Este sitio web usa cookies. Si continúas, estás dando tu consentimiento. Sin embargo, siempre puedes cambiar las preferencias de cookies en cualquier momento.

El 76% de las compañías prevén contratar más empleados en 2018

• La Guía del Mercado Laboral 2018 de Hays recoge un aumento del optimismo de trabajadores y empresas por tercer año consecutivo, cosa que demuestra la consolidación de la senda de crecimiento del mercado laboral español.

• Aun así, los profesionales españoles suspenden las políticas de RRHH de sus empresas: los trabajadores en el extranjero valoran su experiencia laboral de una manera superior a los nacionales, principalmente en planes de desarrollo, conciliación laboral y personal, innovación empresarial y políticas de formación.

• El sector industrial, marketing y ventas, el logístico, el legal y muy especialmente el sector online y la ingeniería tirarán del empleo cualificado este año.

• Un caso particular es el de las tecnologías de la información, con un gran potencial, pero unas perspectivas poco halagüeñas en el mercado español por los desajustes observados.

Madrid, 18 de enero de 2018.- Tras varios años de recuperación en los principales indicadores económicos españoles, 2017 se podría situar como el año de la consolidación de esta senda positiva: la tasa de paro sigue disminuyendo, y la confianza empresarial hace que sus perspectivas en cuanto a empleo sean positivas.

Con todo, y pese a la incertidumbre política que ha marcado el rumbo en los últimos meses de 2017 –y previsiblemente en los primeros de 2018–, España se encuentra en un buen momento para seguir creciendo, generando empleo y mejorando el Mercado Laboral para todos.

Esta es una de las principales conclusiones de la Guía del Mercado Laboral 2018 de Hays, que recoge una encuesta a 58 universidades, 1.100 empresas y 8.800 profesionales, así como el análisis salarial de 2.400 posiciones y un barómetro de tendencias y balance de 15 sectores destacados para la economía española. Pese a ello, la Guía también presenta grandes desafíos a los que se presenta el sector, además de algunas asignaturas pendientes.

Empresas y profesionales se ponen de acuerdo: la mejora en el mercado laboral es real

El optimismo en el mercado por las dos partes es un hecho. El 84% de las compañías considera que su empresa ya ha superado el ciclo económico menos favorable y se dispone a encarar un 2018 con subidas salariales. Además, el 76% de las empresas encuestadas asegura que piensa contratar más empleados este ejercicio, una cifra que ha crecido paulatinamente 13 puntos desde 2015.

Analizando 2017, el 77% de las empresas ha aumentado su nivel de exportación en los últimos 12 meses, una cifra que se ha traducido en un incremento de personal en 6 de cada 10 casos. En paralelo, el 90% de las compañías aseguran que tienen planes para continuar su expansión internacional, cosa que pone de manifiesto las buenas perspectivas del mercado.

Por el lado de los profesionales también se encuentras cifran que demuestran este optimismo: el 60% de ellos ha notado una mejora en el mercado laboral español durante el último año a través de las ofertas de trabajo recibido, propias o de su entorno. Asimismo, la cifra de empleados que estarían dispuestos a aceptar una oferta laboral en el extranjero marca un mínimo en los últimos años y por primera vez baja del 50%, muestra de la confianza de los profesionales en el mercado español.

Dificultades y retos del sector laboral español

Frente a los datos observados de clara recuperación, la encuesta presenta también cuáles son las dificultades más problemáticas en el sector. Un año más, el desajuste entre la oferta de profesionales y vacantes disponibles y la falta de profesionales cualificados marcan las principales preocupaciones de las empresas: el 85% de las empresas asegura que tiene dificultades para encontrar perfiles para determinadas posiciones.

Asimismo, las compañías también destacan su temor por una rotación voluntaria de la plantilla más elevada que en los últimos años. Este dato ha crecido casi 20 puntos en los últimos años hasta situarse en el 53% de las empresas las que creen que será inevitable la fuga de talento. Los sectores más preocupados coinciden con aquellos que más dificultad encuentran a la hora de contratar personal cualificado: tecnología/internet, ingeniería e industrial.

