmente". Pérez añade que ahora los títulos no son diferenciadores y, por tanto, "somos responsables de construir nuestra carrera profesional utilizando ingredientes de fuentes muy diversas". Para eso hay que saber aprovechar una oportunidad laboral de verano, aunque, como apunta Yolanda Pajares, directora de servicio de Adecco, "el porcentaje de trabajadores que logran quedarse en una empresa es del 30% a lo largo de todo el año, mientras que en el caso de la temporada estival esta cifra puede descender ligeramente, hasta el 20% o el 25%".

Álvaro Millán, manager de Page Personnel, recuerda que "el año pasado, teniendo en cuenta el periodo del 1 de junio al 30 de septiembre, el paro disminuyó en España un 3,35%, y al terminar el verano el desempleo aumentó un 2,41%. La diferencia entre ambos datos, en muchos casos, se explica porque esos trabajadores han tenido la posibilidad de reincorporarse al mercado laboral". Además, Millán asegura que este verano las perspectivas son muy positivas, "por lo que un contrato de verano puede ser la puerta que muchos candidatos están esperando para volver a trabajar con contrato indefinido".

 

Saca partido

Para que ésto ocurra debes exprimir la experiencia y presentarte como un profesional responsable que, como apunta Eva Ulibarri, responsable de selección de Atos Iberia, "pregunta, está deseoso de aprender y de aportar, y demuestra sus ganas de trabajar". Pajares también cree que si tu objetivo es quedarte en esa empresa que te ha dado la alternativa en verano "te tendrás que tomar ese empleo como si tu contrato fuera estable, ir con muchas ganas de aprender y aportar tus conocimientos. Deberás demostrar tus inquietudes, tu predisposición para trabajar, tu ilusión por el proyecto y, si tus superiores ven potencial, contarán contigo para próximas colaboraciones".

Álvaro Millán recomienda tomarse el trabajo de verano como una posibilidad de quedarse en la empresa, "porque en todas las organizaciones pueden surgir imprevistos, puede haber personas de la plantilla que decidan salir de la empresa, puede entrar un proyecto de gran volumen. Dejar buena imagen hará que a medio plazo se acuerden de ti. Y, si se hace un buen trabajo, el empleador va a dar buenas referencias sobre el trabajador". Noelia de Lucas, directora comercial de Hays España, aconseja no limitar la meta a quedarse en la empresa que te da la oportunidad de trabajar en verano: "Debes aspirar a hacer contactos, a tener una experiencia laboral y a conocer cómo se trabaja en una compañía; a adquirir seguridad en ti mismo e independencia. Y si te atreves a marcharte al extranjero a trabajar durante estos meses, mucho mejor, porque perfeccionarás otro idioma y conseguirás una experiencia internacional valiosa".

 

Qué debes evitar

Si de verdad quieres dejar huella y un buen sabor de boca evita caer en ciertos errores que podrían arruinar la oportunidad de quedarte en esa empresa pasado el verano, y que incluso harán que te ganes una mala reputación. Andrés Pérez Ortega considera que lo peor que puedes hacer es mantener una actitud negativa: "Es cierto que pasarse el verano trabajando en algo que, a priori, no te parece atractivo por unos pocos euros, no parece la mejor opción, pero si lo ves como una oportunidad de crecimiento personal, una forma de generar ingresos con los que aguantar un poco y, además, conocer gente interesante, podrás aprovechar mucho más que si te quedas en un sofá viendo la televisión". Millán, por su parte, cree que no debes parecer desmotivado ante un contrato temporal. Una opinión que comparte Pajares, quien aconseja aprovecharlo, porque te ayudará en tu empleabilidad. 

 

Haz click aquí para leer la noticia completa on-line.

|