Skip to content
Hays - Recruiting experts worldwide
  1. Yo soy
    Yo soy
  2. Si ya tienes una cuenta registrada bien en Hays.es o en Hays-Response.es por favor, entra en tu cuenta utilizando los datos que utilizas actualmente.

CÓMO CONCERTAR UNA ENTREVISTA DE TRABAJO

EN EL MEJOR MOMENTO POSIBLE

Cuando estás en un proceso de selección siempre tienes que procurar sacar ventaja sobre los demás candidatos. Una buena forma de hacerlo es concretar la entrevista en el momento adecuado.

Vale, no siempre puedes elegir cuando a ti te va bien, pero no es poco usual que los entrevistadores ofrezcan a los candidatos varias opciones para escoger. Cuando tienes esta posibilidad, es importante tener una idea de las distintas consecuencias que tienen los distintos momentos de la semana.

el mejor momento para una entrevista.jpg

Aquí tienes varias cosas a tener en cuenta:

Día de la semana

Si ya estás trabajando, si planeas cambiarte de trabajo, puede parecer que el lunes es la mejor opción. Teniendo en cuenta que venimos de todo el fin de semana, tendrás tiempo para prepararte y tendrás la información fresca y reciente.

Pero también hay que tener en cuenta, que no todas las personas son iguales. Y puede darse el caso de que tu entrevistador el lunes aún no haya conectado del todo y hasta el martes no esté al 100%.

Otra razón por la que el lunes no es el mejor día es que lunes mucha gente aprovecha para acabar las tareas pendientes del viernes, o contestando mails del fin de semana. Es mejor darle al entrevistador la oportunidad de organizarse y estructurar correctamente la semana.

Nosotros te recomendamos el miércoles. Este día, es el punto medio en el cual ya todos nos hemos estructurado la semana, y además ya tenemos tiempo para emplear en tareas plenamente concentrados. Concertar una entrevista en un miércoles implica que la semana está estructurada, nos encontramos en un momento que estamos plenamente concentrados en nuestras tareas y nadie piensa en el fin de semana.

Momento del día

La mañana es el momento perfecto para dar un salto e impresionar al entrevistador antes de que lo haya hecho nadie. Llega la tarde, y probablemente la persona que entrevista ya ha visto algún que otro candidato bueno y a ti te comparará con los demás. Si tú eres el primero, será contigo con quien comparen a los demás.

Además, estarás más alerta. Numerosos estudios avalan que las horas más productivas para nosotros son las horas después de despertarnos. Considerando la relevancia que tiene una entrevista, y que además tendrás que comunicarte de la forma más clara, y destacando tus principales virtudes.

Un fenómeno a tener en cuenta es el efecto fatiga, después de una jornada de tomar decisiones, las últimas que tomemos pueden ser tomadas sin el suficiente consenso, y esto puede jugarte una mala pasada.

Si quieres que la decisión sobre tu continuidad en el proceso de selección sea tomada desde un punto de vista lógico y racional, te recomendamos que concretes la entrevista en un momento en el cual tu entrevistador se encuentra en un punto racional y objetivo, al final del día las personas somos más propensas a tomar decisiones desde la parte emocional.

Dicho esto, también queremos aconsejarte que no cierres la entrevista a primera hora, date tiempo para llegar bien, y de paso a tu entrevistador para prepararla bien. El momento de oro es entre las 10 y las 12 de la mañana.

10 de la mañana un miércoles

Serías muy afortunado si consigues asegurar tu entrevista para las 10 de la mañana el miércoles, felicidades, te acabas de dar una ligera ventaja sobre los demás candidatos. Por supuesto, no pienses que por esto te vas a posicionar por delante de nadie, hay cosas que tienen mucho más peso en una entrevista, como tus habilidades, experiencia e idiomas.

Haz las cosas como mejor sepas, de tal forma que sean siempre positivas para ti. De este modo siempre te garantizarás tener las cosas un pelín más cuesta abajo, cosa que nunca viene mal. Sin embargo, no te olvides de lo realmente importante.