Skip to content
Hays - Recruiting experts worldwide
  1. Yo soy
    Yo soy
  2. Si ya tienes una cuenta registrada bien en Hays.es o en Hays-Response.es por favor, entra en tu cuenta utilizando los datos que utilizas actualmente.

CÓMO VOLVER AL TRABAJO DESPUÉS

DE UNA EXCEDENCIA

Ha llegado el momento de que vuelvas al trabajo después de haberte cogido una larga excedencia. Durante los últimos meses, tu mente ha conseguido desconectar del trabajo, tu rutina es diferente y te has acostumbrado a un nivel de vida completamente diferente. 

00024_RGB_Digital Foto grande.jpg

Tras la emoción inicial que produce ver caras familiares, volver a formar parte de un equipo e involucrarse en nuevos proyectos, también es completamente normal sentirse un tanto abrumado.

 

Puede que te preguntes cómo siquiera conseguías levantarte temprano por las mañanas, ibas al gimnasio o veías a tus amigos mientras trabajabas. También es posible que te sientas inseguro de tus capacidades y te asalten las dudas: ¿Qué ha cambiado en mi industria desde que me fui? ¿Y si mis habilidades se han quedado oxidadas? ¿Sigue mi equipo siendo el mismo? ¿Estoy al día de las nuevas tendencias?

  

Aunque tus compañeros serán pacientes y entenderán que necesitas tiempo para volver a la normalidad (probablemente tendrás un período para asentarte), hay medidas que puedes tomar para adaptarte a estos cambios cuanto antes y hacer que tu vuelta al trabajo sea lo más positiva posible. 


Aprende del tiempo que has pasado de excedencia

¿Qué te ha enseñado este período fuera del trabajo? A veces, con el ajetreo de nuestra vida profesional, dejamos en un segundo plano nuestra salud, bienestar, motivaciones personales y relaciones. Sólo somos consciente de esto cuando abandonamos nuestra rutina diaria.

 

¿Te sientes relajado, con más energía o realizado? Si es así, ¿por qué?

 

Quizá duermes más, comes mejor, meditas o haces ejercicio. Cualquiera que sea la razón, piensa en cómo puedes incorporarla a tu nuevo estilo de vida. Por ejemplo, es posible que necesites ajustar tus horas de sueño para asegurarte de que sigues descansando adecuadamente por las noches. Acuéstate y despiértate a horas que encajen con tu horario de trabajo. Durante las dos semanas previas, levántate y vístete cuando apagues la alarme y sé productivo. Así, no te sentirás cansado ni desincronizado en tu primera mañana de trabajo.

 

¿Quizá has quedado con amigos que hacía tiempo que no veías, has hecho nuevos amigos, has visto a tu familia o has practicado nuevos hobbies? Si es así, haz un pacto contigo mismo para continuar por este camino, manteniendo un equilibrio entre tu vida laboral y personal. Puede que necesites mejorar tu productividad durante las horas de trabajo o llegar al trabajo pronto para evitar quedarte trabajando hasta tarde.

 

Aprende todo lo que puedas de tu excedencia, lo que necesitas para estar sano y ser más feliz, y asegúrate de que lo mantienes una vez vuelves al trabajo.


Permanece en contacto

Seguro que no quieres sentirte perdido en tu primer día de trabajo, así que trata de prever cualquier cambio en tu sector y empresa antes de incorporarte. Lee notas de prensa, publicaciones y configura Google Alerts para recibir notificaciones de nuevas noticias.

 

Trata de permanecer en contacto con tus compañeros de trabajo, ya sea a través de las redes sociales, WhatsApp o llamadas de teléfono. Te mantendrán informado de cualquier tipo de cambio en la empresa.


Mejora tus habilidades

Dependiendo de cuánto tiempo hayas estado fuera, es posible que algunas de tus habilidades se hayan quedado oxidadas. Adelántate y ponlas a prueba antes de empezar, es decir, si eres Responsable de Ventas, repasa tus conocimientos de producto y practica el enfoque a clientes.

 

No sólo es una buena oportunidad para mejorar tus habilidades, sino para adquirir otras. Escucha algunos podcasts, webinars o lee un libro sobre tu especialidad. Expandir tus conocimientos te dará una inyección de confianza en tu primer día. 


Nota final

Si tomarte un descanso en tu carrera profesional no te deja mucho tiempo libre, cambia el enfoque. Por ejemplo, aunque no puedas estar una hora entera escuchando un webinar, prueba con un podcast de cinco minutos la próxima vez que vayas en el coche o en el tren. ¡Se trata de hacer lo que mejor te funciona a ti!

 

Además, recuerda que nadie espera que te adaptes al instante. Es imposible. Este artículo, en cambio, es para ayudarte a controlar el mayor número de elementos controlables posibles en relación a tu bienestar, equilibrio entre tu vida personal y profesional, conocimientos y habilidades.