Este sitio web usa cookies. Si continúas, estás dando tu consentimiento. Sin embargo, siempre puedes cambiar las preferencias de cookies en cualquier momento.

El 32% de los desempleados españoles ha rechazado alguna oferta de trabajo

  • El salario (40%) es el motivo principal para descartar una posibilidad de empleo, seguido de las condiciones laborales y las funciones a desempeñar.

  • Casi la mitad de los menores de 24 años han descartado alguna oferta laboral.

El 32% de los desempleados españoles reconoce haber rechazado una oferta de trabajo pese a no tener un empleo en el momento de hacerlo, según se recoge en la Guía del Mercado Laboral 2017 de Hays. De los trabajadores con empleo, el 54% reconoce haber descartado alguna oferta laboral.  

Por comunidades autónomas, los catalanes son los que más han rechazado alguna oferta de empleo (34%), seguidos de los vascos (33%) y valencianos (32%). Los madrileños (31%) y los andaluces (29%) son los que están por debajo de la media nacional. 

Un salario por debajo de las expectativas (es el motivo principal para descartar la posibilidad de un trabajo, con un 40% de los encuestados por Hays para elaborar este informe. El segundo motivo (30%) es debido a las condiciones laborales (horario, periodo de prueba, tiempo de viaje, etc.). El 21% de los desempleados encuestados afirma que las funciones a desempeñar eran inferiores a su cualificación, lo que les hizo descartar el empleo, mientras que el 18% lo hizo porque les obligaban a ser autónomos. 

Otros motivos para renunciar a un posible trabajo son la inexistencia de conciliación laboral (14%), el tipo de contrato (13%), la filosofía de la empresa (11%) o la poca estabilidad (10%).

La edad también influye a la hora de aceptar o rechazar un trabajo, a pesar de que en ese momento no tengamos otro empleo. Según el informe de Hays, casi la mitad de los menores de 24 años han descartado alguna oferta laboral, aunque muchos de ellos estén buscando su primer trabajo. El 38% de los desempleados entre 25 y 44 años no han aceptado una opción de trabajo, y a medida que avanzan los años, el número de trabajos rechazados disminuye: solo el 27% de los parados entre 45 y 54 años han rechazado un empleo, un porcentaje que se reduce entre los candidatos de 55 a 66 años (24%) y en los mayores de 67 años (20%).

La temporalidad no implica solamente la edad, sino el tiempo que uno lleva sin trabajo. Curiosamente, la Guía Hays muestra que el período en el que más gente rechaza alguna oferta de empleo es cuando llevan entre 7 y 12 meses en el paro (el 38%), mientras que esta cifra disminuye hasta el 27% de los que llevan más de dos años desempleados. 

La causa de despido condiciona las ganas de volver a trabajar y, con ello, la predisposición a aceptar las ofertas que lleguen. De los que están en el paro por despido, el 32% ha rechazado algún nuevo puesto, mientras que el porcentaje aumenta hasta el 38% para los que cursaron baja voluntaria. En cambio, solo el 24% de aquellos cuyo contrato fue rescindido durante el periodo de prueba han rechazado alguna oferta laboral, siendo los que más trabajos aceptan, seguidos de los que están sin empleo por quiebra o cierre de su antigua empresa (29%), y los que están buscando un primer trabajo (31%).

|

Síguenos en redes sociales

Qué dicen de nosotros

Nuestro servicio