Este sitio web usa cookies. Si continúas, estás dando tu consentimiento. Sin embargo, siempre puedes cambiar las preferencias de cookies en cualquier momento.

CÓMO REDACTAR UNA BUENA
CARTA DE PRESENTACIÓN

Una carta de presentación te da la oportunidad de dar  a conocer los aspectos más importantes de ti mismo como candidato.

hays_1913030.jpg

A las personas les gusta hablar sobre sí mismas, al menos eso es lo que afirma un estudio realizado por la Universidad de Harvard. Según este estudio, nos sentimos más motivados a hablar sobre nosotros mismos que sobre cualquier otro individuo. De hecho, entre el 60 y el 80% de lo que una persona dice durante una conversación con otra se basa en ella misma. Sin embargo, ¿por qué a la hora de elaborar una carta de presentación tenemos tantas dificultades?

¿Por qué es tan importante la carta de presentación?

La carta de presentación es básicamente una herramienta que tienes a tu disposición para venderte sobre el papel. Es lo primero que un seleccionador de personal leerá sobre ti y tendrá una enorme influencia en si éste decide o no seguir leyendo tu CV y, finalmente, invitarte a una entrevista. La mayoría de las personas en búsqueda de empleo son perfectamente conscientes del poder de una buena carta de presentación y, por esta razón, muchos se bloquean al redactarla.

En este artículo me gustaría ayudarte a superar estas barreras mediante una serie de consejos sobre cómo estructurar la carta y qué incluir en ella, entre otras cosas. Para ello, usaré las cartas de presentación de algunas de las jugadoras del Manchester City Women como ejemplo.

Sigue esta estructura

La estructura de una carta de presentación puede dividirse en tres partes, como verás a continuación. 

Conociendo esta estructura y lo que deberías incluir en cada sección, te aseguras de que el Reclutador dispone de toda la información clave sobre ti.

He tomado a Steph Houghtwon del Manchester City como ejemplo de cómo deberías hacer esto:

Parte 1: Preséntate

Lo primero que un reclutador quiere saber cuando lee tu carta de presentación es quién eres y qué nivel de experiencia profesional tienes. Como puedes ver en el ejemplo, Steph es directa y clara en su presentación y consigue evitar clichés e información ambigua:

“Steph Houghton es la Capitana tanto del Manchester City Women como del equipo nacional. Con más de 15 años de experiencia en el juego, Steph puede presumir de una exitosa carrera futbolística hasta la fecha”.

Parte 2: Enumera tus habilidades y tus logros

El siguiente paso es destacar tus principales habilidades y logros que te diferencian de la competencia.

Es importante que mantengas esta sección actualizada. Para ello, identifica las habilidades y las características principales que se describen en la descripción de la oferta, y asegúrate de que las incluyes en tu carta de presentación.

“Steph es una jugadora de fútbol profesional extremadamente motivada, versátil y con gran talento, que ha logrado perfeccionar sus habilidades de liderazgo tanto dentro como fuera del campo”.

A continuación, proporciona ejemplos reales de situaciones concretas en las que hayas empleado dichas habilidades y hayas obtenido resultados específicos y premios. Esta lista de logros profesionales tendrá un mayor impacto si los ejemplos dados están relacionados con los requisitos que la vacante exige.

“Su duro trabajo y determinación le han permitido obtener un MBE en 2016 y es en la actualidad una de las caras más reconocidas del fútbol femenino, siendo considerada una de las figuras femeninas más influyentes en el deporte”.

Parte 3: Explica tus ambiciones para el futuro

Finaliza describiendo lo que esperas conseguir próximamente en tu carrera profesional y asegúrate de que está relacionado con el puesto en cuestión. El reclutador necesita saber que tus ambiciones son relevantes para la posición y que, por tanto, estarías motivado y tendrás amplias posibilidades de tener éxito.

“Steph se muestra ilusionada por continuar impulsando el éxito del Manchester City Women mientras espera ansiosa el torneo de primavera de la FA WSL”. 

 

¡No te olvides…!

Ya sabes cómo estructurar tu carta de presentación y lo que incluir en cada sección. No obstante, cuando la redactes, te sugiero que tengas en mente la siguiente lista de cosas que hacer, ya que te ayudarán a tener una carta de presentación más potente.

