Skip to content
Hays - Recruiting experts worldwide
  1. Yo soy
    Yo soy
  2. Si ya tienes una cuenta registrada bien en Hays.es o en Hays-Response.es por favor, entra en tu cuenta utilizando los datos que utilizas actualmente.

Cómo construir

una red de contactos

Para construir una carrera profesional de éxito, es necesario crear una red de contactos. Con un fuerte networking adquirimos herramientas de soporte, feedback, consejos e información sobre nuestro mercado. Sin embargo, aun siendo uno de los aspectos más importantes a desarrollar en nuestro trabajo, también es uno de los más difíciles de conseguir.

00785_RGB2.jpg

Existen distintos tipos de contactos que podemos ir adquiriendo a lo largo de nuestra carrera profesional, pero no todos nos serán de ayuda. La clave de una red de contactos eficaz no se encuentra sólo en la cantidad de personas que conozcamos, sino en la calidad de las relaciones que podamos desarrollar. Pero es justamente en cómo conseguir contactos donde la mayoría tienen problemas.

1. Distintos tipos de networking

Existen tres vías para crear una red de contactos:

  • Personal: Son los contactos que podemos desarrollar con personas en las que confiamos y compartimos intereses en común, como amigos, familiares y conocidos. Por lo general, los contactos de carácter personal se encuentran fuera de nuestro círculo laboral, aunque pueden sernos de gran ayuda cuando tengamos que enfrentarnos a algún dilema profesional.
  • Operacional: Es la red de contactos que necesitamos para desarrollar nuestro trabajo de manera eficaz. Por lo general se conforma por nuestros compañeros de trabajo, incluyendo directores, managers, proveedores, clientes, etc. Este tipo de contactos demandan mucho tiempo y trabajo.
  • Estratégicos: Es la red de contactos del mañana, la que define cómo se ve nuestro futuro y nos lleva al éxito. Este tipo de individuos pueden estar tanto dentro como fuera de nuestro círculo laboral, ayudándonos a preguntarnos no sólo lo que estamos haciendo, sino qué deberíamos hacer.

2. Desarrolla una red de contactos estratégicamente

Es muy importante lograr un desarrollo y mantenimiento mutuo de relaciones valorables. Este tipo de networking requiere tanto una planificación como un esfuerzo, no basta con simplemente conocer personas sino que es necesario que logres pasar tu contacto o tu tarjeta de visita con la intención de conseguir alguna respuesta a futuro.

Pensemos en la construcción de un jardín. Primero buscamos en qué momento del año es más conveniente sembrar, en qué momento del día, cuáles son las semillas más convenientes, cómo y cuándo regar y fertilizar, etc. Después de nuestra investigación comenzamos con el trabajo manual: preparamos la tierra, sembramos, fertilizamos, regamos y monitorizamos. Sin embargo, otros podrían simplemente escoger una bolsa llena de semillas de cualquier tipo, arrojarlas sobre el jardín y esperar a ver qué ocurre.

La segunda postura tiene muchas probabilidades de terminar desastrosamente, y aun así este es el método que muchos utilizan a la hora de crear una red de contactos.

El networking requiere una investigación previa, una planificación sobre las reglas de juego sobre las cuáles nos estamos moviendo en nuestro sector, en las que establezcamos no sólo cómo pueden otros ayudarnos sino también cómo nosotros podemos ayudar a los demás. El objetivo está en construir y mantener relaciones de mutuo beneficio.

3. Cómo construir tu red de contactos

  • Planifica. Construir una red de contactos y mantenerla activa es extremadamente importante, pero suele pasarse por alto hasta que tenemos una necesidad urgente.
  • No te muevas sólo por tus intereses. Antes de necesitar algo, intenta ayudar a otros a conseguir lo que tú también estás buscando.
  • Asiste a eventos relacionados con tu sector a los que asistan personas con las que quisieras contactar. Escoge sabiamente, intenta mantenerte en tu sector pero también escoge eventos variados y mixtos. Por supuesto, intenta ser puntual.
  • Intenta repartir y recibir tantas tarjetas de visita como puedas. Y cuando te presentes sonríe con sinceridad mientras das la mano.
  • Puede serte de gran ayuda prepararte un elevator pitch antes de cualquier presentación, así siempre sabrás cómo presentarte.
  • No todo tiene que estar relacionado con el trabajo. Para conseguir relaciones más cercanas es conveniente que hables de otros temas por triviales que sean. Mantente al tanto de las noticias.
  • No hables sólo de ti mismo. Escucha lo que tienen que decir los demás y pregúntate qué puedes ofrecerles que no tengan o necesiten, tanto si es un producto, un servicio, una solución o una conexión con otra persona que sí conozcas.
  • Confía en cerrar las conversaciones positivamente. Entrega tu tarjeta y ofrece mantenerte en contacto para explorar intereses mutuos.
  • Maximiza tanto tu visibilidad como la de tu empresa.
  • No alargues las conversaciones con personas que acabas de conocer. Déjalas para otra ocasión, es mejor tener una conversación corta pero de gran impacto.
  • Evita sólo relacionarte con gente muy cercana o que ves todos los días. Tienes que salir y hacer nuevos contactos

Después de un evento

  • Es probable que después de un evento o reunión tengas demasiados nombres nuevos en la cabeza. Intenta apuntarte toda la información importante que consigas, preferiblemente detrás de las tarjetas de visita que te vayan dando. Después, contacta con ellos por LinkedIn.
  • Cumple cualquier promesa que hayas hecho, tanto sea proveer algún contacto o servicio.
  • En los casos que así lo requieran, puedes enviar una nota de agradecimiento.

 

Lo más probable es que luego de trabajar tu red de contactos te comuniques ocasionalmente, como una vez al mes o dos o tres veces al año, ya sea por email, tomando un café o después de un evento. No pierdas estos contactos, si ya has trabajado el primer acercamiento no debes desestimar el seguimiento.