Este sitio web usa cookies. Si continúas, estás dando tu consentimiento. Sin embargo, siempre puedes cambiar las preferencias de cookies en cualquier momento.

6 FORMAS DE ESTAR SIEMPRE PREPARADO
PARA ENVIAR TU CV EN CUALQUIER MOMENTO

Los tiempos en los procesos de selección son clave. Asegúrate que tienes todo preparado para no perder ni un minuto en cuanto veas una oferta de tu interés.

6-formas-preparado-cv.jpg

Por lo general, cuando las personas están abiertas a nuevas oportunidades laborales, adoptan una de estas dos actitudes. Algunos actúan de manera proactiva, contactando directamente con el reclutador y enviando su CV para las ofertas en las que encaja. Otros prefieren estar pendientes y enviar su CV en cuanto se publica una vacante de su interés.

Independientemente de la actitud que adoptes, necesitas tener todo preparado para enviar tu CV nada más se publique una oferta para un puesto de tu interés. Los tiempos en los procesos de selección son cruciales y es mejor no dejar pasar ni un minuto en cuanto ves una oferta que encaja con tu perfil y lo que buscas. Para ello, te recomendamos que sigas los siguientes pasos:

1. Actualiza regularmente tu CV y tus perfiles digitales

Añade tus últimos logros y actualiza las habilidades que has incluido en tu CV y tus perfiles profesionales. Pide a antiguos superiores y compañeros de trabajo que te endorsen habilidades y te escriban recomendaciones en tu perfil de LinkedIn. Asegúrate de que tu CV y tu perfil digital encajan, cualquier incongruencia alertará al reclutador.

2. Mejora tus habilidades y competencias profesionales

Mira hacia el futuro. Lee blogs relevantes, asiste a webinars y únete a redes de trabajo para que seas consciente y estés preparado para cualquier cambio dentro de tu industria. Para fomentar tu desarrollo profesional de manera continua, no tienes que realizar ningún curso formal. Puedes buscar otras maneras de adquirir nuevas competencias y habilidades participando de forma voluntaria en proyectos o buscando un mentor, por ejemplo. Asegúrate de no descuidar tus habilidades digitales, el entorno digital cobra cada vez más importancia. 

3. Desarrolla tu red de contactos

Únete a alguna asociación relacionada con tu industria, así como a grupos de LinkedIn relevantes, y aprovecha cualquier oportunidad para involucrarte en ellos. Sé activo, preocúpate de publicar y compartir entradas de blog. No esperes que las oportunidades te lluevan del cielo; ampliar tu red de contactos es algo que sólo tú puedes lograr, construyendo relaciones con otros profesionales y dándote a conocer en tu industria.

4. ¿Son tus habilidades demandadas?

El mercado laboral está en continuo cambio y el número de candidatos cualificados cada vez es menor. Al haber tanto vacantes permanentes como temporales disponibles, muchas empresas requieren profesionales experimentados y con amplias habilidades. ¿Son tus habilidades las más demandadas? Merece la pena conocer la demanda y las tendencias de selección para tu puesto. 

5. Muestra lo que te diferencia y te hace único

Piensa en tus fortalezas, habilidades y experiencia, y trata de encontrar las características que te diferencian de otros candidatos y por las que una empresa debería elegirte a ti antes que a otro. Asegúrate de que reúnen un valor único y de utilidad para la empresa. Si aún no lo has identificado, es hora de que empieces a pensar en ello.

6. Mantén el contacto con tu reclutador

Mantén el contacto con tu reclutador y pídele que te envíe actualizaciones regulares en relación a tendencias del mercado y nuevas posiciones. Esto te permite mantenerte al tanto de las últimas novedades y de lo que las empresas buscan en nuevos empleados, además de las actuales tendencias salariales y las habilidades interpersonales y técnicas más solicitadas en tu industria.

¿Estás preparado para enviar tu CV a ese puesto de trabajo que tanto deseas conseguir? Sigue los pasos descritos y aumenta tus posibilidades de obtenerlo.