Skip to content
Hays - Recruiting experts worldwide
  1. Yo soy
    Yo soy
  2. Si ya tienes una cuenta registrada bien en Hays.es o en Hays-Response.es por favor, entra en tu cuenta utilizando los datos que utilizas actualmente.

LAS CLAVES PARA IMPRESIONAR A RRHH

CON TU CURRÍCULUM

El secreto para captar la atención de un consultor o un técnico de RRHH con tu currículum es entender que su finalidad no es conseguirte un trabajo – eso es el final – sino simplemente es un medio para mantener tu candidatura, y no ser descartado del proceso de selección.

En el papel probablemente habrá candidatos más cualificados y con más experiencia que tú, pero en una entrevista todos los candidatos están al mismo nivel. Por lo tanto, por ahora, será mejor centrar el currículum en conseguir ese objetivo.

A continuación encontrarás una serie de tips que te ayudarán a conseguirlo:

Cómo impresionar a RRHH con tu cv.jpg

Breve carta de presentación

Unas cuantas líneas directamente debajo de tus datos de contacto le otorgan a los técnicos de RRHH una idea acerca de tus puntos fuertes, inquietudes y motivaciones. Es lo primero que un empleador ve, y ofrecer lo que está buscando en las primeras líneas, puede ser un logro importante para ti.

Hay un estudio, basado en un mapa de calor elaborado con un seguimiento de los puntos donde dirigían la mirada una serie de técnicos de RRHH y los CV con una carta de presentación debajo de los datos de contactos atraía con bastante fuerza las miradas de los técnicos.

Encajando con la descripción del trabajo

Intenta utilizar los mismos adjetivos que se utilizan en las descripciones del empleo, sin repetir palabra por palabra, claro. Si el empleador prioriza alguna habilidad, el hecho de la nombres literalmente la hará más fácil de identificar para él/la.

Evita clichés

Recuerda que los consultores están interesados en comprobar tus habilidades, no sólo en leerlos en un papel. No es suficiente con decir que eres trabajador/a, honesto/a y un gran compañero/a, debes estar preparado para demostrarlo de una forma sólida.

Proporciona una clara evidencia de tus logros

Parecido al apartado anterior, una lista de logros está bien, pero debes estar preparado para demostrarlos. Si puedes demostrar con hechos y testimonios – cuantos ingresos lograste en el último año, cuantos clientes trajiste – hazlo.

Tu misión es demostrar a quien te entreviste que puedes aportar más allá de tus meras responsabilidades. Puedes conseguirlo aportando cifras directamente, al fin y al cabo es el método más tangible que existe.

Ponte a ti mismo en el grueso de la acción

Recuerda que te estás vendiendo a ti mismo. Utilizando palabras como “participé” o “asistí” implica que estabas presente pero no fuiste clave – los entrevistadores ponen especial énfasis en estas palabras. Utiliza palabras con fuerza.

Un par de advertencias, no expliques hazañas de la compañía en las que no tuviste nada que ver, y no hables mal de aquellos con los que trabajaste en el pasado – ni te imaginas la cantidad de candidatos que caen por estas dos razones.

Hazlo accesible

Finalmente, y quizás la parte más obvia pero a menudo la más descuidada, es hacer tu CV lo más accesible posible. Tienes que procurar que la persona encargada de selección lea tu currículum, y tu deber es ofrecerle las máximas facilidades para que lo haga. Los técnicos de selección aprecian este tipo de gestos y en cualquier caso ¡siempre será positivo para ti!

El último pensamiento

Nuestros consultores revisan CV a diario, y las opiniones coinciden, los más valorados son los que están más limpios, han sido más accesibles, y han sido claros y sencillos de leer. Te aconsejamos que construyas tu CV focalizado en pocos logros, pero que sean clave en relación directa con el trabajo, tus funciones, los valores de la empresa, etc.