Este sitio web usa cookies. Si continúas, estás dando tu consentimiento. Sin embargo, siempre puedes cambiar las preferencias de cookies en cualquier momento.

POR QUÉ LOS DIRECTIVOS DE EMPRESA
DEBEN SER ACTIVOS EN REDES SOCIALES

Es habitual que cada pocos minutos veamos en LinkedIn una nueva publicación escrita por un directivo. ¿Te has preguntado alguna vez de dónde sacan el tiempo? ¿Crees que tú también deberías hacer lo mismo?

hays_1920037.jpg

Escrito por Christopher Dottie el 17 de mayo de 2017

Como directivo de una empresa, cada minuto que pasas en el trabajo es crucial, así que comprendo que estar quince minutos actualizando tu perfil de LinkedIn o programando unos tweets no estén entre tus prioridades.

A decir vedad, existe también un factor miedo en juego. A muchos directivos les gusta sentir la seguridad que les otorga su autoridad, ya sea por status o por todas sus habilidades y años de experiencia adquiridos. Pero el mundo digital es diferente. Muy pocos directivos son nativos digitales y consideran que son los profesionales junior los que se sienten más cómodos y seguros con las nuevas tecnologías, por lo que temen cometer algún error y perder credibilidad. Sin embargo, y hablo por experiencia propia, y como directivo que soy, es fundamental involucrarse y mantener una presencia constante en las redes sociales.  

Posiciónate a ti y a tu empresa como expertos

Ante todo, queremos que nuestra organización sea vista como una autoridad esencial en su sector. Participar en eventos, escribir informes e implementar campañas de publicidad son estupendas maneras de construir nuestra identidad de marca y generar engagement. Para ello, lo mejor que puedes hacer es ser activo en las redes sociales y compartir contenidos relevantes a través de tus cuentas personales. ¿Por qué? De acuerdo a este informe, el 82% de las personas creen que el engagement generado por altos ejecutivos en redes sociales demuestra liderazgo y un gran conocimiento de la industria

Así que, ¿por qué no darle una oportunidad? Comparte un par de veces al día contenido de tu empresa a través de tu perfil de LinkedIn. ¿No estás seguro de qué compartir? Habla con tu departamento de marketing para que te asesoren o, si tienes tiempo, ve un paso más allá y prueba a escribir y publicar un artículo tú mismo.

En Hays nuestros directivos, yo incluido, a menudo demuestran su expertise escribiendo entradas de blog con consejos útiles para empleados y personas en búsqueda de empleo. Dado el alcance, el engagement y la notoriedad que hemos conseguido atraer a nuestro negocio con esto, realmente merece la pena que invirtamos tiempo en posicionarnos en las redes sociales. Para ello es crucial que identifiques tu área de expertise (qué temas y materias dominas) y construyas tu identidad digital en base a ello.

Gánate la confianza de otros

Tal y como nuestro CEO Alistair Cox explica en una reciente publicación “la confianza en los CEO y líderes de negocios está más en entredicho que nunca”, según afirma también el último Barómetro de Confianza Edelman.

Sin embargo, un uso efectivo de las redes sociales puede ayudarte a construir una relación de confianza con tu público. Según este informe, cerca del 80% de los clientes confiarían en una empresa cuyo CEO y su equipo son activos en estos canales.

Las estadísticas hablan por sí solas: el storytelling es la nueva forma de atraer al público en la actualidad y la interacción con éste tiene mucho más poder que la publicidad. Sé que, al menos para mí, es importante tener un CEO que esté presente en las redes sociales, lo que le otorga a la organización un poco más de transparencia y confianza.

Usa los medios adecuados para atraer a tus clientes

Estadísticas recientes muestran que la gran mayoría de los clientes comprarían en empresas cuyos valores de marca son comunicados a través de las figuras de liderazgo de la empresa en redes sociales, lo que francamente no me sorprende. Piénsalo: al usar medios como blogs y podcasts, entre otros, estás dirigiéndote directamente a tu audiencia con las plataformas que ésta emplea a diario. Es más, al usar tus cuentas personales de redes sociales, estás comunicando tu propio tono de voz, mostrando tu lado más humano, y el de tu empresa.

Atrae al mejor talento

No sólo son tus clientes a los que les importa tu presencia online. Cuatro de cada cinco empleados considera que los CEO que tienen éxito en redes sociales están mejor capacitados para dirigir compañías en el mundo moderno. Por tanto, puedes usar las diferentes plataformas digitales para posicionarte como un líder conocedor de lo que ocurre en su sector, actuando, así, como fuente de atracción de talento. 

Y no sólo esto, del mismo modo, puedes usar las plataformas digitales para construir una imagen de empresa cercana, que fomenta la interacción con sus empleados. Ya sea compartiendo imágenes de eventos internos o escribiendo un artículo para hablar de por qué tu empresa es un buen lugar para trabajar, usa los recursos a tu disposición para proporcionar información sobre los mejores aspectos del día a día en tu organización. Por ejemplo, en Hays nos gusta mostrar a nuestros seguidores de Instagram cómo es trabajar en la empresa, así que animamos a nuestros empleados a publicar imágenes de actividades y eventos internos, entregas de premios, etc. Todo ello utilizando el hashtag #WeAreHays.

Predica con el ejemplo

Según este informe, el contenido compartido por empleados en redes sociales genera ocho veces más engagement que el contenido compartido a través de los canales de la marca. Por esta razón, es importante que des ejemplo tanto a tus empleados como a futuros líderes. ¿Qué mejor manera de hacerlo que siendo más activo en redes sociales? Yo, por ejemplo, suelo compartir las novedades de Hays en redes sociales, alcanzando entre 5000 y 7000 visitas. Mis compañeros y mi red externa de contactos también las compartirán, creando una especie de efecto dominó. Pero, además de esto, nuestro CEO Alistair Cox lleva siendo una figura influyente en LinkedIn desde 2012. A menudo publica artículos en blogs de liderazgo y en 2015 fue nombrado una de las diez personas más influyentes en el Reino Unido. Es por eso que no es casualidad que nuestros empleados sean tan activos en las redes. De hecho, el año pasado obtuvimos el premio a la Compañía más activa en redes sociales a nivel global.

Mayor valor añadido

Una de las consecuencias más enriquecedoras del engagement digital es la oportunidad de influir en tu entorno. Las empresas no operan en solitario, al fin y al cabo somos una parte clave de la economía y de la sociedad. Una plataforma online puede permitirte apoyar ideas, valores e iniciativas en consonancia con tu actividad de empresa. En mi caso, siento que tengo la oportunidad (y la responsabilidad) de promocionar iniciativas que fomenten el crecimiento de empleo y la mejora de la igualdad en el lugar de trabajo, por ejemplo. Y es que cuando los directivos compartimos nuestro conocimiento, estamos ayudando a otros. Y compartir conocimientos de forma digital significa ausencia de fronteras o límites en cuanto a la ayuda que podemos dar. Todos podemos aportar nuestro granito de arena. He recibido feedback de mis artículos de diferentes países, algunos países en vías de desarrollo, y cada vez que alguien me dice que mi opinión o recomendación le ha parecido útil, siento que, en efecto, he aportado mi granito de arena. 

Espero con esto haberte convencido de por qué, como directivo, es importante que tengas una fuerte presencia en redes sociales. Sí, implica compromiso, pero cuando consideras los beneficios que le puede aportar a la reputación de tu empresa y a los niveles de engagement, así como al desarrollo de tus propias habilidades y de otros profesionales, realmente merece la pena.