Skip to content
Hays - Recruiting experts worldwide
  1. Yo soy
    Yo soy
  2. Si ya tienes una cuenta registrada bien en Hays.es o en Hays-Response.es por favor, entra en tu cuenta utilizando los datos que utilizas actualmente.

CÓMO DESCONECTAR DEL TRABAJO

(Y ANIMAR A TU EQUIPO A QUE HAGA LO MISMO)

Ya sea sólo por la noche, durante el fin de semana o mientras te estás tomando un merecido descanso, a veces resulta difícil olvidarte de esa lista de cosas pendientes que te quedan en el trabajo, sobre todo cuando hay más tareas que personas para encargarse de ellas. 

00754_RGB 700x500.jpg

 
 ¿No consigues relajarte y dejar el trabajo a un lado cuando sales de la oficina? No eres el único. Hoy en día, con los teléfonos móviles podemos consultar nuestro correo desde casa o cualquier lugar, por lo que puede ser difícil sentir que verdaderamente estás fuera de la oficina y, por ende, desconectar.
 
Sin embargo, no es sólo importante que desconectes tú fuera del trabajo, sino que, como manager, es igualmente importante que animes a tu equipo a hacer lo mismo.  

 

Pero, ¿por qué es importante desconectar?

Un buen descanso puede marcar la diferencia. No es casualidad que algunas de las mejores ideas se les ocurran a muchos en la ducha. Tu mente necesita descansar para solucionar problemas, organizar los pensamientos y procesar toda la información recibida durante el día.
 
Escapar de todo ello durante las vacaciones puede tener enormes beneficios para la salud, pero también te permite vivir nuevas experiencias y conocer nuevos lugares, personas y culturas, lo que puede dar lugar a nuevas ideas y soluciones en las que antes no habías ni pensado.
 
Por otro lado, si te resulta imposible desconectar y tomarte un respiro, esto puede repercutir seriamente en tu sueño, causándote problemas de salud debido a estrés y cansancio. Además, serás menos productivo, no sólo por la falta de sueño, sino también porque el cerebro humano necesita tiempo para rendir al día siguiente.
 
Todo esto nos lleva a una pregunta: ¿Cómo podemos desconectar y conseguir que nuestro equipo haga lo mismo?
 

1. Libérate del sentimiento de culpa

Ante todo, deja de sentirte culpable por tomarte tiempo libre. Y no sólo eso, haz que los miembros de tu equipo sientan que pueden tomarse unas vacaciones, relajarse durante la noche y el fin de semana y que no tienen por qué sentirse culpables por ello.
 
Igual de importante es que esto lo hagan todos los trabajadores de la empresa, desde el CEO hasta un empleado junior.

 

2. Tu lista de cosas que hacer

Redacta listas, establece objetivos para cada día y anima a tu equipo a hacer lo mismo. No sólo hay algo muy satisfactorio en tachar todos los puntos de tu lista, sino que, además, te hará sentir y ser más productivo y, lo más importante, te ayudará a dejar de pensar en todo lo relacionado con el trabajo una vez dejes la oficina.
 
Si eres de los que no puede dejar nada sin hacer, prueba a planificar las tareas más importantes con antelación para evitar que se queden sin hacer, o divídelas en tareas más pequeñas que sabes que puedes finalizar durante el día.
 

3. Establece vínculos

Sé un ejemplo para tus empleados y déjales disfrutar de su tiempo libre. No les envíes emails ni mensajes de texto, déjales que disfruten de las noches y los fines de semana y haz tú lo mismo. Asegúrate de que tu equipo sabe que no tiene por qué contestar llamadas fuera de las horas de trabajo. Ganarás en productividad. De hecho, todos os beneficiaréis de esta oportunidad para recargar pilas y pasar tiempo con amigos y familiares.

4. Deja el teléfono móvil

No hay nada peor que meterse debajo de las sábanas de la cama, quedarse dormido y que te despierte cada dos por tres el sonido del teléfono móvil. Tu tiempo es tu tiempo. Lo mejor que puedes hacer para evitar esto es dejar el teléfono cuando vayas a la cama, o mejor aún, apagarlo. No va a pasar nada sólo porque no hayas revisado tu teléfono por la noche para ver ese último mensaje en tu bandeja de entrada. Puedes dejarlo para el día siguiente, seguirá estando ahí, y además, estarás mucho más fresco y listo para responder.

5. Sustituciones

Si tú o alguien de tu equipo está a punto de irse de vacaciones, lo normal es que se sustituya a esa persona, y que ésta pueda relajarse sabiendo que no tiene que preocuparse por lo que esté pasando en el trabajo. 

6. Tómate tiempo para ti

Es importante que te tomes tiempo para hacer todo aquello que te llena cuando no estás en el trabajo. Haz ejercicio, ve a que te den un masaje, queda con tus amigos, sal a cenar fuera o disfruta de un buen libro. En conclusión, haz lo que necesites para despejar tu mente y recargar pilas.

7. Aumenta la plantilla

Si tienes un montón de tareas pendientes y nadie tiene tiempo para un descanso ni puede salir a la hora, es hora de pensar en aumentar la plantilla. Puede que a ti y a tu equipo no os moleste hacer horas extra durante un corto período de tiempo, quizás para lanzar un producto nuevo, pero a largo plazo puede tener graves repercusiones en la moral de los empleados y en su productividad. 
 
Si es por poco tiempo, contratar personal temporal puede ser la solución perfecta, mientras que si es a largo plazo, puede que sea el momento de sentarte a hacer entrevistas de nuevo. 
 
 
Como ves, tomarte tiempo para ti y asegurarte de que tu equipo hace lo mismo está lleno de beneficios, tanto a nivel personal como profesional. Pon en práctica nuestros consejos para desconectar y empieza a disfrutar de los resultados.