Este sitio web usa cookies. Si continúas, estás dando tu consentimiento. Sin embargo, siempre puedes cambiar las preferencias de cookies en cualquier momento.

CÓMO REDUCIR EL TIEMPO DE
CONTRATACIÓN PARA VACANTES TEMPORALES

hays_1873180.jpg

Las empresas son cada vez más conscientes de las métricas de contratación y cómo afectan a sus resultados. Como consecuencia, muchas de ellas se están dando cuenta de que, en realidad, es mejor contratar a un trabajador temporal que a alguien de manera permanente que no acabe de encajar o pasarse meses tratando de encontrar al candidato permanente ideal. A pesar de que a corto plazo su salario pueda ser más elevado que el de un empleado permanente, las empresas percibirán un gran ahorro a largo plazo.   

Para recoger todos los beneficios que supone la contratación de un empleado temporal, es fundamental que reduzcas el “tiempo de contratación”, es decir, el período que hay entre el compromiso inicial de un candidato con una empresa y la aceptación de una oferta de empleo.  

Reducir el tiempo de contratación es importante; la falta de personal ocasionará un efecto rebote en el negocio, mermando la confianza de los Directores de Selección en el proceso de contratación y creando una experiencia pésima para el candidato. Con esto en mente probablemente te preguntarás: ¿cómo puedo reducir el tiempo de contratación para vacantes temporales?  

Anticipa a quién y cuándo necesitarás contratar

Los planes de contratación se hacen a menudo en Año Nuevo y como parte de este proceso es necesario que anticipes qué porcentaje de tu personal necesitarás que sea flexible. Podrás entonces planificar cuántas personas necesitarás y cuántos recursos tendrás que gastar para encontrarlas.
 
Mira las cifras de otros años para comprobar si se da alguna tendencia. ¿Cuál es el promedio anual de bajas maternales? ¿Con qué frecuencia los empleados han estado enfermos durante más que unos pocos días? ¿Cuántas de las contrataciones que realizaste estaban planeadas y cuántas no? Si infravaloras constantemente el número de contrataciones temporales que necesitas realizar cada año, entonces ha llegado el momento de que te replantees el enfoque.
 
Planificar y predecir las futuras necesidades de talento de tu empresa es un componente esencial del servicio. Cuanto más abiertos sean los clientes con su información, mejores planes podremos poner en marcha y con mayor rapidez para ser capaces de reaccionar a las necesidades que surjan. Planificar con un enfoque abierto y honesto es la única manera de mejorar en el futuro.  
 

Asegúrate de que eres capaz de abrir una vacante lo antes posible

Deberías tratar de tener las descripciones de empleo de cada posición actualizadas como una cuestión de buena práctica profesional. De esta manera, podrás actualizarlas rápidamente e introducir tus anuncios de empleo cuando sea necesario. Si no dispones de una descripción de empleo, una consultoría de selección como Hays debería poder enviarte algo para que la adaptes, especialmente para puestos con un elevado índice de rotación.
 
Si tienes un plazo muy amplio para gestionar una vacante y anunciarla (por ejemplo, si necesitas cubrir una baja maternal), no lo dejes para el último minuto. Puede parecer muy obvio, pero programar con antelación tus procesos de selección es un paso que muchas empresas pasan por alto, a pesar de que maximizará el rendimiento.
 
Un beneficio de trabajar con Hays es que disponemos de un gran número de candidatos disponibles para puestos rotativos. Muchos Directores de Selección están dispuestos a contratar a candidatos para puestos junior sin preguntarles si sienten afinidad con el negocio, con la seguridad de que si no encajan, pueden contratar a alguien nuevo al día siguiente.  
 

Acelera los procesos de selección y la toma de decisiones

Para perfiles junior recomendaría limitar el proceso de toma de decisiones (y el número de personas involucradas en él) tanto como sea posible. No necesitas realizar cinco rondas de entrevistas para contratar a una Asistente Administrativa con un contrato de dos semanas.
 
Si hablamos de tomar una decisión de contratación, la velocidad es crucial. En el mundo de los empleos temporales un candidato no esperará demasiado mientras sopesas los pros y los contras de cada persona entrevistada. Necesitan una respuesta al día siguiente porque si no, se buscarán otra cosa al día siguiente. Procura hacer todas tus entrevistas el mismo día y comprométete a tomar una decisión antes de salir de la oficina. 
 

En resumen, los trabajadores temporales pueden ahorrarte mucho tiempo de contratación. Sin embargo, para sacarle el máximo provecho, hará falta planificación, urgencia y capacidad de decisión. ¡Estos son los factores clave que te permitirán reducir el tiempo de contratación para vacantes temporales!