Skip to content
Hays - Recruiting experts worldwide
  1. Yo soy
    Yo soy
  2. Si ya tienes una cuenta registrada bien en Hays.es o en Hays-Response.es por favor, entra en tu cuenta utilizando los datos que utilizas actualmente.

20 PREGUNTAS QUE DEBES HACERTE

ANTES DE BUSCAR TRABAJO

Si has estado en la misma compañía desde que has terminado los estudios y buscas un cambio en tu carrera, entendemos que te estés planteando un nuevo comienzo con otros retos por superar. Quizás ya hayas progresado todo lo que podías en tu trabajo, o simplemente quieres perseguir un nuevo camino laboral.

00053_RGB_Digital.jpg

Existen muchos motivos por los cuales sientas la motivación de cambiar de trabajo. Pero antes de que comiences a retocar tu CV, busques entrevistas y te embarques en el proceso de búsqueda del puesto perfecto es necesario que hagas una serie de reflexiones.

A continuación te damos las preguntas más importantes que deberías hacerte antes de querer comenzar nuevamente desde cero.

1. ¿Por qué quiero dejar mi trabajo actual?

Piénsalo detenidamente, ya que es muy probable que esta pregunta salga en algún proceso de entrevista, especialmente si no has estado mucho tiempo en tu último trabajo. ¿Por qué sientes la necesidad de irte? Piensa en qué estrategia seguir en el desarrollo de tu nueva carrera profesional. Quizás tu antiguo jefe no puede o no quiere ofrecerte ningún tipo de oportunidad para que seas promovido/a dentro de la empresa, o quizás tienes habilidades que no logras desarrollar en tu trabajo.

Todas estas son razones más que válidas para no sentirte cómodo/a en tu trabajo actual y querer cambiar de aire. De hecho, hace poco en otro artículo hablamos sobre cómo saber cuál es el empleo perfecto para ti, donde puedes encontrar más consejos para ayudarte a entender qué es lo que buscas.

2. ¿Qué es lo que más me gusta de mi trabajo actual?

Considera detenidamente los aspectos que más aprecias de tu trabajo y priorízalos en tu búsqueda laboral. Quizás hayas formado buenas relaciones laborales con tus colegas de trabajo, tengas un gran ambiente en la oficina, o disfrutes de la posibilidad de viajar. Entendemos que cambiar de trabajo puede producir mucho miedo, pero estos aspectos deberían estar presentes en tu siguiente trabajo o tu nuevo puesto no te gustará lo suficiente.

3. ¿Qué puedo ofrecer?

Antes de hacer un simple listado de adjetivos positivos sobre tus cualidades, como “trabajador/a” o “responsable” que, francamente, cualquiera podría poner, piensa en ejemplos concretos de tu experiencia laboral en los que hayas podido demostrar tus habilidades. ¿Hubo algún momento en el que hayas podido añadir valor a tu empresa? ¿Alguna vez has ejercido un papel importante en algún proyecto de carácter internacional, o cambiado la vida de algún cliente para mejor? ¿Qué te diferencia del resto de aspirantes al trabajo?

4. ¿Qué quiero para mi futuro laboral?

¿Quieres una promoción, un mejor balance entre tu vida laboral y personal o más variedad en tu trabajo? Debes pensar si lo que buscas puedes encontrarlo en tu actual empresa pero en otro puesto, o si es necesario marcharte. Pensar sobre lo que realmente buscas de cara a futuro te dará la claridad que necesitas para elegir el puesto más apropiado para ti.

5. ¿Qué habilidades quiero desarrollar y qué experiencias quiero ganar en los próximos años?

Enfócate en las habilidades que quieres mejorar o conseguir, e incluso las experiencias que te gustaría disfrutar a futuro. Por ejemplo, si buscas un trabajo que te permita viajar por el mundo, no pierdas el tiempo en trabajos que te mantengan en tu ciudad. Lo mismo ocurre si quieres quedarte en tu país y surge una oportunidad en el extranjero, un tema que ya abordamos en uno de nuestros pasados artículos.

6. ¿Quiero tener oportunidades de promocionar en el futuro?

Si es así, asegúrate de enfocar tu búsqueda en organizaciones y compañías que te ofrezcan la mejor oportunidad para incrementar tu potencial. Si no estás interesado/a en continuar ascendiendo en tu sector, entonces puedes permitirte un rango mucho más amplio de ofertas laborales.

7. ¿En qué puedo ser flexible?

Considera en qué parámetros puedes ser más flexible a la hora de conseguir tu nuevo trabajo, y sobre qué aspectos no quieres cambiar de opinión. A veces dar un paso atrás sobre algunas peticiones no tan necesarias puede ayudarte a dar un paso adelante en tu carrera.

8. ¿Cuánto estoy dispuesto/a a comprometerme?