Otro dato que refleja el camino por delante del mercado laboral son las grandes diferencias entre la percepción de la calidad del empleo: los profesionales españoles suspenden las políticas de RRHH de sus empresas. Los trabajadores en el extranjero perciben a sus compañías de manera muy superior que a cómo lo hacen los empleados nacionales. Los elementos más valorados y que reciben una peor puntuación en España son principalmente los planes de desarrollo, conciliación laboral y personal, innovación empresarial y políticas de formación.

Dicho esto, quizás no es de extrañar que desde 2007 haya 2,3 millones menos de empleados con menos de 30 años de edad en España. Según Christopher Dottie, Managing Director en Hays España, “la población joven activa cae en España de forma alarmante y eso se debe, principalmente, a que el talento emigra por falta de oportunidades”. Dottie considera que las empresas en España podrían mejorar lo que ofrecen a los candidatos, ya que “lo que hace 20 años era válido en el Mercado Laboral ya no lo es. Las plantillas están interesadas cada vez más en cuestiones al margen del salario, no basta con pagar bien a tus trabajadores, hay que aportarles un valor añadido como empresa”. Y este, como demuestran las encuestas, es un punto a mejorar en el mercado nacional.

Entre todos los retos a los que se enfrenta el mercado laboral, destaca de manera especial la robotización de la industria, con una doble visión: la sustitución de mano de obra por tecnología, pero también la oportunidad que se deriva de la creación de trabajos alrededor del diseño de esta tecnología.

El sector industrial y online, a la cabeza del mercado laboral

Por sectores, la Guía del Mercado Laboral 2017 estima que el industrial, marketing y ventas, el logístico, el legal y muy especialmente el sector online y la ingeniería tirarán del empleo cualificado este año. Un caso particular es el de las tecnologías de la información, con un gran potencial, pero unas perspectivas poco halagüeñas en el mercado español.

El sector industrial ha vivido en 2017 una senda muy positiva y la perspectiva es que esta tendencia se mantenga, considerando los ingenieros como aquellos candidatos mejor formados y capacitados para ser especialistas en la mejora de la productividad y calidad, optimizando recursos.

A nivel nacional destaca el sector del automóvil –España ocupa nada menos que el octavo lugar en el ranking de países productores en el mundo–, en cabeza de lista junto con la industria alimentaria. Los perfiles más cotizados serán los Ingenieros Electrónicos, especialistas en automatización y robótica.

Por su lado, y en plena era de la Transformación Digital, el sector online seguirá viviendo una tendencia muy positiva. Las empresas, tanto públicas como privadas, tienen la necesidad de digitalizarse, además del incremento del comercio y la publicidad online. Perfiles especializados en big data y programática, así como en análisis digital o ecommerce serán los más solicitados en 2018. A pesar de todo, la asignatura pendiente será la mejora salarial en el sector.

Mención especial requiere el sector IT. 2017 ha sido el quinto año consecutivo marcado por un fuerte auge del sector en España. No en vano, el 54% de las empresas encuestadas cree que el sector que generará más empleo será el de las tecnologías de información. Pero el mercado laboral asociado presenta unos desajustes cada vez más importantes y una clara falta de adaptación por parte de los diferentes actores.

Por una parte, el aumento de la demanda y una oferta de perfiles estable hacen que los salarios se incrementen, aunque las empresas todavía no están dispuestas a pagar más. Por otro lado, las empresas todavía no se han adaptado al nuevo paradigma que presenta el sector, y todavía se demasiadas ofertas laborales a la baja, procesos de selección demasiado largos, expectativas demasiado elevadas en un mercado que no lo permite, etc.

La economía digital no es una burbuja sino un cambio estructural profundo. Estamos pasando del mundo del producto al de la información, y a pesar de que esta realidad presenta un potencial elevadísimo de oportunidades laborales, las perspectivas en España vienen marcadas por la capacidad de adaptación y de sumarse al futuro, tanto de las instituciones públicas como del sector privado.

Los perfiles de desarrollo y arquitectos de SW, los de preventas y aquellos relacionados con la ciberseguridad serán los más buscados en 2018.

 

|

Síguenos en redes sociales

Qué dicen de nosotros

Nuestro servicio