Este sitio web usa cookies. Si continúas, estás dando tu consentimiento. Sin embargo, siempre puedes cambiar las preferencias de cookies en cualquier momento.

POR QUÉ LA CONTRATACIÓN TEMPORAL
ES UNA TENDENCIA EN AUGE

Los servicios de profesionales temporales son cada vez más demandados en el actual mercado laboral, dadas las últimas tendencias y los beneficios que les aportan a las empresas.

hays_1938173.jpg

Escrito por Jane BamfordDirectora de  Levante, País Vasco y Andalucía de Hays, el 8 de junio de 2017

 

Llevo más de 18 años trabajando en consultoría y en ese tiempo, especialmente en los últimos diez años, he sido testigo del auge de la demanda de profesionales temporales.

Un cambio de actitud

Esta tendencia generalizada ya no se debe únicamente a la reducción de costes o a una reacción ante fluctuaciones repentinas del mercado. Muchos de nuestros clientes ven ahora la contratación temporal como una faceta central tanto de la estrategia de contratación de larga duración como de la estrategia global del negocio. Esto se debe a que se han dado cuenta de que la clave de gestionar personas con talento y éxito pasa por tener acceso a los individuos correctos con las habilidades idóneas en el momento preciso, lo que se llema “talento en demanda”.

Los profesionales temporales aportan expertise a tu negocio

Un error común es pensar que los profesionales temporales tienen menos experiencia que los permanentes, por lo que son contratados para puestos más junior. Nada más lejos de la verdad. Los trabajadores temporales son contratados para todo tipo de posiciones, incluso directivas. Muchos de ellos desempeñan funciones altamente cualificadas que requieren amplios conocimientos y habilidades técnicas. Por ejemplo, en Hays tenemos la línea de negocio de IT Services, especializada en perfiles del sector IT, de quienes se espera altas habilidades técnicas y se mantengan al día de las últimas tendencias. Es más, un profesional IT necesita invertir continuamente en su empresa, que no es otra que él mismo, para desarrollar su carrera. Para ser un trabajador temporal de éxito, necesitas ser un experto en tu trabajo, ya que tus ingresos dependen en gran medida de tu rendimiento, a diferencia de los empleados permanentes, que podrían dormirse en los laureles en su puesto tras un cierto período de tiempo y, aun así, sería difícil que abandonasen la empresa.

Cada vez hay una mayor tendencia a contratar profesionales temporales, impulsada por la evolución demográfica y las demandas cambiantes de las generaciones más jóvenes, por lo que la contratación temporal se ve ahora como una atractiva forma de trabajar para profesionales con diferentes niveles y habilidades. Como consecuencia, los candidatos altamente cualificados están entrando poco a poco en el mercado, motivados principalmente por atractivos salarios, favorables desgravaciones fiscales, mayores períodos de vacaciones y una mayor flexibilidad.

Los profesionales temporales disparan la productividad

Los trabajadores temporales normalmente trabajan en proyectos específicos, siendo éste su único foco. Esto significa que no se distraen con otras tareas subalternas o políticas de oficina que afectan a los trabajadores temporales, por lo que son capaces de realizar su trabajo en menor tiempo.

La diligente actitud que los profesionales temporales suelen adoptar en su trabajo tiene también un impacto positivo indirecto en otros trabajadores (permanentes), aunque también pueden influenciarles de forma directa apoyando a aquellos que están más abrumados por el trabajo.

Los profesionales temporales aportan enfoques diferentes

¿Qué mejor manera de introducir continuamente nuevas ideas en tu empresa que contratando profesionales temporales altamente cualificados y experimentados? Probablemente tendrán amplia experiencia trabajando en distintos proyectos y para diferentes empresas e industrias, lo que permitirá abrir tu negocio a toda una riqueza de expertise. El pensamiento único o de grupo es un mal que afecta a muchas buenas organizaciones con una baja tasa de rotación de personal; la contratación de trabajadores temporales puede ser el remedio perfecto.

Los profesionales temporales aportan flexibilidad al equipo de trabajo

El trabajo de los empleados temporales depende de las necesidades del negocio y/o mercado. Se pueden requerir sus servicios para dar apoyo a un equipo de trabajo ante imprevistos y situaciones puntuales: períodos de excesiva carga de trabajo, nuevos clientes o salidas de personal en plantilla. Considérales la columna vertebral de la economía, tal y como explica Daniel Dubbert, “la columna vertebral permite que el cuerpo se doble; de igual forma, los contratos temporales dan a la economía la flexibilidad que necesita para adaptarse al entorno cambiante”.

Ya hemos hablado de cómo la flexibilidad laboral es uno de los muchos beneficios que las generaciones más jóvenes priorizan cuando buscan empleo. Por tanto, al contratar trabajadores permanentes y temporales, estás respondiendo a esta demanda y demostrando a potenciales candidatos que deberían tener en cuenta tu empresa.

Los profesionales temporales ahorran tiempo y recursos

El proceso de selección de trabajadores temporales a través de una consultoría como Hays suele producirse con mayor rapidez que la contratación de trabajadores permanentes, pues supone una menor carga administrativa para la empresa. Lógicamente deberías tratar a todos tus empleados con el mismo respeto y amabilidad, pero hay que tener en cuenta que los trabajadores temporales son contratados por sus habilidades técnicas y conocimientos específicos, y no tanto por su posible adaptación a la cultura de la empresa. En otras palabras, contratar a profesionales temporales no conlleva procesos de selección tan largos y rigurosos como la contratación de profesionales permanentes.

Los trabajadores temporales también le ahorran tiempo a tu compañía, ya que se encuentran con mayor rapidez y tienen mayor disponibilidad que los permanentes, consiguiendo causar un impacto instantáneo.

Los profesionales temporales son empleados en prueba

Por último, contratar a un profesional temporal te da la opción de valorar más tarde si te interesa que el individuo se incorpore a la plantilla o no, pasando a ser uno más del equipo y asumiendo, por supuesto, que esté interesado.

Conclusión final

Espero haberte dado una serie de argumentos convincentes sobre el impacto tan positivo que podría causar los profesionales temporales en tu negocio. Dar apoyo a tu equipo con trabajadores temporales puede ayudarte a incrementar la productividad, la innovación, la satisfacción de los trabajadores y, en última instancia, los resultados generales de la compañía. Contratar profesionales temporales y permanentes son procesos totalmente diferentes, por lo que es necesario que crees dos descripciones de empleo totalmente diferentes.

Con el auge de la demanda de trabajadores temporales, es crucial que tu empresa establezca una estrategia de contratación de estos profesionales, de manera que te asegures que estás preparado para las actuales exigencias del mercado laboral.