Este sitio web usa cookies. Si continúas, estás dando tu consentimiento. Sin embargo, siempre puedes cambiar las preferencias de cookies en cualquier momento.

¿SUFRES DE SÍNDROME POSTVACACIONAL
O DEBES BUSCAR UN NUEVO TRABAJO?

No me malinterpretes, necesito mis vacaciones igual que cualquier otra persona. Y, ciertamente, la idea de volver al ajetreo y al bullicio de la vida laboral después de una o dos semanas sin preocupaciones o en la playa, puede provocar en mí y en cualquiera una sensación de depresión posvacacional.

Sufres de síndrome postvacacional o debes buscar un nuevo trabajo blog.jpg

No me avergüenza decir, sin embargo, que una parte de mí no puede esperar para volver a la oficina,  sintiéndome relajado, renovado, feliz de ver a mi equipo de nuevo y listo para volver a lo que me encanta hacer. ¿Estás leyendo esto después de haber regresado de tus vacaciones y te sientes estresado o infeliz prácticamente en cuanto te has sentado en tu escritorio, y no ha disminuido este sentimiento desde entonces?

Si es así, entonces es probable que lo que necesites sea darle un nuevo giro a tu carrera profesional. Para aclarar tus dudas, comparto contigo algunos indicios que te ayudarán a tomar la decisión de buscar un nuevo empleo.

Activaste el modo vacaciones mucho antes de irte de vacaciones

Durante las semanas previas a tus vacaciones, te estuviste imaginando esa playa a la que tenías planeado ir, así como todas las actividades que tenías programadas. Por supuesto, es normal estar emocionado por las vacaciones y pensar en ellas, pero hay una diferencia entre esto y contar mentalmente los días que te quedan para finalmente irte de vacaciones. 

¿Una vez reservadas las vacaciones, descuidaste tu trabajo sin ni siquiera crear un documento para realizar el traspaso? Si es así, esto es una señal de que estabas tan desesperado por alejarte de tu trabajo actual que entraste de pleno en modo vacaciones enseguida antes de incluso irte. Este es sólo uno de los signos que pueden apuntar a que tal vez sea hora de encontrar un trabajo en el que te sientas más conectado.

Te diste cuenta cuando estabas lejos de que esa era la primera vez que te sentías feliz y relajado

Una vez iniciaste tus vacaciones, ¿te diste cuenta de que esta era la primera vez que te sentías completamente feliz y relajado en mucho tiempo? No estoy diciendo que tu trabajo ideal tenga que ser como un día de vacaciones, no, el trabajo está hecho para ser un reto. Sin embargo, tienes derecho a disfrutar de lo que haces y sentirte feliz en tu trabajo, manteniendo al mismo tiempo un buen equilibrio entre trabajo y vida personal.

Si las vacaciones te han hecho darte cuenta de que hacía mucho que no te relajabas y ni siquiera recuerdas la última vez que te sentiste feliz en el trabajo, entonces te sugiero que busques un cambio en tu vida.

No hablaste del trabajo ni una sola vez

Puede que hayas pensado en tu trabajo, pero hiciste un esfuerzo extra para no hablar de ello con otros. Obviamente la gente no habla mucho de trabajo cuando están de vacaciones, pero a veces simplemente surge en la conversación de manera natural, ya sea con amigos o con tu pareja. Pero no, evitaste el tema por completo. ¿Por qué? Porque quieres fingir que el trabajo no existe en ese momento. Hablar de ello lo convierte en real, en algo a lo que tienes que volver después de tus vacaciones, lo que conlleva ese sentimiento de estrés posvacacional. Algo con lo que tienes que volver, junto con esos temidos azules post-vacaciones.