Skip to content
Hays - Recruiting experts worldwide
  1. Yo soy
    Yo soy
  2. Si ya tienes una cuenta registrada bien en Hays.es o en Hays-Response.es por favor, entra en tu cuenta utilizando los datos que utilizas actualmente.

7 propósitos profesionales

para 2017

Cuando damos la bienvenida a un nuevo año, nos hartamos a proponernos todo tipo de retos, que casi nunca llegamos a cumplir. En el terreno profesional también es así, pero ¿cómo es posible crear una lista de propósitos que supongan un verdadero cambio y que consigamos mantenerlos más allá de enero?

7 propósitos profesionales para 2017 foto grande.jpg

En Hays hemos recopilado unos cuantos propósitos que, no sólo podrás cumplir con total seguridad, sino que, además, te ayudarán a mejorar cualquier mal hábito de manera que 2017 se convierta en el mejor año de tu carrera:

1. Adquiere hábitos saludables

Introduce el ejercicio en tu día a día. No digas que correrás una gran maratón o que asistirás a crossfit cinco veces a la semana (¡a menos que realmente estés dispuesto!). Es mejor que te comprometas a andar 10.000 pasos cada día y a realizar sencillos ejercicios en casa. Sube y baja por las escaleras, camina para ver a compañeros de trabajo, usa un escritorio de pie, realiza pequeñas mejoras graduales para notar un auténtico cambio…

Nunca te saltes el desayuno, bebe más agua durante el día y lleva un snack saludable para evitar comer el temido paquete de galletas.

Deja de comer en tu mesa y de saltarte la comida. Sal una hora para ir a ver a un amigo, tomar un café con un compañero, ir a dar una vuelta o incluso visitar algún lugar cercano interesante. ¡Estimulará tu mente, haciéndote sentir como nuevo y listo para lo que se te ponga por delante!

2. Ayuda a tus compañeros en el trabajo

Tómate el 2017 como un año para motivar y ayudar a tus compañeros, felicitándoles cada vez que hacen algo bien. Recuerda que la gratitud es un poderoso regalo para compartir.

3. Tómate tiempo para reflexionar

Recuerda todos los días tres cosas positivas que te hayan ocurrido (¡ponte una alarma en el móvil si es necesario!). Piensa en aquellas veces que te hayan hecho un cumplido o que hayas obtenido resultados positivos. Tómate un momento cada día para pensar en todo esto y sentirte bien. ¿Por qué no tener un diario en el que anotar los éxitos que vayas teniendo para aquellos días en los que te sientas un poco más desmotivado o bajo de moral?

4. Sé más consciente

Piensa, por ejemplo, en cómo te diriges a otros. Revisa con cuidado todos los emails y documentos que escribes antes de enviárselos.

5. Sé neutral

No te involucres en cotilleos de oficina. Sé neutral y mantén una buena relación con todos tus compañeros.

6. Organízate y prioriza tus tareas

Comienza tu día revisando tu lista de cosas que hacer y tus objetivos del día. Ponte con las tareas más difíciles primero.

Céntrate en un único trabajo, de manera que te asegures de que lo haces bien. Establece tus propios calendarios personales para completar cada tarea y ve tachando las tareas que vayas completando.

Reserva una hora al día para ponerte al día con asuntos generales o administrativos; quizá a media tarde mejor que al final del día, que estarás más cansado.

Al final de cada día, redacta otra lista de cosas que hacer para el día siguiente.

Tómate la lista en serio: elimina tareas que no aporten valor y prioriza las que sí lo aportan. 

7. Ármate de valor para cambiar tu situación

Si no estás contento en tu actual puesto, sé honesto contigo mismo y planifica cómo puedes cambiarlo. No te quejes simplemente sin hacer nada al respecto y permitas que pase otro año.

Desde Hays esperamos que estos consejos te hayan servido de inspiración para crear tus propios propósitos de Año Nuevo. Una vez te hayas decidido, te aconsejo que los anotes, ya que te ayudará a “retenerlos” en la menta. Trata de dividir grandes objetivos en otros más pequeños, en los que puedas progresar con seguridad durante el año. Podrías incluso programar una revisión anual que te permita valorar y monitorizar tu progreso, permitiéndote ajustar con mayor precisión tus actividades y la dirección a tomar.