Este sitio web usa cookies. Si continúas, estás dando tu consentimiento. Sin embargo, siempre puedes cambiar las preferencias de cookies en cualquier momento.

BIG DATA 2.0: LA GRAN TENDENCIA DEL 2017
¿ESTÁ TU EMPRESA PREPARADA?

El Big Data acapara cada vez más atención entre las empresas y es fantástico ver cómo éstas están tomando la iniciativa para desarrollar y formar a sus empleados en este aspecto. 

hays_1828308.jpg

Probablemente estemos a punto de pasar del Big Data 1.0 al Big Data 2.0 y es tan sólo cuestión de tiempo que, como consecuencia, empecemos a ver beneficios reales y significantes en el mundo de los negocios. 2017 va a ser un gran año para los datos y para aquellas empresas que decidan implementarlos en su estrategia. ¿Qué debería hacer tu negocio para asegurarse de que está preparado? ¡Respondemos a todas tus preguntas!

¿Es tu data suficientemente grande?

El mayor reto de cara al próximo año será redefinir nuestras expectativas (y nuestro conocimiento) del Big Data. Muchas empresas que ya han trabajado con datos antes, no han sido buenas previsoras, es más, han buscado un retorno inmediato o un caso de negocio concreto para cada uno de los datos recogidos. Sin embargo, la mayor oportunidad de los datos es identificar patrones ocultos que permitan a una empresa mejorar sus resultados en el futuro, y esto no es algo que se pueda hacer de la noche a la mañana.

Por ejemplo, en Hays lanzamos nuestra base de datos OneTouch en 2008, la cual sigue y registra cada aspecto de nuestro negocio, desde nuestro engagement diario con clientes hasta el historial de solicitudes y entrevistas exitosas de candidatos. En un primer momento, pretendíamos utilizarla como un banco global de candidatos, pero ahora podemos empezar a usar toda esta información para identificar patrones y responder preguntas complejas sobre nuestro negocio y mercado. Teniendo en cuenta el comportamiento de años anteriores, podemos llegar a mejorar el servicio que damos a candidatos y clientes, analizando cómo los candidatos de diferentes sectores pueden reaccionar a una negociación de trabajo o actuar en una entrevista.

Nos ha llevado años alcanzar este nivel y aún nos queda mucho por delante. Aquellas empresas que piensan que pueden invertir X cantidad de dinero en un programa de datos y obtener resultados en tan sólo unos meses deben adoptar un punto de vista más realista, así como un enfoque medido y a largo plazo. 

¿Tienes a la gente adecuada?

¿Hasta qué punto pueden las empresas aprovechar el Big Data? Sin duda, dependerá de las personas que contraten. Esto ha provocado una guerra de talento, lo que va a hacer que el valor del data científico se incremente en el mercado laboral. 

Sin embargo, no puedes meter a tus empleados con magníficas habilidades técnicas en un departamento y esperar que revolucionen tu negocio. Se trata obviamente de un papel muy especializado e importante, pero también es necesario que estos empleados sean capaces de comunicar y traducir lo que han aprendido y saben con el resto de la empresa. Incluso aún más importante es ser consciente de que cuanto más grande es la empresa, más difícil es que todos entiendan el potencial y los límites de la tecnología.  

Es necesario contar con personas con conocimientos de data en cada una de las áreas tradicionales (contabilidad, marketing, ventas…) que puedan actuar de puente entre esta riqueza de información y su propio departamento. Cada vez son más comunes los empleados multidisciplinares capaces de trabajar en distintas áreas. Aquí mismo en Hays tenemos personas trabajando en marketing o finanzas con experiencia en hard data; desempeñan funciones más tradicionales, pero aun así tienen un pie en el mundo de la tecnología. Al trabajar todos juntos día tras día, pueden, además, ayudar a otros en el departamento a entender el data, lo que pueden pedir y cómo lo pueden implementar en su área.

¿Tienes las herramientas que necesitas?

Muchas empresas temen que para lograr este entendimiento transversal de datos tengan que invertir mucho para formar a sus empleados. Si sólo se puede acceder a los datos de tu negocio mediante una compleja codificación y funciones de procesamiento como consultas SQL, entonces no cabe duda de que tus empleados necesitarán una extensa formación para introducir o extraer datos cada día.

Por otra parte, si inviertes en una plataforma de analíticas moderna, tus empleados no necesitarán saber cómo codificar o programar. Pueden simplemente arrastrar y soltar elementos para registrar datos, hacer búsquedas en la plataforma de manera intuitiva para identificar información específica o producir simples visualizaciones de información compleja. Mientras procuras que las herramientas más apropiadas estén disponibles para todos en tu empresa, puedes hacer que los datos sean también accesibles para todos en la empresa.

Los avances en AI y el aprendizaje de máquinas también se prevé que influencien el debate de los datos en 2017. Las empresas que invirtieron en el Big Data hace años, revisarán ahora cómo pueden aprovechar estos grandes bancos de información. Por ejemplo, en Hays podríamos usar nuestra información para identificar al candidato ideal de un cliente mediante patrones en el historial de solicitudes de empleo y calificaciones, y crear una breve lista de candidatos a partir de una base de datos de diez millones. En pocas palabras, AI incrementa el impacto que el Big Data puede causar.

Por supuesto, la tecnología funciona mejor cuando complementa, y no cuando sustituye, al elemento humano en la empresa. Al es incapaz de juzgar factores culturales o competencias sociales, o negociar con candidatos –ingredientes fundamentales en el lugar de trabajo– y, por ello, en Hays siempre habrá un puesto para las personas. No obstante, ahora es posible combinar ambas opciones, haciendo que sean más efectivas y, en última instancia, afecten positivamente a los resultados.

Puede que aún hoy muchos vean el Big Data como el último ejemplo de jerga empresarial. Sin embargo, es posible que 2017 sea un año clave para silenciar a los más escépticos. Las empresas empezarán a considerar seriamente cómo pueden recopìlar la información de la que disponen con precisión, y aquellas organizaciones que empezaron el proceso hace años desarrollarán nuevos avances en Al para aprovechar así la riqueza de información que tienen, llevándonos firmemente al mundo del Big Data 2.0.

Por otro lado, aquellas empresas que ignoran los datos también lo hacen bajo su propio riesgo. Si las empresas no aprovechan 2017 para contratar a expertos tecnológicos, formar a equipos o invertir en las herramientas adecuadas para recopilar, interpretar, analizar y actuar de acuerdo a la información disponible para ellos, acabarán quedándose muy por detrás de sus competidores.

El próximo año habrá nuevas e innovadoras maneras de explotar datos, pero si tu negocio no apuesta por el Big Data ahora, ¿cómo vas a estar a la altura de tus competidores?