Skip to content
Hays - Recruiting experts worldwide
  1. Yo soy
    Yo soy
  2. Si ya tienes una cuenta registrada bien en Hays.es o en Hays-Response.es por favor, entra en tu cuenta utilizando los datos que utilizas actualmente.

5 consejos

para integrarte en tu nuevo equipo

El trabajo en equipo es uno de los puntos más importantes a dominar para desarrollar con éxito nuestros proyectos laborales. Al comenzar un nuevo trabajo debemos también integrarnos en un nuevo equipo, y convertirnos en un miembro imprescindible de este nos garantizará tanto una satisfacción laboral como personal, además de un gran ambiente de trabajo. Estos son los principales pasos a seguir para conseguir una integración plena:

00554_Digital_RGB.JPG

1) Debes ser sociable

Sociabiliza con tus compañeros de trabajo, demuestra interés e involúcrate en diferentes proyectos y eventos sociales. De esta manera tus compañeros de trabajo verán en tus habilidades sociales tu capacidad para trabajar en equipo, pero también conseguirás que recuerden quién eres. Esto es algo especialmente importante entre los altos cargos de tu nueva empresa, por lo que si has aceptado un cargo en una posición Senior puede servirte de algunos de nuestros consejos para comenzar tu puesto. 

2) Busca un modelo a seguir

En tu nuevo trabajo, además de tener grandes jefes por encima de ti probablemente trabajes con compañeros que ya llevan mucho tiempo en tu puesto o similar. Busca entre ellos alguien que pueda enseñarte, alguien que te guíe en tu nuevo camino laboral. No abuses de su ayuda, debe ser un intercambio de conocimientos en el que tú también puedas aportar diferentes experiencias y opiniones de otros trabajos pasados.

Al final, se trata de construir fuertes relaciones de trabajo, y tu modelo a seguir te ayudará a entender rápidamente las normas de juego de la empresa.

3) Conoce a tu equipo

Para integrarte en un equipo debes conocer a sus miembros. Al socializar con tus compañeros de trabajo busca intereses en común con ellos de las cuales puedas hablar. Cuando descubras que tienes cosas en común con tu equipo de trabajo lograrás una mayor cercanía, por lo que es importante que le dediques tiempo a esto.

Aprovecha los descansos o las horas para comer para poder hacer preguntas. No debes tampoco hacer demasiadas, busca el equilibrio entre escuchar a los demás y compartir tus opiniones desde la amabilidad.

4) Los cambios pueden ser muy buenos

Toda empresa tiene sus formas de trabajar, y quizás no sean las mismas a las que estás acostumbrado: un nuevo trabajo implica una nuevas características, formas, horarios y personal. Mira estas diferencias como oportunidades para aprender a desarrollarte en diversos ámbitos laborales. Adapta tu forma de trabajar acorde con tu nuevo equipo de trabajo, no obligues a los demás a adaptarse a ti o sino no lograrás integrarte. Para esto te ayudará tener una buena comunicación con tu equipo, por lo que si logras dominar este aspecto evitarás futuros problemas.

5) La colaboración hace al team player

Si tu forma de trabajar es diferente a la de tu nuevo equipo, o tu experiencia laboral difiere en ciertos aspectos con tu puesto actual aprovecha estos conocimientos y experiencias para contribuir con nuevos enfoques e ideas. Investiga dónde puedes colaborar, da ideas y opina siempre y cuando tu colaboración sea valiosa para el trabajo.

 

El comienzo de un nuevo trabajo siempre implica nervios e inquietudes. Si te involucras y te esfuerzas por conocer nuevo entorno lograrás un gran equipo de trabajo.