Skip to content
Hays - Recruiting experts worldwide
  1. Yo soy
    Yo soy
  2. Si ya tienes una cuenta registrada bien en Hays.es o en Hays-Response.es por favor, entra en tu cuenta utilizando los datos que utilizas actualmente.

La importancia de las

cartas de recomendación

A pesar de la tremenda popularidad que gozan LinkedIn y sus recomendaciones, las cartas de recomendación tradicionales siguen estando consideradas como una de las vías más creíbles de promoción de nuestras habilidades y experiencias para el puesto que estamos considerando

00774_RGB.jpg

Una carta de recomendación es una referencia de un antiguo trabajo, cuya finalidad es ofrecer información extra ajena sobre ti que demuestre de manera positiva tu vida laboral y cualidades humanas. Si después de una entrevista te piden una carta de recomendación, es un fuerte indicador de que la entrevista ha ido bien y que estás siendo considerado seriamente como posible candidato.

Sin embargo, la realidad es que aunque nuestra entrevista haya ido muy bien nuestra candidatura puede llegar a caer en el último minuto si no tenemos buenas referencias. Por este motivo, es muy importante que al irnos de una empresa nos vayamos en buenos términos, ya que nunca sabemos cuándo podemos llegar a necesitar una referencia.

1. ¿Qué pueden pedir en una referencia?

Al proporcionar una referencia. puedes hacerlo de dos maneras: llevando una carta de recomendación firmada, o proporcionar los contactos en caso de que quisieran hablar directamente con tus referencias.

En general, cuando contactan suelen preguntar por la siguiente información: tus responsabilidades anteriores, tu desempeño laboral, la duración de tu estancia en la empresa y tus motivos para irte.

2. ¿Quién debería ser tu referencia?

Las referencias rara vez se incluyen en los CVs. En vez de añadir una extensa carta de recomendación a tu currículum, es mejor poner “Referencias disponibles bajo solicitud” al final del documento o esperar a que te las pidan. Aún así, debes avisar a tus referencias sobre la posibilidades de que sean contactadas y asegurarte de que no les tome por sorpresa.

Si todavía estás trabajando y has aplicado a una oferta en otra empresa, deberías avisar a tu actual jefe. La referencia más valiosa que puedes tener viene de tu último trabajo, especialmente la de aquellos que estaban por encima de ti. Tus antiguos jefes pueden hablar con total veracidad sobre cómo utilizabas tus habilidades y experiencias para añadir valor a la empresa. La clave está en proveer directamente los nombres de aquellas personas que tengan más fácil darte una recomendación, tanto por su tipo de trabajo como por el tiempo del que puedan disponer.

Ten en cuenta que en la mayoría de las entrevistas importantes pueden pedirte hasta dos referencias, algo que puede llegar a ser todo un reto de conseguir especialmente si no tienes mucha experiencia laboral. Si recién te has graduado puedes utilizar como referencia a algún profesor o tutor de la universidad, contactos de negocios, algún compañero de voluntariado o incluso un cliente. Generalmente mientras más senior sea tu referencia, más valor tendrá para tu futura empresa. Mantente alejado de referencias de origen personal, como familiares, amigos o familiares de amigos (no suelen estar bien considerados).

3. Que el tiempo no te aleje de tus contactos

No dejes que el paso del tiempo te aleje de tus contactos. Mantén el diálogo con tus posibles referencias para poder pedirles en el futuro su ayuda, como por ejemplo conectando por LinkedIn. Esto también te permitirá estar al tanto de su situación laboral, si han tenido algún cambio en su carrera e incluso si hubiera nuevos datos de contacto.

4. Mantén las formas

También existen ciertas formas para presentar una referencia. Si hace tiempo que no buscas un nuevo trabajo, deberías contactar regularmente con tus posibles referencias para mantenerles actualizados sobre tu carrera y preguntarles si todavía se sienten cómodos de darte una carta de recomendación. Asegúrate de tener sus consentimientos antes de dar su información de contacto, y en caso de que les llamaran asegúrate de comunicárselos con anterioridad. Si no sabes quién puede llegar a llamarles, al menos avisa de qué empresa será.

También puede ser de gran ayuda avisar a tus referencias sobre el tipo de trabajo al que estás aplicando, tus futuras responsabilidades y los requerimientos.

Por último, es un gran detalle enviar una pequeña nota de agradecimiento a aquellas referencias que te ayudaron una vez hayas sido contratado.

Una buena referencia puede hacer la diferencia en un proceso de selección. Por este motivo es importante siempre mantener buenas relaciones en los trabajos, ya que nunca se sabe cuándo puedas necesitar una recomendación.

Si quieres saber más aspectos a tener en cuenta en una entrevista, puedes visitar nuestros Consejos de Carrera, donde encontrarás información muy útil sobre cómo redactar tu cv, preparar tu carta de presentación, cómo cambiar de trabajo entre otras cosas.