Esta pregunta es muy importante, ya que el balance entre tu vida personal y laboral depende de cuánto estés dispuesto/a a comprometerte. No subestimes el impacto a largo plazo, los viajes largos diarios de ida y vuelta a la oficina pueden afectarte emocionalmente. Si tu actual trabajo te resulta frustrante en cuanto a distancias, busca uno que se encuentre más cerca de tu casa. Considera también el coste que conlleva viajar todos los días si estás considerando algo más lejano que tu actual trabajo.

9. ¿Qué tipo de beneficios considero más importantes?

Muchas empresas ofrecen paquetes de beneficios muy buenos, como pueden ser el usar un coche de empresa, gimnasio integrado, mutua privada o incluso algo tan simple como el poder vestir de forma casual los viernes en la oficina. Plantéate con cuidado cuánto representan para ti todos estos beneficios, y cuánto perderías si no los tuvieras.

10. ¿Qué salario busco?

Sé realista sobre tus expectativas salariales. Puede que tengas que sacrificar una porción de lo que esperabas ganar para conseguir el trabajo que deseas, pero también asegúrate de que puedes permitírtelo. Para ayudarte a decidir esto, puedes hacer una lista de tus gastos e ingresos para saber cuánto necesitas realmente para vivir cómodamente. De la misma manera, debes conocer cuánto vales realmente, no te sientas cohibido en pedir un salario más alto o en buscar puestos que se paguen mejor si tienes las habilidades y la experiencia requeridas.

11. ¿Me veo capaz de mudarme por un nuevo trabajo?

Si vives de alquiler y estás soltero/a, mudarte por el trabajo de tus sueños probablemente no suponga ninguna incomodidad. Sin embargo, al tener familia puede que no lo tengas tan fácil.

12. ¿Qué tipo de empresa busco?

¿Disfrutas trabajar para empresas pequeñas o para multinacionales? La mejor empresa para trabajar no es necesariamente la más grande ni la más famosa. ¿Prefieres un ritmo de trabajo más dinámico o te sentirías ahogado/a con un alto nivel de estrés en el ambiente? ¿Te aburriría un trabajo de ritmo más lento y calmado? ¿Buscas un trabajo de cara al público o mejor trabajar desde la oficina? Todas estas son preguntas esenciales que debes hacerte para entender qué tipo de empresa te interesa.

13. ¿Qué tipo de ambiente de trabajo me resulta más productivo?

Quizás no te sientas del todo cómodo/a trabajando con mucha gente o no te guste la idea de pasar todo el día trabajando en solitario. Tú eres quien mejor se conoce, así que es importante saber el estilo de trabajo que mejor te resulta a la hora de buscar ofertas de trabajo.

14. ¿Qué tamaño de empresa prefiero?

Trabajar para una gran multinacional puede abrirte las puertas a oportunidades fantásticas, pero también puede hacerlo el trabajar para una PYME o Startup. ¿Cuáles son tus prioridades?

15. ¿Cuánta autonomía busco?

¿Te sientes más feliz cuando te tienen confianza en tu trabajo o prefieres que te den indicaciones? Aplica solo en las ofertas que te permitan crecer dentro de tus intereses.

16. ¿Están mi CV y LinkedIn actualizados?

Asegúrate de actualizar tus datos en tu CVy en tu perfil público de LinkedIn con tus últimos trabajos, experiencias y habilidades ganadas. Un buen perfil de LinkedIn es una gran manera de hacer contactos y encontrar vacantes para nuevas posiciones, por lo que deberías evitar ciertos errores comunes que explicamos en uno de nuestros artículos.

17. ¿Dónde me gustaría estar dentro de cinco años? ¿Qué pasos debo seguir para cumplirlo?

La ambición es importante: te da el ímpetu en tu vida laboral. Piensa qué te gustaría conseguir y cómo puede dártelo un nuevo trabajo.

18. ¿Cómo prefiero trabajar? ¿Por mi cuenta o como parte de un equipo?

Sentirse cómodo con tu actual forma de trabajar es la mejor manera de maximizar tu potencial, ya sea en un equipo, en casa o por tu cuenta.

19. ¿Cómo llevaré el proceso de búsqueda?

Las alertas en portales de empleo y el uso de las redes sociales son vías muy útiles para conocer diferentes empresas y saber quiénes están contratando. Sigue a las empresas que más te gusten en Twitter, en Facebook y especialmente en LinkedIn, y de ser posible busca opiniones de empleados. En este artículo te explicamos varios tips para mejorar tu búsqueda de empleo.

20. ¿Quién puede ayudarme a buscar trabajo?

Por último, recuerda que los consultores y las agencias siempre han sido grandes vías para encontrar los mejores trabajos que mejor se adapten a tus habilidades y experiencias. Además, en la actualidad gracias a las tecnologías disponibles es posible conseguir mucha información sobre el mercado. Trabaja sobre qué tipo de puesto crees ideal para ti y búscalo online.