✔ Incluye muchos verbos de acción relevantes

Usando las siguientes palabras, podrás incluir de forma natural tus logros en tu carta de presentación:

Para demostrar tu creatividad, usa: construir, elaborar, crear, implementar, innovar, forjar, establecer, desarrollar.

Para demostrar tu eficiencia, emplea: mejorar, avanzar, aprovechar, maximizar, potenciar, fomentar.

Para demostrar tus habilidades de liderazgo, usa: dirigir, coordinar, ejecutar, operar, liderar, gestionar, organizar.

Para demostrar mejoras, emplea: perfeccionar, reestructurar, reforzar, actualizar, transformar.

Para demostrar tus habilidades de gestión, puedes emplear: guiar, promover, motivar, seleccionar, permitir, unir.

Para demostrar tus aportaciones a resultados, usa: reducir, incrementar, consolidar, ahorrar, producir, aumentar.

Para demostrar logros generales, emplea: otorgar, premiar, superar, sobrepasar, ganar, conceder.

Las siguientes palabras marcadas en negrita son un ejemplo de cómo Carli Lloyd, futbolista del Manchester City Women, usa este tipo de verbos en su carta de presentación.

“Carli posee una impecable trayectoria profesional en el fútbol, habiendo sido premiada como la campeona de la FIFA Women’s World Cup y Jugadora FIFA 2015 y 2016.

Carli entrena sin descanso cada temporada y se ha forjado una reputación por su control, técnica y precisión en el pase. Con un total de 96 goles internacionales hasta la fecha, continua mejorando cada aspecto de su juego, siendo su constante entusiasmo, compromiso y confianza en sí misma contagioso. Carli es ya un nombre muy popular en América y se enorgullece de liderar con ejemplaridad tanto dentro como fuera del campo”.

✔ Distingue entre nombres propios, nombres comunes y cuáles deberían ir en mayúscula

Los nombres propios se refieren a algo específico, como una determinada acción o el título de una posición, por lo que, tanto uno como otro, irá en mayúscula. Los nombres comunes, por su parte, no deberán llevar mayúscula. Mira el ejemplo:

“Lucy Bronze es una futbolista internacional (nombre común, minúsculas) con grandes habilidades que juega en el Manchester City Women en la FA WSL (nombre propio, mayúscula)”.

✔ Mantén la coherencia al redactar

 En tu carta de presentación puedes usar la tercera o primera persona. He destacado en negrita la diferencia entre ambas. Simplemente asegúrate de que eliges una de los dos y usas la mismo durante toda tu carta.

“La primera futbolista femenina preseleccionada en la BBC Sports Personality of the Year, Lucy juega/yo juego como lateral derecho. Sin embargo, es/soy una jugadora muy versátil, capaz de jugar también como defensa o centrocampista.” 

✔ Recuerda revisar lo que has escrito

Prestar atención a los detalles es importante en casi todos los trabajos y los errores tipográficos siempre jugarán en tu contra. Demuestra que eres meticuloso y concienzudo redactando una carta de presentación libre de errores. Usa herramientas de revisión gratuitas o pídele a alguien que lea lo que has escrito. 

✔ Mantén tu carta de presentación en torno a las 150 - 200 palabras

Esto te debería de resultar muy fácil ahora que sabes qué incluir y qué omitir, además de cómo estructurar el contenido de tu carta de presentación. Sin embargo, si ves que superas las 200 palabras, echa un segundo vistazo y revisa que todos los puntos descritos están relacionados con lo que se pide para el puesto que estás solicitando y demuestra por qué eres el candidato ideal para la posición.

 

No subestimes el poder de una carta de presentación. Te da la oportunidad de venderte y dar  a conocer los aspectos más importantes de ti mismo como candidato, en especial tu nivel de especialización, experiencia, logros y ambiciones.

Si sigues los consejos descritos y mantienes toda el contenido bien estructurado y redactado, personalizado, conciso y claro, conseguirás atraer la atención del reclutador y, en consecuencia, tus posibilidades de tener una entrevista aumentarán. Además, una vez te hayan invitado a una entrevista, te sentirás más seguro para responder a la primera pregunta: “Háblame de ti”.