Este sitio web usa cookies. Si continúas, estás dando tu consentimiento. Sin embargo, siempre puedes cambiar las preferencias de cookies en cualquier momento.

3 PREGUNTAS A LAS QUE TU CV
DEBE CONTESTAR INMEDIATAMENTE

Una oferta de trabajo pueden atraer a cientos de interesados. Así que, ¿qué es lo que diferencia a tu CV de los demás? La respuesta es simple, es la capacidad que tenga de responder las preguntas que te mostramos a continuación.

bh.jpg

Artículo extraído de Viewpoint.

Tu CV son tus vivencias, se debe respirar tu aire personal. Tienes que pensar en tu CV como un documento que hable de tu vida. Debe responder a todas esas preguntas que puedan suscitar a lector.

Las tres preguntas que tu CV debe de responder:

1. ¿Por qué estás interesado en este trabajo, compañía o industria?

Por encima de todo, el lector quiere saber el porqué de tu interés en el trabajo. El lector buscará señales que denoten este interés, y si no las encuentra, dará por hecho que has aplicado al trabajo por aplicar.

Así que antes de adaptar tu CV a una posición concreta, piensa en lo que te ha hecho aplicar a ese puesto, y porque crees que encajas en él. Buscar información sobre la empresa o la compañía puede ayudarte a redactar este aspecto.

Una vez tienes claras las razones por las cuales quieres aplicar en el puesto, prepara bien tu extracto personal y tu carta de presentación. Demostrar que has hecho un esfuerzo en esta parte te dará puntos positivos.

2. ¿Qué valor añadido puedes aportar a la organización?

Las ofertas de trabajo se publican porque la empresa tiene la necesidad de solventar un problema. Así que cuando el responsable de recursos humanos lea tu CV, buscará todos aquellos aspectos de valor que puedas aportar a la empresa.

Una buena manera de hacer que el lector se fije en esto, es actualizar tus experiencias y explicar el valor que has aportado en cada una de las empresas en las que has estado. Pensar en la mayor meta que has alcanzado en cada puesto puede ayudarte a redactar este apartado.

Cuando realices esta actualización, céntrate en comunicar de manera cuantitativa todo lo que lograste en cada periodo. Usar verbos de acción te ayudará a centrarte en los resultados.

3. ¿Cuál es tu actual y futuro potencial?

El potencial se está volviendo en un indicador muy relevante en el mundo de la contratación.

El primer paso aquí, es dar evidencias de tu actual potencial- en qué eres bueno y si eres capaz de hacer el trabajo al que estás aplicando. Tu futuro manager necesita tener claro que podrías ser capaz de encajar con el puesto y de realizar el trabajo de manera correcta. Obviamente, si adaptas tu currículum tal y como he dicho antes, focalizándote en el valor que puedes aportar a la empresa, este punto será mucho más sencillo de explicar. Aun así, hay otras cosas que puedes hacer:

-Intenta plasmar las palabras claves usadas en la oferta de trabajo en tu currículum.

-No abandones la sección de habilidades en tu CV. Añade habilidades técnicas y aptitudes interpersonales. Este punto le dará    al lector más información sobre tu potencial.

-Añade links a tus perfiles profesionales, o portfolios online. Esto ayudará a generar una imagen más detallada de tu perfil.

Los managers que lean tu CV no quieren saber solo de lo que eres capaz ahora. Quieren saber si tienes el potencial suficiente para hacer cosas en el futuro. Una buena manera de hacerle ver esto al lector, es demostrarle que tienes un plan de progresión profesional. Hay varias formas de hacerlo:

-Plantea tus planes y ambiciones futuras en tu extracto personal.

-Señala que has ido mejorando con cada experiencia profesional que muestres en tu CV.

-Muestra que te vas formando constantemente, y que tus habilidades van en aumento según tus experiencias profesionales.

-Si has tenido parones entre tus trabajos, no intentes esconderlos. Úsalos para demostrar que te has estado formando en otras áreas.

Tu CV debe de estar libre de errores

En este blog, espero haber remarcado la importancia de que tu CV debe de dar el máximo de respuestas al lector posibles. Aun así, esto no servirá de nada si tu CV está plagado de errores.

Debes de asegurarte de que en tu CV no hay errores, como lo harías con una presentación. Y recuerda las preguntas que los lectores tendrán en mente serán aproximadamente las mismas, así que saca tiempo para adaptar tu CV para cada trabajo al que apliques y asegúrate de que se hace notar.