Este sitio web usa cookies. Si continúas, estás dando tu consentimiento. Sin embargo, siempre puedes cambiar las preferencias de cookies en cualquier momento.

NATIVOS DIGITALES, ¿PODRÍAIS DEMOSTRAR ESTAS HABILIDADES
EN UNA ENTREVISTA DE TRABAJO?

Pueden pasar muchas cosas durante 60 segundos en internet. Se estima que durante un minuto se envían más de 29 millones de Whatsapp, se publican más de 3,3 posts en Facebook, 448.000 Tweets y se envían más de 150,000 emails.

kkkkkk.jpg

Artículo extraído de Viewpoint.

Como nativos digitales, aquellos que habéis nacido usando internet y móvil, supongo que habréis usado uno de estos medios durante la última hora.

Por definición, es justo decir que para esta generación el uso de la tecnología viene innato, y son capaces de adaptarse rápidamente a las últimas tendencias y herramientas digitales. De hecho, un estudio reciente, afirma que el 65% de la Generación Z y Millenials, prefieren comunicarse digitalmente, tanto dentro como fuera del trabajo. 

Aunque esta fluidez digital es una de las habilidades más deseadas por las empresas a día de hoy, no se dejan de valorar las habilidades interpersonales. 

1. Demuestra que puedes tener compenetración con otras personas

Primero de todo, cuando llegues a tu entrevista, recibe a todo el mundo que te presenten con una sonrisa, contacto visual y un apretón de manos. Incluso aquellas personas que no toman la decisión final, pueden dar opinión sobre ti al entrevistador. 

Segundo, intenta construir una conexión con tu entrevistador. Escúchale atentamente mientras habla e intenta no interrumpirle, esperándote un segundo antes de contestar. Una parte fundamental de la comunicación es una buena escucha.

Debes de tener en cuenta que el lenguaje corporal tiene mucha presencia en la manera en la que nos comunicamos. Distraerse mirando la habitación, acomodarse demasiado en la silla o jugar todo el rato con un objeto, son muestras de que tu mente está en otra parte y no en la entrevista.
Por otra parte, un lenguaje corporal positivo, como sentarse recto, inclinarse hacia delante y sonreír mientras hablas, transmitirá que estás prestando atención a lo que dices.

Estaría bien tener preparadas algunas preguntas sobre tu futuro laboral en la empresa. Es una buena manera de crear conexión. Algunos candidatos dudan sobre si preguntar o no, para no ser intrusivos. Aun así, la mayoría de entrevistadores no se sentirán mal si les haces preguntas sobre tu futuro laboral. Podrías preguntar, por ejemplo, sobre sus aspectos favoritos de trabajar en esa empresa. 

2. Se claro y conciso en tus respuestas

Otro aspecto recurrente que se suele escuchar, es que las generaciones acostumbradas a usar la comunicación digital están tan acostumbradas a releer y modificar sus mensajes antes de enviarlos, que tienen menos seguridad a la hora de hablar delante de otros.

Los expertos en selección, temen que eso sea un obstáculo a la hora de hablar en reuniones o hacer presentaciones.

Puedes evitar que esto ocurra en tu entrevista preparándote para hablar con seguridad y respondiendo claramente. Antes de la entrevista, sigue alguno realiza algunos ejercicios de relajación o confianza, como respirar hondo, tener pensamientos positivos y hablar con tu entrevistador para que te ayude a relajarte.

 Puedes practicar respondiendo algunas preguntas típicas, y siguiendo una estructura para mantener tu atención en la pregunta planteada. Recomendaría usar la técnica STAR (Situación, Tarea, Acción y Resultado): 

Q: “En tu CV has mencionado que tienes buenas habilidades de comunicación. Podrías describirme una situación en la que te hayan sido útiles? 

A: (Situación)En mi anterior trabajo, lanzamos un nuevo servicio para nuestros clientes.

(Tarea) Como director de cuentas, fui el encargado de comunicar el servicio a uno de mis clients. El objetivo era transmitir sus ventajas.

(Acción) Preparé los puntos que quería destacar y practiqué con mi jefe. Tuve muy en cuenta su feedback y, adapté mi estilo de comunicación para ser más conciso. 

(Resultado) El comunicado fue bien recibido por el cliente, que no solo entendió el servició, sino que lo incorporó en su empresa poco tiempo después de la reunión, incrementando nuestro beneficio un 15%.

3. Se consciente de las respuestas que das, tanto antes como después de la entrevista

Debes de tener en cuenta que no solo debes demostrar tus habilidades comunicativas durante la entrevista solo, el entrevistador observará como te comunicas antes y después de ella.

A parte, también se valorará tu rapidez en responder a los emails o a las llamadas, y como te expresas. Te recomiendo que tengas cerca tu teléfono tanto antes como después de la entrevista para poder responder fácilmente. Otro detalle a tener en cuenta, es contactar con el personal de selección para agradecerles el tiempo y mostrarles interés en la posición.

No importa cuánto desarrollemos nuestra comunicación online, nada puede reemplazar el aspecto humano que se necesita para construir buenas relaciones profesionales. No solo porque seas un nativo de la era digital, significa que no tengas las habilidades comunicativas necesarias para el mundo del trabajo.

Lo tenemos claro, solo hace falta dar los pasos adecuados para demostrárselo al entrevistador.