Este sitio web usa cookies. Si continúas, estás dando tu consentimiento. Sin embargo, siempre puedes cambiar las preferencias de cookies en cualquier momento.

CÓMO CONTRATAR AL EQUIPO CORRECTO
EN EL MOMENTO ADECUADO

A toda compañía le puede suceder que haya a veces un desequilibrio entre el talento que tienen y el que necesitan para impulsar el negocio. ¿Cómo podemos abordar este desajuste de talento?

como-contratar-equipo-adecuado-momento-correcto.jpg

Para muchas empresas, la respuesta es simple: contratar a candidatos temporales con contratos de duración determinada, a menudo a través de agencias de empleo, para responder a las necesidades que surjan sin ningún tipo de compromiso a largo plazo. 

Sin embargo, identificar exactamente cuándo es necesario contratar talento temporal y cuándo se debe hacer uso de los recursos existentes puede ser complicado. Por ello, ponemos a tu disposición algunos consejos que te ayudarán a tomar una decisión al respecto, garantizando que cuentas con el equipo correcto en el momento preciso.  

Introduce la contratación temporal en tu estrategia de contratación

Por ejemplo, si trabajas en una empresa buscando constantemente nuevas oportunidades de negocio, puedes tomar la decisión de que un tanto por ciento de tu personal sea siempre temporal. De esta manera, no comprometes ningún recurso a un proyecto antes de tiempo y tienes más libertad de gestión de recursos a medida que surgen distintas necesidades.

En Hays trabajábamos con un cliente BPO (Business Process Outsourcing), que había conseguido un contrato con una empresa internacional de telecomunicaciones que necesitaban un equipo de apoyo multilingüe 24h en Europa Central. Querían ejecutar una prueba piloto durante unos meses antes de comprometerse por completo, así que los candidatos que nuestro cliente contrató eran todos temporales con la condición de pasar a ser permanente si la prueba resultaba exitosa (por suerte, lo fue).

Los candidatos estaban contentos de haber aceptado esta oferta, ya que, no sólo adquirían gran experiencia con una importante firma, sino que, además, tenían la posibilidad de optar a un contrato permanente si su trabajo y el proyecto eran satisfactorios. El cliente se aseguraba de que si el proyecto no salía adelante, no tenían ningún tipo de obligación con los trabajadores, ya que habían sido contratos por Hays y no ellos, y podían solicitar sus servicios en otro proyecto, si así lo deseasen.

Por tanto, al desarrollar una estrategia de contratación temporal, tienes la oportunidad de emplear este talento temporal como y cuando lo requieras.

Planifica, planifica y planifica

Cuando planifiques tu estrategia de negocio al comienzo del año financiero, deberías conocer los próximos proyectos internos clave y los recursos que necesitarás para llevarlos a cabo. Anticipa cuándo tu carga de trabajo alcanzará su punto más alto o mínimo y actúa rápido para identificar dónde se estima que haya dificultades en materia de recursos. Para ello, deberás reservar un presupuesto para contrataciones temporales para un proyecto determinado o un período de tiempo concreto.

Una empresa de Bienes de Consumo Rápido con la que trabajamos decidió trasladar todos sus procesos financieros (cuentas a pagar, libros de cuentas, etc.) de varios países a un solo lugar. Esto requería especialistas adicionales para liderar y gestionar el proyecto. Por supuesto, se trataba de un requisito temporal para el cliente, ya que una vez que el proyecto finalizase, ya no necesitaría los servicios de los candidatos contratados. Por lo tanto, el cliente nos pidió que formáramos un equipo de especialistas internacionales para trabajar en el proyecto, facturarlos mensualmente por el trabajo realizado y terminar la colaboración una vez el proyecto llegase a su fin.

Detallaron qué tipo de perfil requerían y cuándo, de manera que, además, se beneficiaron de no pagar nada que no necesitasen. ¡A esto se le llama planificación inteligente!

Considera el triángulo de gestión de proyectos (alcance, tiempo y coste)

Emplear a trabajadores temporales es una estupenda manera de impulsar los recursos de cualquier proyecto, aumentando así el alcance de lo que hay que hacer o reduciendo el tiempo que se necesita para hacerlo. Cada tarea es única y tiene distintas prioridades, pero muchas empresas se están dando cuenta de los beneficios de contratar a trabajadores temporales para proyectos únicos.

Un antiguo cliente de diseño industrial había conseguido un proyecto nuevo con una empresa de automoción en Alemania. Para finalizar a tiempo, necesitaban encontrar y contratar rápidamente a 15 ingenieros CAD/CAM junior. A los ingenieros junior les interesan estos proyectos de corta duración, ya que les permite obtener experiencia de valor y, si el proyecto se desarrolla con éxito, pueden solicitar un puesto permanente en la empresa de ingeniería, o bien, la empresa de automoción. Este acuerdo beneficia a ambas partes, ya que el cliente no quiere estar pagando a quince personas de manera permanente cuando no hay ningún proyecto en el que puedan trabajar.

En cada uno de los casos ya mencionados, cuando cumplir el plazo era una prioridad y reducir el alcance no era una opción, el cliente fue capaz de completar con éxito el proyecto con la ayuda de trabajadores temporales (con el beneficio añadido de no ser abrumado con constantes períodos de preaviso). Todo lo que se necesita es una planificación inteligente basada en la reflexión y el análisis.