Este sitio web usa cookies. Si continúas, estás dando tu consentimiento. Sin embargo, siempre puedes cambiar las preferencias de cookies en cualquier momento.

HAZ QUE TU CV TRASMITA
EL MENSAJE CORRECTO

¿Sabías que un CV mal enfocado y redactado puede dificultarte el tener una entrevista de trabajo? 

hays_1883421.jpg

Escrito por Alistair Cox el 28 de marzo de 2017 

Anteriormente, he escrito mucho sobre las dificultades que tienen las empresas de todo el mundo para atraer personas con las habilidades que necesitan. Desde luego, no podemos negar que las empresas son muy selectivas con los candidatos que contratan, pero a veces el CV tampoco ayuda o, para ser más preciso, la manera en la que se interpreta puede no ser la mejor.

Aunque un CV puede decirte mucho de un candidato, no te cuenta la historia completa. Se pierde mucha información, en especial la relativa a sus habilidades interpersonales y potencial para encajar dentro de la compañía. Haber ido a una buena universidad o tener un título de trabajo impresionante no nos desvela nada de estos aspectos. Además, un candidato excelente puede también encontrarse en el montón de los “rechazados” por las razones equivocadas; por ejemplo, alguien que haya cambiado de sector o puesto varias veces. 

Toma mi propia carrera profesional como ejemplo: he trabajado en diferentes industrias, desde Ingeniería hasta Energía y Consultoría. Sobre el papel, no es quizá lo que un cazador de talentos esperaría de alguien que se ha convertido en Director Ejecutivo de una gran multinacional de Selección de `Personal. 

Sin embargo, puedo decir con absoluta confianza que cada puesto que he tenido me ha proporcionado habilidades invalorables y transferibles que han sido fundamentales en alcanzar el éxito en mi siguiente cargo. El problema es trasladar esto a un CV.  

Con esto en mente, se me ocurren dos consejos: uno para las empresas, que deberían ver más allá del CV, y otro para los candidatos, que deberían tratar de explicar mejor por qué están bien capacitados para desempeñar las funciones del puesto.  

Aprender de otros sectores es muy valorable

Un problema al que se enfrenta cualquier negocio es cómo ganar conocimiento externo que desafíe “la forma en la que siempre hemos hecho las cosas por aquí”. Las personas ajenas a la industria a menudo llegan con una gran variedad de habilidades técnicas que pueden innovar tu propio sector. Aquellas cosas que se pueden dar por hecho en algún otro sitio, pueden ser realmente revolucionarias en tu negocio.
 
El truco para una empresa es encontrar personas que puedan traer estos conocimientos e integrarlos. Por su parte, el truco para un empleado consistirá en que puede adaptar su experiencia a la nueva empresa.  
 
He sido testigo numerosas veces de cómo empleados nuevos son rechazados porque no pueden trasladar sus ideas con éxito al nuevo entorno. No hay nada malo con las ideas en sí, es la manera en la que son comunicadas lo que provoca el fracaso. Sin embargo, según mi propia experiencia, si puedes conseguir este mix ideal, conseguirás muchos beneficios para tu empresa.
 

Una nueva dirección requiere coraje y determinación

Las empresas no deberían descartar automáticamente a aquellos candidatos que no tienen experiencia relevante en una industria en particular. Desde mi punto de vista, una trayectoria profesional variada suele ser un signo de la motivación, determinación, perseverancia y ambición de un candidato para salir de su zona de confort.  ¡Es realmente valiente y admirable!
 
Los empleados motivados serán mucho más productivos y es muy probable que tiendan a mejorar y ampliar sus habilidades y trasladarlas a otros con mayor facilidad. Estas son las características que siempre estoy buscando en mis empleados. Sin embargo, en muchas ocasiones se puede confundir este tipo de perfil con el de alguien que no sabe lo que quiere y que salta de un trabajo a otro cada dos por tres.
 
Así que si hay un peligro, ése es cómo se interpreta tu CV. Revísalo y asegúrate de que el lector ve a una persona motivada que está construyendo un conjunto de experiencias relevantes de gran valor, en contraposición a alguien que se mueve entre puestos aleatorios. 
 

Las habilidades interpersonales son difíciles de plasmar en el CV

Al final del día, las personas se relacionan entre sí y tienen que trabajar juntas. Eso significa que incluso las mejores habilidades técnicas son insuficientes si un empleado no puede comunicarse con su equipo u otros departamentos.  Mientras que las habilidades técnicas son más difíciles de enseñar, las habilidades interpersonales son más complicadas de aprender. 
 
Los empleados que han pasado por varios puestos e industrias se habrán visto obligados a perfilar y poner a prueba  sus habilidades interpersonales una y otra vez, adaptándose a nuevos compañeros, entornos y sectores desconocidos hasta el momento. Esto, ya de por sí, constituye una habilidad en sí misma, pero apenas se le da valor en un CV. En la mayoría de los casos, la primera vez que un reclutador tiene la oportunidad de valorar las habilidades de un candidato es en la entrevista. Sin embargo, desgraciadamente muchos grandes candidatos se quedan por el camino.
 

Encajar en la empresa

Evaluar la aptitud de un candidato para un puesto requiere tiempo. Buscar experiencias similares únicamente cuenta una parte de su historia. Al fin y al cabo, las personas y los equipos son seres complejos y cuando las cosas funcionan bien, su poder es increíble, pero cuando no, los problemas no se hacen esperar.
 
Conseguir a los candidatos idóneos e integrarlos en un equipo eficaz es la forma más importante y efectiva de ser competente en la actualidad, pues son profesionales capaces de realizar cosas impredecibles y con un gran impacto. Eso significa que es fundamental seguir el instinto de uno mismo en el proceso de selección y darle a éste la importancia que se merece.
 
Por tanto, ¿qué preguntas realizarás en tu próxima entrevista? Si estás entrevistando a potenciales empleados, ¿cómo utilizarás la entrevista para descubrir el auténtico “yo” de la persona sentada delante de ti?  
 

Como dije anteriormente, un CV no cuenta la historia completa de una persona, más bien, actúa como un simple filtro que, en realidad, traería mejores resultados si se utilizase para sacar a relucir la experiencia y la motivación del individuo. Ignorar a candidatos simplemente porque no hayan seguido el camino profesional esperado, podría suponer que tu negocio se esté perdiendo un candidato con una perspectiva diferente y fresca, capaz de resolver problemas con éxito y con grandes dotes de liderazgo. Recuerda que las habilidades técnicas se pueden aprender, pero las interpersonales llevan más tiempo, aunque pueden ser mucho más valiosas.