Este sitio web usa cookies. Si continúas, estás dando tu consentimiento. Sin embargo, siempre puedes cambiar las preferencias de cookies en cualquier momento.

CÓMO SOBREVIVIR A ALTAS TEMPERATURAS
EN EL TRABAJO

30° en la calle y tú estás en la oficina sentado en frente del ordenador. Por suerte, hay varias medidas para combatir el calor durante un día de trabajo y no morir en el intento.

sobrevivir-altas-temperaturas-en-el-trabajo.jpg

Apenas ha comenzado el verano y ya estamos sufriendo temperaturas superiores a los 30° desde hace días, ¡y lo que nos queda! Si estás en la playa y puedes darte un baño en el mar, fantástico, pero la mayoría de nosotros tenemos que trabajar, y no precisamente al lado de una piscina... Por esta razón, hemos recopilado varios consejos para poder soportar mejor estos días de trabajo tan calurosos. 

Bebe, bebe y bebe

El alcohol y el calor no son una buena combinación. Todos lo sabemos, y ya nos imaginamos que ningún trabajador normal tendrá una botella de vino guardada en el cajón de su mesa. Sin embargo, mucha gente bebe café, cuando, en realidad, deberían evitarlo a toda costa cuando hace calor, pues la cafeína suele resecar y elevar la temperatura corporal. Lo mejor para saciar la sed es beber agua, eso sí, agua del tiempo. Cuando tomamos bebidas muy frías, nuestro cuerpo tiende a compensar esta bajada de temperatura aumentando el calor en el cuerpo. Por lo tanto, es preferible el agua del tiempo al agua fría. Si no te entusiasma la idea, puedes agregarle un trozo de limón para refrescar la bebida, o bien, optar por un té de hierbas tibio. 

Una rutina diferente para temperaturas tropicales

¿Por qué no empezar a trabajar más temprano? En días calurosos las temperaturas se suelen soportar mejor a primera hora de la mañana. Si tu superior lo permite, podrías ir al trabajo a las siete de la mañana y salir a las cuatro de la tarde. De esta manera, evitarás algunas de las horas con temperaturas más elevadas, que podrás pasarlas en la terraza de un bar o donde tú prefieras.

Viste de manera más informal

Hay muchas empresas que no permiten el uso de pantalones cortos y chanclas, pero eso no significa que tengas las manos atadas. Utiliza prendas de ropa ligeras y sueltas, y colores claros, son perfectos para repeler el calor. ¿Tienes que llevar traje? Evita los tejidos sintéticos y opta por algodón o lino

No te exaltes

Lo entendemos: trabajar bajo temperaturas altas con las palmas de las manos sudorosas y el sudor cayéndote por la frente es molesto. Muy molesto de hecho. Pero exaltarse y molestarse por ello no te traerá nada positivo. Acepta que probablemente seas menos productivo que en un día de invierno, lo que es normal, y céntrate en lo que importa y está a tu alcance. Después de todo, no puedes cambiar la temperatura.

Añade más verde

¿Sabías que las plantas pueden ser muy útiles para combatir temperaturas altas? Coloca más plantas en tu lugar de trabajo; no sólo regularán la temperatura, sino que también limpiarán el aire. Además, las plantas reducen los niveles de estrés. ¿Alguien da más?

Mantén el sol fuera

Si tu oficina no tiene estores o cortinas, va siendo hora de que le propongas la idea a tu jefe. Baja los estores o cortinas antes de que los primeros rayos de sol golpean la ventana. De lo contrario, el calor entrará en el edificio y ya no habrá nada que hacer.

Si no conocías estos trucos para combatir el calor, ponles en práctica y cuéntanos tu experiencia. ¡Puede que sean tu salvación en días tan calurosos como éstos!