Skip to content
Hays - Recruiting experts worldwide
  1. Yo soy
    Yo soy
  2. Si ya tienes una cuenta registrada bien en Hays.es o en Hays-Response.es por favor, entra en tu cuenta utilizando los datos que utilizas actualmente.

8 SEÑALES EN UNA ENTREVISTA

QUE TE HARÁN RECONSIDERAR LA OFERTA

Cuando tenemos programada una entrevista nuestro enfoque se centra en cómo vamos a presentarnos y en cómo controlar los nervios. Pero también es importante recordar que una entrevista es un proceso dual: es tan significativo lo que dices tú como lo que dice quien te entrevista.

00447_Digital_RGB.jpg

Según lo que ocurra, podrás identificar si ese puesto es realmente lo que quieres para ti. Estas son algunas cosas con las que debes tener cuidado a la hora de hacer la entrevista:

1. Sólo se habla mal de la competencia

Que en la entrevista sólo oigas cosas malas de la competencia es una señal de alarma. Nadie quiere pasar el día trabajando con alguien tan negativo, por lo que debes preguntarte porqué tu entrevistador necesita hacer eso contigo.

¿Es posible que la competencia lleve gran ventaja? ¿La empresa no logra estar a la altura? ¿O quizás el personal se está yendo a trabajar con la competencia debido a una mejora salarial o de condiciones? De una u otra manera, presta atención a cualquier pista que puedan darte en la entrevista. Si la competencia es mucho mejor, ¿por qué no entrevistarse con ellos? Si tienes dudas sobre cómo proceder, puedes leer nuestro artículo Cómo saber cuál es el empleo perfecto para ti.

2. Hablan mal de la persona a la que vas a reemplazar

Tu entrevistador debe mantener la profesionalidad, por lo que debe ser consciente de que su trabajo es promocionar tanto la empresa como el puesto a ocupar.

Si habla mal de la persona que acaba de dejar el trabajo por el cual te estás entrevistando, existe la posibilidad de que algo malo haya podido pasar en la relación laboral y que realmente no quieras meterte en ese tipo de ambiente. Ya produce bastante miedo cambiar de trabajo, por lo que debes asegurarte que realmente escojas un trabajo donde te sientas cómodo/a. ¿Cómo te sentirás a gusto si tienes la duda de lo que pueda estar diciendo la empresa sobre ti a tus espaldas, especialmente si decides irte?

3. No es posible demostrar tu progresión laboral

Una de las preguntas más necesarias en una entrevista es qué tipo de progresión conseguirás en tu carrera al trabajar allí.

Si en la entrevista te encuentras con que te dan largas sobre este tema, o no son capaces de darte ejemplos concretos sobre el tipo de evolución que puedas tener, deberías pensar si realmente conseguirás un beneficio a cambio.

4. Tus compañeros no son mencionados

Uno de los mejores aspectos de un trabajo que hay que tener muy en cuenta, es tener un gran equipo de trabajo en el que podamos confiar.

Si en la entrevista tu futuro equipo no es mencionado, al contrario, si sólo oyes buenos comentarios sobre quiénes están al mando debes plantearte si realmente hay un buen trabajo en equipo o si cada uno vela por su propio beneficio en la empresa. De hecho, es esencial que una vez comiences a trabajar te integres rápidamente, tema que ya tratamos en nuestro artículo 5 consejos para integrarte en tu nuevo equipo.

5. Tu entrevistador no es capaz de explicar por qué trabaja allí

Si algo nos gusta, debería ser sencillo poder expresarlo a los demás. Sin embargo, si ves que tu entrevistador no es capaz de explicar por qué le gusta trabajar allí, lo más probable es que a ti tampoco te vaya gustar.

6. Nadie en la empresa parece a gusto con su trabajo

Mientras estés esperando en la recepción, antes de entrar a la entrevista, presta atención al personal de la oficina y su actitud en general. ¿La recepcionista es amable? ¿Qué tipo de interacciones ves entre el personal? ¿Se relacionan contigo y tratan de hacerte sentir más cómodo?

Piensa que el trato que recibas ahora es una muestra de lo que pasará si trabajas allí a largo plazo. Incluso durante la entrevista es necesario que haya una buena química. Lee más en nuestro artículo Cómo crear buen ambiente con tu entrevistador.

7. Nadie responde a tus preguntas

La evasión nunca es una buena señal. Si en la entrevista intentan que finalice rápido el proceso sin que puedas saber todo lo que querías, o incluso peor, evaden todas tus preguntas a propósito, es normal que no te sientas a gusto allí.

8. La descripción de tu trabajo, salario y beneficios son ambiguos

Debes ser capaz de discutir aspectos tan importantes como tu salario y la filosofía de empresa antes de aceptar la oferta. En la entrevista debes poder discutir todos los aspectos relevantes del trabajo, ya que al fin y al cabo la intención es que trabajes allí. Existen preguntas clave que hay que formular durante todas las entrevistas de trabajo.

Ten presente la descripción del trabajo cuando aplicaste, y compara si lo que te dicen en la entrevista coincide y si te dan una clara idea de cuáles serán tus responsabilidades.

Tómate tu tiempo en pensar con claridad qué quieres obtener de la empresa. Al prestar atención a esas alarmas y a cómo te has sentido durante la entrevista puede ayudarte a mantener una visión clara de lo que realmente quieres hacer. También te ayudará a estar seguro/a de lo que conseguirás para tu carrera profesional a largo plazo, tu entrenamiento, salario e incluso como persona si aceptas la posición.

Es muy importante que visualices el proceso de entrevista como algo dual, así tendrás también más confianza en ti mismo/a. Si has sido convocado/a quiere decir que tienes una serie de habilidades que han interesado, por lo que debes asegurarte de hacer las preguntas correctas y comprobar si realmente encajas con la filosofía de la empresa, el trabajo y si es lo mejor para ti.