Este sitio web usa cookies. Si continúas, estás dando tu consentimiento. Sin embargo, siempre puedes cambiar las preferencias de cookies en cualquier momento.

LENGUAJE CORPORAL PARA UNA
ENTREVISTA DE TRABAJO DE ÉXITO

Existen muchas estadísticas que muestran cuánto podemos llegar a comunicar a través de nuestro lenguaje corporal; de hecho, un reconocido estudio cree que representa el 55%. 

lenguaje-corporal-entrevista-de-trabajo.jpg

En una entrevista de trabajo tienes que ser consciente de que el reclutador estará observando cómo te expresas y gesticulas, lo que, finalmente, podría determinar tu continuidad en el proceso de selección

Tu lenguaje corporal tendrá también un gran impacto en tu propia forma de pensar, ya que la pose que adoptes perpetuará lo que estás sintiendo. En este sentido, un estudio de la Universidad de Princeton descubrió que, al modificar tu expresión corporal de manera proactiva, puedes también cambiar tu estado de ánimo. Si estás encorvado e inquieto, lo único que vas a conseguir es aumentar tu ansiedad; si te sientas recto con la barbilla hacia arriba, entonces tus sentimientos de confianza aumentarán. No obstante, tal y como afirma nuestro CEO Alistair Cox en esta entrada de blog "no se trata de una cuestión de control mental".

Prepárate para el éxito

Has investigado todo lo posible sobre la empresa y la persona que te va a entrevistar. Lo mínimo que esperan de ti es que te hayas preparado las posibles preguntas que podrían surgir, además de haber pensado ya en cómo vestirte para la entrevista. No dejes que toda esta preparación sea en vano adoptando posturas incorrectas que dan una imagen muy poco profesional de ti.

¿Sabes cuánto podemos llegar a saber de una persona simplemente observando la manera en que se sienta? Incluso aunque tengas un CV impecable y respondas correctamente a todas las preguntas, aquellos gestos y posturas corporales negativos podrían ser razón suficiente para ser rechazado. Por ejemplo, si estás encorvado en la silla, dando golpecitos con el pie o te muestras inquieto en la silla, transmitirás poco interés e, incluso, una actitud grosera.

5 pasos a seguir

Teniendo esto en cuenta, asegúrate de que sigues estos cinco pasos en tu entrevista para dar una impresión lo más positiva posible:

1.- Ve preparado

Prepararse una entrevista siempre genera confianza en uno mismo y, cuando te sientes seguro, tienes menos problemas de lenguaje corporal. Si tienes poca confianza en ti mismo, finge que eres una persona segura de ti misma; éste es uno de los consejos que Susie Timlin da en “7 maneras de transmitir confianza”. Tu lenguaje corporal y tu personalidad podrían ser el punto de inflexión si compites por un puesto contra alguien que posee las mismas cualificaciones y experiencia profesional. Practica con un amigo o familiar, diles a qué detalles deben prestar especial atención.

2.- Espera pacientemente

Tan pronto como entras en el edificio donde vas a realizar la entrevista, te conviertes en objeto de análisis. Es habitual que el recepcionista le informe al entrevistador de tu comportamiento y actitud, por lo que incluso mostrarte inquieto mientras esperas podría jugar en tu contra. Aprovecha este tiempo para pensar en cómo saludarás al entrevistador y adopta una posición erguida. 

Nuestro CEO aconseja pasar cinco minutos antes de una entrevista o reunión importante ensayando en privado una comunicación no verbal que demuestre seguridad. Obligar a tu cuerpo a adoptar esta pose te ayudará a dar una imagen más segura de ti y gestionar el estrés. 

3.- Adopta una postura que denote seguridad

Una vez estés en la sala de espera, descansa tus brazos en los reposabrazos de la silla o en tus piernas. Aunque usar determinados gestos y movimientos puede ayudarte a mostrar pasión, una gesticulación excesiva puede dar la impresión de que estás tratando de expresarte de manera demasiado frenética. Deja que sean tus palabras las que hablen de ti. 

Por otra parte, cruzar los brazos y las piernas puede ser visto como una postura agresiva, lo que jugará en tu contra si estás siendo entrevistado para una posición con un claro enfoque social y de trabajo en equipo. Evita asimismo tocarte la cara y el cabello, ya que distrae al entrevistador. Además, podría pensar que no te sientes cómodo con las preguntas que te está haciendo.

4.- Mantén el contacto visual

Mantén el contacto visual durante toda la entrevista, tanto cuando estás escuchando como cuando estás hablando. Es una gran forma de transmitir calma y control, pero no te excedas. No es un concurso de a ver quién aguanta más la mirada; es normal también que la otra persona interrumpa el contacto visual en algún momento de la entrevista. Ésta es una forma de comunicación no verbal muy importante.

5.- Despídete con una sonrisa

Después de que hayas mostrado una actuación verbal y no verbal excepcional, despídete con un apretón de manos y una sonrisa. Un apretón de manos firme, contacto visual, una sonrisa sincera, así como los habituales comentarios amables y de agradecimiento son una gran forma de que el entrevistador te recuerde.

Conclusiones

A pesar de que no te sientas seguro, puedes aparentar lo contario con el correcto lenguaje corporal. Adoptar una posición erguida, comunicarte de forma clara, mantener el contacto visual y sonreír son algunas de las bases de un lenguaje corporal de éxito.

Efectivamente, tu lenguaje corporal puede afectar la percepción que alguien tenga de ti, pero más sorprendente aún son los estudios que muestran que incluso puede afectar a tu propio cerebro.